Es la acumulación de líquido libre en el interior de la cavidad peritoneal (más de 100 ml). La cirrosis es la causa mas frecuente de ascitis y esta a su vez es la complicación más frecuente de la cirrosis.
Recuerdo del peritoneo.
Funciones del peritoneo:
-    Protección de las vísceras abdominales.
-    Mantenimiento de la posición de las vísceras.
-    Regulación de la presión intraabdominal.
-    Acción “lubricante sobre las vísceras.
-    Capacidad defensiva y de absorción.
-    Acción fibrinolítica.

ETIOPATOGENIA

1. Aumento de la presión (P) hidrostática en la circulación intraabadominal:
-    En la vena porta, ya que la Vascularización peritoneal drena a la vena porta. HTPo.
-    En la vena cava inferior, en la que drena el peritoneo parietal. Causas:
-    Insuficiencia cardiaca.
-    Pericarditis obstructiva.
-    Trombosis de la vena cava inferior.
-    Tumores.
-    En la circulación linfática, en situaciones en que aumenta la P en la vena cava superior o en el conducto torácico (producen derrame quiloso):
-    Traumatismo.
-    Linfomas abdominales.
-    Síndrome de Meigs: el fibroma de ovario por alteración de  la circulación linfática y otros mecanismos desconocidos, produce ascitis.

2. Descenso de la presión osmótica del plasma, que se debe a disminución de la concentración de proteínas en el plasma, principalmente la albúmina. Son causas que  en general, producen también edemas.
-    Síndrome Nefrótico, en el que se eliminan proteínas de manera excesiva por el riñón.
-    Insuficiencia hepatocelular, en la cual se produce un descenso de la síntesis de proteínas.
-    Malnutrición: fase terminal de múltiples enfermedades, ayunos…


3. Retención excesiva de agua y sal en el organismo: situaciones que estimulan el sistema renina-angiotensina-aldosterona.
Primariamente aumenta la P hidrostática y disminuye la P osmótica; secundariamente se produce liberación de aldosterona suprarrenal como mecanismo compensador del riñon que contribuye a la absorción de sodio y agua.

4. Aumento de la permeabilidad capilar intraabdominal.
4.1. Peritonitis agudas:
-    Perforaciones viscerales, de las que sale el contenido al peritoneo inflamándolo (por ejemplo el ácido clorhídrico del estomago) y provocando infección.
-    Pancreatitis agudas: se liberan enzimas al peritoneo
-    Inflamaciones locales abdominales.
-    Causas ginecológicas: embarazo ectópico, quiste ovárico.
-    Peritonitis hematógenas.
4.2. Peritonitis crónicas:
-    Tuberculosis.
-    Poliserositis.
4.3. Tumores peritoneales
Los tumores aumentan la permeabilidad capilar (sale exudado) y rompe vasos (sale sangre): hemoperitoneo.
-    Tumores primarios del peritoneo con el mesotelioma (también afecta a pleura y se debe sobre todo a inhalación de amianto)
-    Secundarios, es decir, metástasis o invasión de un tumor originado en otro órgano (colon, estómago, ovario). Carcinosis peritoneal.

FISIOPATOLOGÍA Y CLÍNICA DE LA ASCITIS,
Deriva de dos hechos:
A.    Síndrome ascítico:
-    Distensión abdominal:
-    vientre de batracio o sapo: en decúbito se acumula liquido en flancos y aumenta el diámetro transversal del abdomen.
-    Ombligo aplanado.
-    Estrías cutáneas.
-    Las venas superficiales se hacen visibles.
-    Matidez en U o en herradura; el liquido esta en las partes mas declives o flancos y al percutir se oye mate en todo el abdomen excepto en la región periumbilical.
-    Signo de la oleada.
-    Elevación del diafragma:
-    Atelectasia basal compresiva: hipoventilación de las bases.
-    Elevación cardiaca.
-    Compresión gastroentérica:
-    Dispepsia.
-    Meteorismo.
-    Sensación de plenitud.
-    Compresión de la vena cava inferior.
-    Circulación colateral.
-    Edemas en piernas.
-    Enlentecimiento de la circulación venosa: tromboflebitis.
-    Alteración del metabolismo del agua y la sal, al acumularse en el peritoneo.
-    Oliguria.
-    Albuminuria.

B.    Síndrome peritonítico, por irritación de las hojas peritoneales por múltiples sustancias, lo cual provoca:
-    Contractura de los músculos abdominales: vientre en tabla.
-    Dolor abdominal intenso, que produce íleo paralítico.
-    Fiebre.
-    Shock.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO
Es un diagnóstico clínico que se confirma con ecografía y TAC (el TAC no aporta ventajas respecto a la ecografía, excepto en el diagnóstico etiológico)
En general, deben drenarse si el volumen es muy importante y también para recoger una muestra de liquido peritoneal y analizarlo para facilitar el diagnostico etiológico (paracentesis diagnóstica).
Laparoscopia: permite la inspección directa del hígado y de la cavidad peritoneal y tomar biopsia.

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top