Displasia mamaria
La enfermedad fibroquística es la más frecuente y está relacionada con la actividad hormonal. Se caracteriza por dolor, nodularidad y/o induración. Se da en la edad fértil (entre 35 y 50 años).
    La etiopatogenia  es desconocida, aunque se relaciona con la disminución de progesterona, los niveles de prolactina, el tabaco, el café…
    La mayoría de los casos son lesiones no proliferativas, por lo que no suponen riesgo de cáncer. Las lesiones que son proliferativas casi nunca tienen atipias celulares. Puede ser fibrosis, quiste o metaplasia apocrina.

o    Mastopatía fibroquística no proliferativa: no aumentan el riesgo de cáncer de mama.
o    Mastopatía fibroquística proliferativa sin atipia: aumenta el riesgo relativo de cáncer de mama entre 1.5 y 2 (siendo 1 el riesgo base).
o    Mastopatía fibroquística proliferativa con atipia: son poco frecuentes, multiplican el riesgo relativo por 4 ó 5. Se consideran situaciones precancerosas.

La clínica se caracteriza por dolor mamario (dependiente de la etapa del ciclo), induración, uno o varios nódulos y derrames mamarios (telorrea).
El diagnostico se basa en la historia clínica y exploración física, ecografía, mamografía, punción-aspiración con aguja fina (PAAF) y escisión-biopsia.
    El tratamiento es diferente según la clínica. Si solo es dolor mamario (mastodinia) se trata con analgésicos. Si es un quiste, con punción-aspiración y si hay un cuadro clínico-radiológico dudoso se trata con cirugía.



Tumores benignos de mama

    Clasificación de la OMS de 1981

1. Tumores de tejido conectivo:

o    Fibroadenoma: es el más frecuente de todos
Clínica: un nódulo
Diagnostico: palpación, ecografía, mamografía, PAAF.
Tratamiento: en un principio, como es tumor benigno, se aplica un tratamiento expectante, de control y seguimiento. Se da tratamiento quirúrgico cuando hay duda diagnóstica de que sea maligno, el paciente tenga cancerofobia o sea de gran tamaño.
Variantes clínicas: fibroadenoma gigante y fibroadenoma juvenil.

o    Tumor phyllodes: es de los más raros y se da por proliferación de elementos estromales. Tiene muy alta tendencia a la recurrencia local, por lo que si no se extirpa totalmente vuelve a salir. Nunca produce metástasis vía linfática y excepcionalmente por vía hemática.
El tratamiento es siempre quirúrgico. Si es benigno la exéresis es con 1 cm de margen. Si es caso de recurrencia, se considera que tiene un componente maligno, por lo que la exéresis es de 2 cm de margen.



2. Tumores epiteliales:

o    Papiloma intraductal: dentro de los conductos galactóforos y canalículos. Puede ser único o múltiple (papilomatosis múltiple).
Clínica: telorragia (secreción sanguinolenta a través del pezón).
Diagnostico: galactografía (introducción de contraste a través del pezón para ver los conductos galactóforos).
Tratamiento: quirúrgico

La papilomatosis múltiple también presenta telorragia y se diagnostica también mediante galactografía. Sin embargo, se considera precancerosa, por lo que en el tratamiento quirúrgico, la exéresis es de una zona más amplia.

o    Adenoma de la mama: deriva del epitelio glandular de la mama.
Tratamiento: quirúrgico (extirpación completa).
Hay 3 variedades: tubular, de lactancia y pleomórfico.

o    Adenoma del pezón: se caracteriza por telorragia, escozor, picor,…
Diagnostico diferencial con enfermedad de Pager
Tratamiento: quirúrgico (exéresis amplia).


3. Otros tumores:
    Tanto en el tejido conectivo de la mama como en la piel se pueden desarrollar tumores de diferentes estirpes.

o    Tumores cutáneos: nevus, hemangioma, adenoma de glándulas sudoríparas, fibromas cutáneos,…

o    Tumores de tejidos blandos: hamartoma, lipoma, fibroma, leiomioma, neurinoma,…

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top