INFECCIONES POR LEVADURAS:
Es la colonización cutánea por hongos levaduriformes. Las más frecuentes son las diferentes formas de candidiasis cutáneas y las infecciones por Pityrosporum.
CANDIDIASIS: La Cándida albicans es la variedad más frecuente que afecta al ser humano. En su fase comensal se trata de una levadura oval, pero en su fase patógena se divide por gemación y produce pseudohifas. La cándida álbicans se puede encontrar en la flora comensal de la orofaringe, tracto digestivo del 80 % de los individuos sanos pero no se encuentra en la piel normal. Para poder progresar en la piel se requiere un daño en el estrato corneo, en especial en pliegues, debido a la fricción y la humedad3.
Existen diversos factores que favorecen la candidiasis (tabla)

Factores favorecedores de Candidiasis
•    Oclusión
•    Lesión del estrato córneo
•    Inmunosupresión, neutropenia
•    Endocrinopatías: DM, Cushing
•    Insuficiencia Renal
•    Neoplasia Maligna
•    Edades extremas
•    Menstruación y Embarazo
•    Antibióticos, ACO, esteroides
a)    CANDIDIASIS ORAL: Es la infección de la mucosa oral por cándida álbicans. Es más frecuente en recién nacidos y en pacientes graves o inmunosuprimidos. El paciente puede sentir dolor en la alimentación. Al examen se observan pústulas bien definidas de color blanco o crema en el paladar, lengua, mucosa oral o encías. Al remover las lesiones dejan una base erosiva que puede sangrar.
Diagnóstico diferencial: Se debe diferenciar del liquen plano oral y de las aftas orales recurrentes.
b)    QUEILITIS ANGULAR: Eritema y fisuración de las comisuras labiales. Es más frecuentes en personas que usan prótesis dentales mal ajustadas y el factor desencadenante es un flujo permanente de salida por las comisuras. Puede haber presencia de Staphylococcus aureus. Se debe examinar la mucosa bajo las placas dentales.
c)    VULVOVAGINIS POR CÁNDIDA: Es una infección frecuente en mujeres jóvenes sanas, siendo los factores desencadenantes más frecuentes el uso de antibióticos de amplio espectro, los anticonceptivos orales y el embarazo. Por otra parte, el uso de ropa muy ajustada favorece la infección por producir un ambiente de oclusión. Es además complicación frecuente de mujeres diabéticas, en especial obesas. Clínicamente se observa eritema y edema asociados a secreción cremosa espesa y abundante. Puede haber prurito y dolor.
d)    BALANITIS POR CÁNDIDA: Infección más frecuente en hombres diabéticos y en personas cuyas parejas tengan la infección. El glande aparece rojo y tumefacto, con pústulas amarillas. En ocasiones estos signos pueden ser menores.
e)    INTÉRTRIGO CANDIDIÁSICO: Es la infección de pliegues por cándida, en especial los submamarios, axilares, ingles, abdominales en obesos e interdigitales. En estas zonas se dan las condiciones ideales para la aparición de candidiasis, dado que son cálidos, húmedos y están sujetos a fricción. Clínicamente se observan pústulas con halo eritematoso que confluyen y rompen. El margen externo de la erupción suele estar macerado, por lo que la piel parece blanca, engrosada y húmeda. Es característico observar lesiones satélites cercanas a la lesión central.

INFECCIONES POR PITYROSPORUM: El Pityrosporum es una levadura unicelular que se ha descrito tradicionalmente consistente en 2 variedades: ovale y orbiculare, que sin embargo son en esencia el mismo microorganismo. Cuando se torna patógeno se multiplica por gemación, formando pseudohifas, denominándose Malassezia furfur. Es una levadura comensal, presente en el cuero cabelludo de casi todos los seres humanos sanos, que se torna patógena en condiciones de humedad y calor favorables.
El Pityrosporum es el agente causal de la Pitiriasis Versicolor y de la foliculitis por Pityrosporum y está involucrado en la patogenia de la dermatitis seborreica.
a)    PITIRIASIS VERSICOLOR: Es de inicio insidioso y asintomático, demorándose meses en ser percibida por el mismo paciente. Se presenta como máculas inicialmente de color café que luego se tornan hipopigmentadas que se hacen notorias en general cuando el paciente se broncea. El hongo al invadir el estrato corneo produce una descamación fina que se hace más evidente al rasparlo con una cucharilla (signo del uñetazo). Afecta principalmente el pecho, espalda y cuello y rara vez las extremidades, salvo en los casos en que se generaliza por prescripción equivocada de corticoides.
Diagnóstico diferencial: Se debe diferenciar del vitiligo, aunque es fácilmente distingible en que este último no presenta descamación en su superficie y son máculas acrómicas, desprovista de todo pigmento. También debe ser diferenciada de la pitiriasis albas, frecuentes en pacientes atópicos.
b)    FOLICULITIS POR PITYROSPORUM: Inflamación de los folículos pilosos por Pityrosporum, produciéndose un taponamiento folicular con material queratínico con inflamación circundante. Es más frecuente en hombres y se localiza preferentemente en pecho y dorso. Se asocia con frecuencia a dermatitis seborreica y puede ser pruriginosa.
Diagnóstico diferencial: Se debe distinguir del acné inflamatorio, aunque en este caso no se observarán comedones ni otras lesiones acneicas.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top