DERMATOSIS POR OTROS ARTRÓPODOS
No corresponden a parásitos del hombre, pero pueden producir cuadros dermatológicos debido a inoculación de sustancias al picar o morder.
Arañas
Principalmente Loxosceles laeta (araña de los rincones). Responsable del loxocelismo.
Hábitat: Urbano, rincones, detrás de cuadros, detrás de ropa colgada.
Morfología: 3-4 cm. de longitud (cuerpo 1 cm.), color café parduzco, cubierta por pilosidad en abdomen y patas (8 patas no muy largas).
Formas clínicas: cutánea y necrótica (85%), cutáneo edematosa (5%) y cutáneo visceral (10%).
Clínica: Frecuentemente se presenta como dolor de inicio súbito localizado en cara o extremidades, durante la noche o en relación a cambio de ropa. En el sitio de la lesión, denominado “Placa livedoide” se aprecia edema y eritema violáceo, con formación de una escara negruzca que evoluciona con desprendimiento del material necrótico y formación de cicatriz.
Cuando hay compromiso visceral, este aparece dentro de las 48 hrs., con compromiso del estado general, fiebre, anemia, ictericia, oliguria, hemoglobinuria, hematuria, albuminuria, ausencia de adenopatías, dolores musculares y eventualmente compromiso del SNC: cefaleas, nauseas, vómitos, agitación, inconsciencia, coma. (mortalidad: 13% a los 2-3 días).
Diagnostico diferencial: Picadura de insecto, herpes simple, celulitis, erisipela neurótica y/o hemorrágica, quemadura eléctrica
Tratamiento:
Observar de cerca las primeras 48 hrs.
Hielo local
Antihistamínicos
Analgesia
Esteroides locales y generales en etapa precoz
Hospitalización en caso de compromiso sistémico
Tratamiento de las complicaciones (diálisis, injertos, antibióticos)
Otros: Suero antivenenosos, heparina
Hormigas
Mordedura dolorosa. Pápula eritematosa y sensible debido a la inoculación de ácido fórmico. Puede desencadenar prúrigo generalizado.
Abejas
Su picadura produce desde una reacción local variable con edema, eritema y dolor, hasta cuadros de urticaria o shock anafiláctico.
Escorpiones
Su picadura produce lesiones cutáneas similares a un loxocelismo mínimo, con formación de una escara pequeña.
Pulgas
Su picadura produce una roncha pruriginosa centrada por un punto petequial (urticaria papular). Evoluciona rápidamente hacia la desaparición. Puede producir un cuadro de prúrigo generalizado, especialmente en niños atópicos.
Mosquitos (zancudos)


Su picadura produce ronchas muy pruriginosas, a veces sensibles, en zonas expuestas. Pueden aparecer ampollas, frecuentemente excoriadas.
Si la picadura ocurre en la zona palpebral, habitualmente se produce un gran edema blando y blanco, pruriginoso, pero no doloroso por lo cual se debe hacer él diagnostico diferencial con una erisipela; además de producirse una rápida remisión con el uso de antihistamínicos.
Chinches
Son insectos hematófagos igual que los anteriores que miden 3-4 mm. y habitan en el interior de las camas de viviendas rurales y urbanas desaseadas. Su picadura produce pápulas eritematosas dispuestas en forma lineal, habitualmente de 3-7 lesiones, intensamente pruriginosas de 3-5 días de evolución y que generalmente deben tratarse con antihistamínicos.
Picadura de vinchucas
La picadura es asintomática, pero localmente a las 24 hrs. Se produce una pápula eritematosa como reacción de hipersensibilidad que puede permanecer de 3-7dias.
Si la vinchuca esta infectada con Trypanosoma Cruzi (agente de la Enf. de Chagas), al picar en los párpados o en zonas vecinas, puede aparecer después de 15 días un edema bipalpebral unilateral de color rojo violáceo, duro pero no doloroso y que no responde a los antihistamínicos habituales, asociado a una dacrioadenitis y adenopatía preauricular del mismo lado, que son signos de Enf. de Chagas aguda y este cuadro es denominado Síndrome de Romaña.
Myasis
Es la parasitación de tejidos vivos por larvas de moscas.
Las moscas pueden ser atraídas por los olores de heridas infectadas, donde colocan sus huevos que posteriormente se transforman en larvas voraces que se alimentan del tejido necrótico de la zona.
Habitualmente en Chile la myasis es provocada por larvas de la mosca “penilla sericaza”, pero ocasionalmente puede producirla larvas de mosca común.
La parasitación más frecuente ocurre en ulceras varicosas infectadas, en vagabundos o personas muy desaseadas, pero también se ve con frecuencia en conductos auditivos externos, en niños con otitis supurada.
El tratamiento consiste en anestesiar las larvas con éter y después sustraerlas una a una o hacer un lavado de la zona con permanganato de potasio y curaciones posteriores.
La myasis “forúnculos” es provocada por larvas de “dermatobia hominis”, estas se introducen en el sitio de la picadura de un mosquito y crecen en el tejido subcutáneo, dejando un orificio en la superficie, que da salida a un líquido sero-hemático. La lesión es de tipo tumoral no inflamatoria, de crecimiento progresivo.
El tratamiento es la extirpación quirúrgica de la larva.
Síndrome “Larva migrans cutánea”
Es la parasitación de la epidermis por larvas de “Ancylostoma caninum” o “Ancyostoma brasiliense”, las que se introducen al tener contacto la piel desnuda con suelo contaminado con deposición de perro o gato infectado.
Se produce en el sitio de la introducción de la larva una pápula eritematosa intensamente pruriginosa que posteriormente se transforma en una lesión lineal eritematosa que avanza de 0,5- 2 cm. por día, y si no se trata tiene una evolución natural de 4 meses, antes de que la larva sea destruida a nivel de la epidermis.
Tratamiento: Tiabendazol 5% en crema.
 Nitrógeno liquido.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top