Agentes físicos, químicos, emocionales, e infecciosos:

1.    Físicos:
    Rayos X: los riesgos dependen de los niveles de radiación, entre los efectos perjudiciales que las radiografías pueden tener en el feto están los del tipo visual, retraso mental e incluso algunos tipos de leucemia.

    Radiación: la exposición a elevados niveles de radiación ionizantes puede dañar las células embrionarias, produciendo muerte celular, lesiones cromosómicas y retraso del desarrollo mental y crecimiento físico. La gravedad del daño está relacionada con el tiempo de exposición, la dosis absorbida y la etapa del desarrollo embrionario.

2.    Químicos:
    Tabaquismo: constituye una causa conocida de crecimiento intrauterino retrasado. En las madres que fuman en exceso son más frecuentes los partos prematuros y los hijos pesan menos de lo normal. Además hay indicios que apuntan a que el tabaquismo produce problemas en el aparato urinario, problemas conductuales y reducción del crecimiento físico.
    Alcohol: los niveles moderados y altos de ingesta de alcohol durante las fases iniciales del embarazo pueden producir alteraciones de crecimiento y morfogénesis del feto. Los lactantes hijos de madres alcohólicas crónicas muestran deficiencia de crecimiento pre y post natal, retraso mental, microcefalia, fisuras palpebrales cortas, nariz corta, labio superior delgado, anomalías de las articulaciones y cardiopatías congénitas.
    Anticoagulantes: casi todos cruzan la membrana placentaria y pueden producir hemorragias en el embrión o el feto. Los bebes pueden presentar problemas en el sistema nervioso central, retraso mental, atrofia óptica y microcefalia.
    Litio: es utilizado para pacientes maniaco depresivos, ha producido anomalías congénitas, principalmente cardiacas y de vasos grandes en niños y madres a las que se les administro dicho fármaco al inicio del embarazo.
    Cocaína: es una de las drogas de mayor utilización, produce abortos espontáneos, prematuridad, microcefalia, infarto cerebral y anomalías urogenitales.
    Metadona: empleada como tratamiento de la adicción a la heroína. Los bebes sometidos a este químico en su vida intrauterina presentan disfunción en el sistema nervioso central, menores pesos al nacer y circunferencias cefálicas menores.

3.    Emocionales:
    Estrés: las mujeres embarazadas que parecen altos niveles de estrés también pueden tener un riesgo mayor de parto prematuro, es decir, cuando los bebes nacen antes de las 37 semanas de gestación, los bebes demasiado pequeños y prematuros están expuestos a un riesgo mayor de tener problemas de salud inmediatamente después de nacer, incapacidades permanentes, como retraso mental y parálisis cerebral, e incluso la muerte.
    Depresión: 1 de cada 5 mujeres tienen síntomas de depresión durante el embarazo. Para algunas mujeres, estos síntomas son severos. En el embarazo, las mujeres que han sufrido depresión anteriormente corren un riesgo mayor de desarrollarla que otras mujeres. La depresión es una condición médica seria. Puede poner en riesgo a la mujer y su bebe. Pero existen una variedad de tratamientos. Entre los tratamientos se encuentra la consejería, la psicoterapia y los medicamentos. La depresión lleva riesgos graves para la mujer y su bebe en especial si no es tratada.

4.    Infecciosos:
    Rubeola: es un virus transmisible. En el primer trimestre de la vida el riesgo de infección embrionaria es de 20% (por transmisión de la madre). Este virus produce en el neonato: cataratas, anomalías cardiacas y sordera, algunas veces el bebe presenta deficiencia mental, microftalmia y defectos mentales.
    Citomegalovirus: es la infección viral mas común en el feto humano. Se cree que la mayoría de los embarazos termina en aborto espontaneo. La infección puede generar microftalmia, ceguera, microcefalia, calcificación cerebral, retraso mental, sordera, parálisis cerebral y algunas alteraciones auditivas y neurológicas.
    Herpes Simple (VHS): en etapas del embarazo triplica la tasa de abortos, la infección posterior a la semana 20 aumenta la tasa de prematurismo. Las anomalías congénitas causadas por esta infección incluye lesiones cutáneas, microcefalia, microftalmia y retraso mental. 
    VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana): este virus es responsable del SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). Algunas de las anomalías congénitas descritas son falta de crecimiento, microcefalia y características cráneocefalicas específicas. La mayoría de los casos de transmisión del virus de la madre al feto ocurren en el parto y por tanto el niño no presenta anomalías congénitas.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top