Dermatitis fototóxica y fotoalergia:
Las reacciones fotosensibles son reacciones cutáneas adversas que son respuesta a la acción combinada de un agente químico (sustancia o medicamento) y un agente físico (luz). La acción aislada de alguno de los dos agentes no causa reacción alguna.
Las reacciones fototóxica ocurren en el 100% de la población si se adminis-tra suficiente cantidad de medicamento y de luz. Las reacciones fototóxicas ocurren en la primera exposición del medicamento o sustancia y luz, no requieren por tanto una exposición previa. Las reacciones fototóxicas representan una forma de dermatitis irri-tativa en que una sustancia aplicada tópicamente o administrada por vía sistémica, interacciona con la luz solar y esta exposición modifica las características de la sustancia lo que provoca que sea irritante -tóxica- produciéndose la fotodermatitis.
Clínicamente las lesiones cutáneas suelen estar limitadas a las zonas ex-puestas a la luz, como son las orejas, la "V" del escote o el área de la nuca. Las zonas cubiertas (por ropa, objetos o pelo) están libres de lesiones en las reacciones fototóxi-cas. Cuando el agente responsable es un irritante potente adquiere la imagen clínica de quemadura solar exagerada. Cuando los agentes fototóxicos son poco irritantes adquieren por lo general aspecto clínico de hiperpigmentación.
Los agentes responsables de las reacciones fototóxicas pueden ser exóge-nos de aplicación tópica (aceite de bergamota, 8-metoxipsoraleno, etc.) o de adminis-tración sistémica (psoralenos, tetraciclinas, amiodarona, clorpromazina, ácido nalidixi-co, etc.). Una forma de dermatitis fototóxica importante de reconocer es la "fitofotoder-matitis", esta es una reacción fototóxica generalmente debida a las fitocumarinas que se encuentran en las plantas (Ruda, Litre). La historia clínica característica de estos pacientes es que tras 24-48 horas de estar en contacto con las plantas, inician la apari-ción de lesiones eritematosas, edematosas y con formación de ampollas en las zonas expuestas. Una variante de fitofotodermatosis es la dermatitis de Berloque, esta en una reacción fototóxica que aparece en las áreas de exposición a ciertos perfumes, suele localizarse en las caras laterales del cuello y cursa con hiperpigmentación. Está causada por el aceite de Bergamota.
Las dermatitis de contacto fotoalérgica son una forma de dermatitis de con-tacto causada por la presencia de una sustancia fotosensibilizante que, por la acción de la luz solar, se metaboliza o adquiere un estado activado que hace que se comporte como un alergeno o hapteno y produzca una reacción alérgica en un individuo previa-mente sensibilizado. Las reacciones fotoalérgicas pueden ser debidas a la aplicación tópica de alergenos o tras la administración sistémica de los mismos. Clínicamente las lesiones suelen estar localizadas en áreas fotoexpuestas, pero se extienden más allá de estas zonas para afectar a zonas cubiertas. El diagnóstico de las reacciones fo-totóxicas y fotoalérgicas se basa la historia clínica y el examen físico y en la realización de las pruebas de fotopatch test.

Tratamiento de la dermatitis de contacto

El tratamiento de las dermatitis de contacto debe llevarse a cabo desde di-versos frentes, por una parte es necesario identificar los agentes irritantes y alérgicos involucrados y evitarlos. Además del agente causal primario con frecuencia deben evi-tarse otros agentes agravantes -productos que presentan reacción cruzada, productos irritantes como jabones y detergentes.
Las lesiones clínicas de la dermatitis de contacto deberán ser tratadas de forma diferente si son lesiones agudas o crónicas.
Las lesiones de eccema agudo se caracterizan por vesiculación y exudación serosa. No es conveniente aplicar una pomada o crema a una erupción exudativa porque no se conservaran sobre la piel. Lo primero que hay que hacer es secar el exudado, ya sea con soluciones en base a permanganato de potasio o sulfato de cobre o simplemente compresas de suero fisiológico. Si la lesión se encuentra sobre manos o pies, deben ser bañados en un recipiente de agua tibia con permanganato de potasio diluido 1:50.000 durante 10 minutos 2 veces al día y luego se puede aplicar una crema de esteroides. Es frecuente que estas lesiones se encuentren impetiginizadas por lo que es aconsejable administrar antibióticos por vía sistémica.
En las lesiones de eccema crónico la prioridad es eliminar el agente etiológico. Para el tratamiento del eccema crónico se utilizan pomadas o ungüentos de esteroides potentes durante períodos cortos de tiempo asociados a emolientes.

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top