Los ruidos normales son los que denominaremos primero y segundo ruidos.
Primer ruido
Es de tono bajo, timbre suave y duración algo más prolongada que el segundo. Se reconoce porque precede inmediatamente al pulso radial o carotídeo y se ausculta con más precisión en las áreas 4 y 5.
Segundo ruido
Es de tono algo más agudo que el primero y de duración más breve. Se ausculta mejor en las áreas 1 y 2. Habitualmente pueden oírse separados sus dos componentes en la inspiración; entonces el primer componente, el aórtico, se oye en todas las áreas, mientras que el componente pulmonar solamente se oye en el área 2.

4. ALTERACIONES DE LOS RUIDOS NORMALES
Primer ruido
Sus alteraciones fundamentales se refieren a su intensidad, que puede estar aumentada o disminuida o ser cambiante. Este último caso aparece en casos de disociación A-V, en los que cambia en cada latido la relación entre la contracción auricular y la ventricular.
Los dos parámetros que afectan la intensidad del primer ruido son la distancia de la excursión de las valvas de las válvulas A-V (sobre todo la mitral) y el vigor de la contracción miocárdica (sobre todo del ventrículo izquierdo).
Por ello, aumenta la intensidad del primer ruido:
a.    Cuando las valvas se cierran desde una posición más abierta de lo normal:
     - PR corto
     - Estenosis mitral
b.    Cuando los ventrículos se contraen con mayor velocidad:
     - Fiebre
     - Anemia
     - Estados de hipercatecolaminergia
Por el contrario, la intensidad del primer ruido disminuye:
a.    Cuando las valvas inician su cierre desde una posición más cerrada:
     - Bloqueo A-V de primer grado
     - Regurgitación aórtica
b.    Cuando la contracción ventricular es más débil o más lenta:
     - Lesiones miocárdicas
     - Bloqueo de rama izquierda
Segundo ruido
Sus alteraciones fundamentales son el aumento o disminución de su intensidad y el desdoblamiento, es decir, la auscultación separada de sus dos componentes, aórtico (A2) y pulmonar (P2).
El aumento de intensidad (refuerzo) de alguno de los dos componentes del segundo tono aparece cuando existe un aumento de presión en el circuito correspondiente (hipertensión sistémica o hipertensión pulmonar). Por el contrario, el segundo tono disminuye de intensidad en la situación contraria y cuando las válvulas semilunares están tan afectadas anatómicamente que su cierre se realiza a menor velocidad o a menor distancia (estenosis aórtica o pulmonar).
El desdoblamiento del segundo ruido adopta las tres modalidades siguientes:
a. Desdoblamiento paradójico: Se debe al retraso del componente aórtico por prolongación del periodo eyectivo del ventrículo izquierdo, y aparece fundamentalmente en el bloqueo de rama izquierda y en la estenosis aórtica.
b. Desdoblamiento amplio: Habitualmente se debe a retraso del componente pulmonar por alargamiento del periodo eyectivo del ventrículo derecho, y aparece en el bloqueo de rama derecha, la estenosis pulmonar y la comunicación interventricular. También puede deberse a adelanto del componente aórtico cuando el periodo eyectivo del ventrículo izquierdo está acortado, como sucede en la regurgitación mitral.
c. Desdoblamiento fijo: Es característico de la comunicación interauricular, y se caracteriza por ausencia de variación respiratoria de la separación entre los componentes A2 y P2 del segundo ruido.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top