Virus papiloma humano: verrugas y condilomas
Las verrugas son una infección de la piel o de las membranas mucosas causada por el grupo de los virus papiloma humano (HPV), que infectan las células epidérmicas, produciendo cambios característicos en ellas, que permiten reconocerlas fácilmente, tanto en su expresión clínica, como en el estudio histopatológico. Afectan principalmente a niños y adolescentes. Las verrugas varían en localización y morfología, pudiendo distinguir las siguientes formas clínicas, que se relacionan con mayor frecuencia con algunos genotipos de HPV ( ).
verrugas vulgares (2-4-7)
verrugas planas (3-10)
verrugas plantares (1-2-4)
verrugas filiformes
condilomas acuminados (6-11-16-18)
Las verrugas vulgares son pápulas firmes, bien delimitadas, recubiertas de una superficie áspera e hiperqueratósica, de color amarillento, café o grisáceo cuyo tamaño varía de mm. a cm. y que puede formar masas más grandes por confluencia.
Se ubican con mayor frecuencia en dorso de manos y rodillas, pero pueden aparecer en cualquier lugar de la piel. Generalmente sintomáticas, pueden durar meses.
Las verrugas planas presentan una superficie más suave y están ligeramente solevantadas sobre la piel. Son de forma redondeada o poligonal y varían en tamaño de 1-5 mm. Por lo general se sitúan en cara y dorso de manos donde persisten por algunos meses, incluso pueden durar años.
Las verrugas filiformes ocurren principalmente en cara y cuello de hombres jóvenes, pueden ser únicas o múltiples, con el aspecto de una excrescencia firme, delgada, con una superficie hiperqueratósica.
Las verrugas plantares son lesiones firmes, redondeadas, bien delimitadas, de superficie áspera y color amarillento o cafesoso. Únicas o múltiples, se sitúan generalmente en los puntos de presión de la bóveda plantar, pudiendo producir dolor intenso que limita la deambulación del paciente.
Se denomina condilomas acuminados a las verrugas que se sitúan en las membranas mucosas de la región ano-genital, donde adquieren características distintas debido a su especial ubicación. Se presentan como excrecencias de color rosado, superficie suave e irregular, filiformes, a veces pedunculadas y pueden coalescer hasta dar origen a grandes masas principalmente en región anal y vulvar. En el hombre se sitúan de preferencia en frenillo, corona, glande, prepucio, meato urinario y ano; en la mujer labios menores, mayores, perineo, vagina, ano, uretra y cuello.
Tratamiento de las verrugas
•    Ácido. salicílico 16,7% + Ácido láctico 16,7%
•    Ácido salicílico 30%
•    Nitrógeno liquido
•    Electrocoagulación
•    Cáusticos: Ácido Tricloroacético
•    Inmunoterapia
•    Cantaridina
•    Bleomicina
•    Láser (CO2 o Nd. Yag)
No existe ningún tratamiento 100% eficaz, siempre se observan recurrencias en un 5-10% de los casos. Existe resolución espontánea entre un 25-65% de los casos.
Tratamiento condilomas acuminados:
•    Descartar enf. transmisión asociada. Solicitar VDRL y VIH.
•    Podofilino al 20-40%. No usar en embarazadas, ya que es citotóxico.
•    Ácido Tricloroacético (saturación 85%). Alternativa en embarazadas
•    5-fluoracilo tópico (crema al 5%)
•    Interferón alfa
•    Nitrógeno liquido
•    Electrocoagulación
•    Inmunoterapia
•    Láser (CO2 o Nd. Yag)
•    Imiquimod en crema al 5%. Medicamento de reciente aparición con curas de un 75-80%.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top