Las convulsiones favorecidas por fiebre
son comunes en niños menores de 5 años

La mayoría de las CONVULSIONES FEBRILES:
 NO repiten.
 NO significan que el niño va ha ser epiléptico.
 NO dejan daño neurológico.
 NO significa que el niño tenga meningitis.
En la familia suele haber familiares quienes presentaron este problema cuando estaban pequeños: padres, tíos, hermanos, primos.

- Ocurre porque el cerebro es “más sensible a la fiebre”,
generalmente aparecen cuando está subiendo la temperatura,
NO siempre que el niño “este ardiendo”( con fiebre alta)
- EL NIÑO que “está por convulsionar: convulsiona aun dándole tratamiento para la fiebre”, generalmente el que va a convulsionar lo hace así hayan colocado el antipirético 10minutos antes, ni siquiera venoso. CASI NO SIRVE SI SE DA PROFILACTICO.
La fiebre “normal” (no la desencadenada por medicamentos), la mayoría de las veces significa que hay una infección, esta no necesariamente es meningitis.
La fiebre alta menor de 41°c no “carboniza el cerebro” como creen algunas personas.
La fiebre ayuda a destruir bacterias y le ayuda a los antibióticos a actuar.
- Después de la convulsión hay un periodo de estupor o somnolencia marcada (llamado “POST-ICTAL” en que responden poco a estímulos y la respiración es superficial”.

FIEBRE es: temperatura bucal o rectal >38,3ºc o axilar >37,8ºc
TIENEN QUE TOMARLE LA TEMPERATURA CON EL TERMOMETRO,
Es básico aprender a usarlo.
Es importante saber si tiene o no fiebre para descartar enfermedades graves, el tacto no siempre es suficiente para determinar la temperatura.

Si el niño tiene FIEBRE o en periodos de gripas ó si va a ser vacunado:
Dar el medicamento para la fiebre que ordenó el médico.
Tener actualizada la dosis que le corresponde a medida que aumenta de peso.
Si la temperatura no cede : bañarlo en agua tibia unos 5 minutos,
Secar friccionando suavemente, y dejarlo con ropa fresca.
El baño se puede repetir 2 o 3 veces más.
Consultar si: El niño presenta:
 Fiebre alta, dificultad para respirar, cianosis( azul ó morada)
 Dolor o inflamación en algún sitio: cuello, oídos, garganta, articulaciones,
. dificultad para orinar.....
 Otros síntomas adicionales:
Fontanela “mollerita” abombada, no es capaz de doblar el cuello.
Cefalea intensa (dolor de cabeza) que no cede con analgésicos,
Si no es capaz de mover el cuello. Si presenta varios episodios vómito.
Si deja de sentir o mover alguna parte del cuerpo,
Está muy somnoliento o su comportamiento está alterado,..
Convulsiones que duren más de 15 minutos.
Repitan en las primeras 24horas,
No despierta después de 35 minutos.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top