CIRROSIS: Enfermedad crónica y progresiva del parénquima hepático, puede ser inducida por virus, alcohol drogas, etc. Histopatológicamente: Alteración de la arquitectura lobulillar por cicatrices fibrosas comunicantes (nódulos de regeneración delimitados por tabiques de tejido fibroconectivo). Vemos fibrosis en banda Porto-centrales, es decir del espacio porta hasta la vena centrolobulillar o Porto-Portales, es decir, de un espacio porta a otro, o una combinación de ambas. Presencia de Nódulos parenquimatosos de tamaño variable, que representa la actividad regenerativa del parénquima hepático; y presencia de cicatrices (con tricrómico se ven verdes). Como consecuencia de la formación de estos nódulos de regeneración hay una reorganización de la vasculatura del órgano, con anastomosis arterio-venosas anormales. Etiología de la cirrosis: Hepatopatía alcohólica (60% - 70%). Hepatitis viral B y C (10%). Otras enfermedades biliares (5%- 10%). Otras causas medicamentosas e infecciosas no virales (10%). 

• Hepatopatía alcohólica: Histopatológicamente para hablar de hepatopatía alcohólica deben haber 3 elementos en conjunto: 1) Esteatosis acumulo de lípidos (cambio graso) 2) Hepatitis alcohólica (que es diferente a las hepatitis virales) hay inflamación del hígado con necrosis aguda de hepatocitos con presencia de cuerpos de Malory (que son cambios citoplasmáticos del hepatocito), presencia de infiltrado inflamatorio neutrófilo alrededor de los hepatocitos necróticos. 3) Cirrosis alcohólica fibrosis peri medular y peri celular. • Macroscópicamente: En estadios iniciales: son hígados grandes, grasos, cirrosis micro nodular, con un peso mayor de 2 kg. En estadios terminales: el hígado presenta mayor consistencia no es tan evidente la Esteatosis y los nódulos son de mayor tamaño. Cirrosis alcohólica en estadios iniciales: es Micro nodular, hay tabiques fibrosos delgados de las venas centro lobulillares a los espacios portales fibróticos, hay hepatocitos con abundante lípidos intracelulares (que le dan el color amarillo), desorganización y regeneración de hepatocitos, puede haber necrosis de hepatocitos, y los cuerpos de malory que son característicos de la hepatitis alcohólica. En los estadios más avanzados las características de Esteatosis y hepatitis alcohólica van disminuyendo, ya que esta sustituido gran parte del parénquima por tejido fibroso. Los nódulos aumentan de tamaño es una Cirrosis Macro nodular, los tabiques se ven más gruesos, también hay nódulos de regeneración y se puede ver infiltrado inflamatorio en los conductos biliares. 

NEOPLASIAS

Benignas: Por concepto un adenoma es una neoplasia benigna de estirpe epitelial (que se parecen a glándulas) de un órgano solido. Adenomas: son neoplasias benignas del parénquima hepático, se ha visto una gran asociación en mujeres jóvenes con antecedentes de consumo de anticonceptivos orales. Dado que es una lesión grande, nodular que crece relativamente rápido, su principal diagnostico diferencial es con el carcinoma hepatocelular.
• Macroscópicamente: Nódulos amarillentos, es subcapsular (debajo de la capsula hepática) por lo que se ve brillante, pueden llegar a mediar hasta 30 cm son muy grandes, pero no son capsulados. Pueden Simular un carcinoma hepatocelular (Hepatocarcinoma). 
• Microscópicamente: constituido por trabéculas de células muy parecidas a los hepatocitos con variación de su forma y tamaño, presencia de abundante glucógeno intracitoplasmático, y NO hay espacios porta. Vemos múltiples vasos arteriales y venosos prominentes. Malignas: 
• Hepatoblastoma neoplasia de células inmaduras poco frecuente se ve en niños (no la vamos a ver) 
• Hepatocarcinoma 
• Colangiocarcinoma Hepatocarcinoma: Su patrón de expresión es similar al de la hepatitis B, del 60-70% de los casos están asociados con cirrosis previa, es más frecuente en el sexo masculino, aunque últimamente se ha visto un incremento de la incidencia en el sexo femenino. 
• Macroscópicamente: Masa nodular única (dx diferencial con adenoma que también es único) grande; podría tener nódulos satélites de diferentes tamaños aunque generalmente son únicos. Es una lesión infiltrativa que podría llegar a comprometer todo el hígado. El Hepatocarcinoma convencional Trabecular que es el más frecuente es mal localizado. 
 • Microscópicamente: lesiones desde bien diferenciadas, moderadamente diferenciadas hasta mal o poco diferenciadas. Hay varios patrones histológicos: Trabecular (mas frecuente), Acinar, Neurogranular, Fibrolaminar. En todos los patrones hay escaso tejido conectivo entre las células tumorales, excepto en el fibrolaminar: donde el tejido conectivo es lo que predomina (de allí su nombre) éste compromete todo el parénquima y hay una fibrosis marcada que le da una consistencia solida, este patrón se ve más en niños (3 – 4 años) con un mal pronóstico. Colangiocarcinoma: neoplasia de las vías biliares intrahepaticas (no del hepatocito), está asociado al uso de medios de contraste para el estudio de las vías biliares. Son Adenocarcinoma esclerosante y son bien diferenciados. Están constituidos por glándulas y túbulos bien definidas, rodeadas por un tejido fibroconectivo muy importante, (la diferencia entre el Hepatocarcinoma fibrolaminar seria que en éste vemos hepatocitos neoplasicos) en el colangiocarcinoma vemos es estructuras glandulares neoplasias; son difusos en el parénquima, producen metástasis hematógena y linfática para cerebro, hueso, metástasis peri hiliares en hígado o peri pancreáticas o peri aortica (siendo esta metástasis la primera manifestación clínica). Los pacientes que sufren esta patología clínicamente presentan obstrucción de las vías biliares, ictericia. Metástasis: Las metástasis a hígado son mucho más frecuentes que las neoplasias primarias de este. Si yo les pregunto ¿Cuál es la neoplasia más frecuente del hígado? La respuesta es Metástasis, (sobre todo de mama, pulmón y colon) y si yo pregunto ¿Cuál es la neoplasia primaria más frecuente? Es la neoplasia hepatocelular o Hepatocarcinoma. 
• Macroscópicamente: son lesiones nodulares múltiples. 
• Microscópicamente: vemos de donde viene, si de mama, pulmón, etc, (vemos tejido glandular o escamoso, dependiendo). El paciente cursa como primera manifestación con hepatomegalia, ictericia, elevación de transaminasas, que fácilmente podemos confundir con una hepatitis viral.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top