TUBERCULOSIS
La tuberculosis urogenital es la más frecuente de las localizaciones extrapulmonares.
Progresiva destrucción de uno o de los dos riñones.
Incidencia mayor en edad media y avanzada: hombre de 25 a 44 años.

Etiología: Bacilo de Koch (micobacteria)
•    Tuberculosis renal: nunca es primoinfección, siempre secundaria a lesión pulmonar. Dos fases cronológicas en su evolución:
o    Cortical: el bacilo se localiza en el glomérulo y TCP. Tendencia a la curación espontánea.
o    Medular: lesión de la nefrona en el asa de Henle.
•    Tuberculosis ureteral: signos inflamatorios, edema e infiltración con estenosis secundaria a la cicatrización. En muchos casos presenta reflujo ureterovesical.
•    Tuberculosis vesical: lesiones ulceradas con retracción de paredes: microvejiga.

Diagnóstico:
    Hay un intervalo de dos a veinte años entre la infección pulmonar y la genitourinaria.
Síndrome cístico: rebelde a tratamiento.
Hematuria aislada total: es frecuente que se presente como unilateral.
Dolor lumbar o crisis renoureterales

Laboratorio:
-    Piuria abacteriana, con orinas ácidas.
-    Baciluria (BAAR)
-    Tinción Ziehl-Nielsen.
-    Cultivo de orina, de esputo y de jugo gástrico: Lowenstein
-    Mantoux positivo en el 25 %

La exploración más importante es la UIV. La afectación de la pelvis renal y su estenosis retractil con localización intrahiliar es casi patognomónica.

La pielografía retrógrada está indicada en TBC renal en que la UIV no aporta información por afectación funcional parenquimatosa. La inyección de contraste debe hacerse a baja presión para evitar la diseminación del bacilo por vía hematógena.
Evolución:
Calcificación de las lesiones.
El compromiso de la función renal bilateral y de la fertilidad se produce en estadios avanzados.
Tratamiento farmacológico:
Es frecuente la drogoresistencia:
-    El bacilo TBC está atenuado en el material caseoso, pues tarda 7 – 8 meses en crecer.
-    La penetración de fármacos en dicho material puede esterilizarlo en 1 año.
El tratamiento médico debe mantenerse al menos durante 1 año, después de la nefrectomía, aunque el riñón contralateral permanezca indemne.
La vitamina B6 debe tomarla 15 días después de iniciar el tratamiento con los tres fármacos, dado que puede interferir en la absorción de hidracidas.
Dos primeros meses:    
-    isoniacida
-    Rifampicina
-    Estreptomicina (si toxicidad: etambutol)
-    Vitamina B6
Diez meses siguientes:
-    isoniacida
-    Rifampicina
-    Vitamina B6

Tratamiento endoscópico: se usa para lesiones estenóticas del uréter terminal si son aisladas y localizadas.

Tratamiento quirúrgico: una vez transcurridas tres semanas- tres meses de tratamiento, para evitar riesgo de diseminación hematógena. Puede ser:
-    Exéresis.
-    Reparador.

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top