Las infecciones del sitio quirúrgico representan del 15 al 20% de las infecciones hospitalarias, correspondiendo en algunos nosocomios a las infecciones mas frecuentes. Habitualmente el 67% corresponde a infecciones de la herida quirúrgica, mientras que el otro 33% a la de órganos o cavidades. Desde hace tiempo sabemos que este tipo de infecciones incrementa notablemente el costo de internación y el promedio de estadía que se extiende a veces a los 10 días o más.
La mayoría de las Infecciones Quirúrgica (I. Q.) se originan durante la cirugía, siendo la propia flora del paciente, el reservorio de microorganismos endógenos responsables de las mismas.
La fuente exógena la constituye el medio ambiente del quirófano y el personal del hospital.
La fuente primaria de bacterias aerobias en el quirófano es el “equipo quirúrgico”, el personal dispersa gérmenes diversos como; estafilococos aureus a partir de la piel. Debemos tener en cuenta la multiresistencia de estos hallados últimamente.
El riesgo de infecciones aumenta considerablemente con la utilización de cuerpos extraños como, drenajes, mallas, prótesis etc.
Las infecciones de las heridas quirúrgicas generalmente ocurren durante las curaciones, cobrando importancia las recomendaciones a cerca del lavado de las manos ante de efectuar las mismas, tanto el médico como enfermeras.

Prevención de infecciones en el pre-operatorio
• Control clínico y tratamiento adecuado de las patologías de base del paciente.
• Control de las cifras de Glucemia. Se aconseja menos de 200 mgrs.%
• Como mínimo, dejar de fumar 30 días antes de la cirugía.
• En lo posible No utilizar Corticoides.
• De ser posible tratar previamente la desnutrición y la obesidad.
• Tratar todo tipo de infección a distancia.
• La noche anterior al acto quirúrgico, deberá recibir un baño con jabón antiséptico.
• Si los pelos del paciente interferirán con la incisión, se hará rasurado de la región. En estos casos se utilizará afeitadora eléctrica, no se usará hoja de afeitar ni cremas depilatorias. Se afeitará minutos antes de la operación. Nunca la noche anterior.
• Realizar siempre la correspondiente Profilaxis Antibiótica pre-quirúrgicas elegida, ½ hora antes de la operación la excepción; es la operación cesárea, que se realizará cuando se secciona el cordón umbilical.
• No se debe prolongar la profilaxis mas allá del tiempo indicado por cada esquema.
• Los antibióticos se administrarán de preferencia por vía intravenosa.
• No utilizar en ésta, Vancomicina, si no está plenamente justificada.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top