Regulación del Sueño y Funciones Superiores
Ritmo Circadiano
El ritmo circadiano refiere a los ritmos de sueño y vigilia que se producen en el cuerpo gracias a temporalizadores, estos pueden ser:
-    Reloj Endógeno o reloj central: es nuestro reloj interno, regulados por los ciclos luz-oscuridad, que son percibidos por en la retina en el nervio subquiasmal, indicando si hay luz, que es momento de empezar nuestras actividades generalmente provocando hambre o ganas de orinar.
-    Reloj Exógeno o periférico: son regulados por señales bioquímicas de células no nerviosas
La Glándula Pineal
Es una glándula de secreción interna que forma parte del techo del diencéfalo. Se origina embriológicamente de una evaginación entre el tálamo y el pretecho. Es una pequeña formación ovoidea, aplanada, que descansa sobre la lámina cuadrigémina, en el tercer ventrículo cerebral.
La Glándula Pineal ayuda a la regulación del ritmo circadiano mediante la liberación de hormona Melatonina, la cual se produce cuando los ciclos luz-oscuridad son percibidos por el nervio subquiasmal.

Sueño: es el estado de pérdida temporal de la consciencia, este estado es reversible
Coma: Estado de pérdida de la consciencia, este estado es irreversible.
Conciencia: es determinada por la sustancia reticular ascendente, donde está el centro de neuronas de la vigilia, específicamente en el locus careleus, cuando este libera noradrenalina, empezamos a sentir sueño.
Centro del sueño: nuestro centros del sueño esta en el tallo cerebral, un neurotransmisor muy importante en la regulación del sueño es la serotonina,  son neurotransmisores que se encuentran en varias regiones del sistema nervioso central y que tienen mucho que ver con el estado de ánimo. La serotonina es la responsable de estimular la producción de melatonina en la glándula pineal.
Junto con la noradrenalina, están relacionados con la angustia, ansiedad, miedo, agresividad, así como los problemas alimenticios.
Otra función importante de este neurotransmisor, es actuar como el reloj interno de nuestro cuerpo, lo que a su vez determina nuestros ciclos de sueño y vigilia. El reloj interno es el encargado de coordinar varias funciones biológicas como la temperatura corporal, la hormona del estrés, cortisol, y los ciclos del sueño. La correcta coordinación de estos 3 elementos hace que podamos dormir profundamente y despertar descansados.
El sueño es importante, ya que en él, mientras descansamos se produce la reordenación de la memoria.


Ondas Cerebrales
Las ondas del cerebro no tienen un patrón en general, por eso se lo mide en sectores, y así obtenemos 4 tipos de ondas:
1.    Ondas α: 7-14 ciclos/s, se da en niños de 7 a 14 años, la mejor edad para el aprendizaje intelectual.
2.    Ondas β: >14 ciclos/s, se da en adolescentes de 14 años en adelante, la mejor edad para el trabajo.
3.    Ondas σ: 4-7 ciclos/s, se da en niños de 4-7 años, edad del desarrollo intelectual.
4.    Ondas γ: < 4 ciclos/ s, se da en niños de 4 años, edad para el desarrollo de movimientos motores.
El sueño de ondas lentas se da con ondas tipo: Ondas σ y Ondas γ.
Mientras que el sueño de ondas rápidas o REM se da con ondas tipo: Ondas α y Ondas β.
Funciones Mentales o Funciones Superiores del Cerebro
El cerebro está encargado de 6 funciones esenciales:
1.    Inteligencia: función más alta del cerebro, es la capacidad de comprensión y simplificación que actúa en conjunto con el lenguaje, la atención, la memoria y la percepción. También se la define como la capacidad de adaptarse a nuevas situaciones usando en conocimiento adquirido.
2.    Pensamiento: es la abstracción de la realidad, nos permite evocar la realidad por la memoria. Es la forma de comportamiento para la solución de problemas que correlaciona e integra eventos críticos en tiempo y espacio. Puede ser constructivo y lógico.
3.    Atención: es la capacidad de fijar la conciencia en un determinado objeto, tiempo, realidad. Nos hace tomar consciencia de lo que sucede a nuestro alrededor .Relaciona con la memoria.
4.    Percepción: es la transformación de una imagen por visión, audición, tacto, olfato, de nuestras experiencias.
5.    Lenguaje: capacidad de un objeto se convierta en una imagen auditiva, visual y expresiva, esta es almacenada en la conciencia, solo se lo adquiere mediante el aprendizaje. La forma más frecuente para expresión del lenguaje verbal es el habla y es el resultado de la plantación y ejecución de movimientos orales requeridos para la articulación.
6.    Memoria: capacidad de guardar las experiencias en el cerebro y evocarlas cuando las necesitemos.


 Autor:Johann Sebastián Serrate Méndez
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top