Se va a partir por un caso:
Una mujer joven que llevaba tres semanas con una “faringitis”, había consultado a 3 médicos antes, tomó antibióticos, pensando en una faringitis, pero seguía con fiebre, 38° y con dolor, la mandaron al otorrino y es éste el que le encuentra un bocio. Asimétrico, al doble de lo normal y muy sensible,  taquicárdica y con una sedimentación muy alta, el hemograma era normal por lo que le dio antiinflamatorios y beta-bloqueadores. Se vio, y se encuentra un hipertiroidismo, con T4 muy alta, la captación de yodo  era muy baja, había mejorado un poco con los antiinflamatorios y ahí se le dio prednidsona 30 mg al dia y glucocorticoides, y con eso evoluciono muy bien, desapareció el bocio en pocos días y también se curó totalmente y un año  después tenía un control absolutamente normal.
Esta es la evolución típica de una tiroiditis viral, un paciente en general joven, que presentan dolor cervical anterior, haciendo pensar en faringitis o amigdalitis, que se irradia a la base de las orejas y si se palpa la tiroides que generalmente esta aumentada de volumen, uno logra reconocer que ahí es donde se le duele y la palpación es lo que reproduce el dolor. Da un cuadro inflamatorio y se expresa con elevación muy alta de la sedimentación.
Entonces para resumir, dolor tiroideo, bocio doloroso, tirotoxicosis o aumento de las hormonas tiroideas, sedimentación alta y captación de yodo baja. Ocurre que hay rotura de folículos tiroideos en esta enfermedad, y también hay liberación de hormonas en forma pasiva, y esta hormona  liberada frena la TSH y eso hace que la glándula baje su actividad, se está liberando esta hormona en forma pasiva ya que se están rompiendo los folículos pero no es que esté trabajando en la síntesis.
Aquí se muestra un cuadro resumen, de cuando pensar en un Basedow, cuando hay un bocio difuso con anomalías con mayor razón, si hay fiebre, captación de yodo alta, se trata con propiluracilo y con yodo radiactivo. Y el mecanismo es la inmunoglobulina estimulante de la tiroides.
El adenoma toxico es autónomo, hay un bocio nodular, no hay otra anomalía, no hay fiebre, la captación de yodo esta alta, no hay sedimentación alta, y se trata de la misma forma que el anterior.
En el hipertiroidismo viral hay un bocio sensible, puede haber fiebre, la captación de yodo baja, la sedimentación alta y hay que tratarla con antiinflamatorios o con corticoides.
Hay algunas condiciones especiales para el hipertiroidismo, en ancianos puede haber hipertiroidismo apático donde los síntomas son menos evidentes y el diagnostico puede ser más difícil, con síntomas neuropsiquiátricos o cardiacos, la embarazada que presenta niveles de T3 y T4 elevados por aumento de la globulina transportadora, pero si confirmamos un hipertiroidismo con TSH baja debemos usar dosis bajas de propiluracilo, y jamás yodo radiactivo y hay que tener mucha vigilancia von el recién nacido, que puede también ser víctima de estos anticuerpos y tener un bocio intrauterino. Siempre investigar un hipertiroidismo cuando hay una fibrilación auricular inexplicada, la amiodarona puede inducir cambios en la función tiroidea, en el caso  de la oftalmopatía es útil la prednisona, pero en muchos casos requiere de manejo por especialista.
La hepatitis fatal por propiluracilo no se ve más que en el 1% de los casos, pero se ve más que todo en los pacientes etílicos. Por lo que si un paciente está con propiluracilo, y esta con ictericia, coluria, nauseas, o vómitos, hay que suspenderlo de inmediato. 
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top