El método científico es el componente activo que tipifica a la ciencia, ya que la unidad fundamental de las ciencias radica, no tanto en su contenido como en la adopción de un método común de abordaje e investigación.

El método científico es una guía procedimental, producto de la experiencia y la reflexión, que provee pautas lógicas generales para desarrollar y coordinar operaciones destinadas al planteamiento y solución de problemas relacionados con la ciencia del modo más eficaz posible.

Para algunos autores el método científico es: “El conjunto de procedimientos por los cuales, se plantean problemas científicos y se ponen a prueba las hipótesis científicas.”

Según f. Pardinas, “método de trabajo científico es la sucesión de pasos que debemos dar para descubrir nuevos conocimientos o en otras palabras, para comprobar o disprobar hipótesis que explican o predicen conductas de fenómenos desconocidos hasta el momento.”

Según A.P. Kuprian método científico es la cadena ordenada de pasos o acciones basadas en un aparato conceptual determinado y en reglas que permiten avanzar en el proceso del conocimiento, desde lo conocido hasta lo desconocido.

“El método científico es un conjunto de reglas que se funda en desarrollos lógicos, semióticos, ontológicos, gnoseológicos e históricos, que subyacen en el proceso de investigación y orientan sus enunciados proposicionales hacia la verdad, determinando al mismo tiempo el grado de probabilidad de verdad de sus argumentaciones.”


Las fases, más las operaciones intermedias que se exponen a continuación describen el proceso que siguen generalmente las actividades de investigación; pero también hay que tomar en cuenta las recomendaciones de los investigadores experimentados y los teóricos de la investigación en el sentido de que aquellas no deben considerarse normas rígidas o inalterables ni reglas infalibles a la hora de efectuar una investigación científica.

Planteamiento del problema.

La primera fase comienza con el descubrimiento o planteamiento deliberado de un problema relacionado con el campo de actividad del investigador, y cuya solución es de interés para él individualmente, para el equipo con el que trabaja o para una institución en particular. Cuando el problema es muy general, es necesario particularizarlo, delimitarlo, definirlo y finalmente formularlo. Este proceso que, en el mejor de los casos, es resultado de la observación y la confrontación con problemas derivados de la práctica cotidiana.

Para poder efectuar el planteamiento del problema se debe aclarar previamente lo que se entiende por objeto de estudio en una investigación y lo que se entiende por problema.

El vocablo objeto en una investigación se utiliza para designar tanto a un objeto real como formal. Abarcando no sólo las cosas sensibles, perceptibles, localizables, espacio temporales, sino también las relaciones entre las cosas, entre los procesos, entre los hechos psíquicos, en suma la realidad objetiva de la naturaleza, de la sociedad y del pensamiento.

Un problema surge de una determinada necesidad y constituye cualquier dificultad que se nos presenta y que no puede ser resuelta automáticamente a través de nuestros reflejos condicionados e instintivos, a través de los conocimientos previamente adquiridos o mediante el uso del sentido común.

Un problema se concreta delimitando el objeto de investigación y estableciendo sus fronteras, sin embargo, normalmente la delimitación en primera instancia se caracteriza porque es demasiado genérica y por ésta razón para plantear el problema es conveniente desglosarlo.

Se interpreta por delimitar, el encontrar las características principales, esenciales y necesarias del objeto de estudio. Por su parte proceso está referido al hecho de que todo lo que integra el universo se encuentra en constante movimiento y transformación, finalmente nivel sensorial hace referencia a las sensaciones. Percepciones y representaciones, mientras el nivel lógico involucra a conceptos, juicios y razonamientos.

Los problemas que se presentan en un trabajo de investigación pueden ser clasificados en:

 Los problemas conceptuales. Son aquellos para los cuales es necesario conocer y manejar conceptos, definiciones, clasificaciones y categorías que intervienen en la investigación.

 Los problemas empíricos. Son aquellos que tienen por propósito la formulación de preguntas relacionadas con la obtención de datos, su localización, su observación ya sea directa o indirecta y además la medición y en su caso la experimentación de los mismos.

Formulación del marco teórico.

Seleccionados los objetos, las teorías y los enfoques teóricos de la investigación, el investigador debe realizar una descripción del objeto, el cual debe ser objetivo y fidedigno conteniendo los rasgos más fundamentales y relevantes del objeto de estudio. Con todos estos medios teóricos, materiales y técnicos el investigador debe proceder a la descripción del objeto.

El marco teórico no es otra cosa que la abstracción de las propiedades más fundamentales del objeto de estudio y de sus interrelaciones. Basándose en esta composición, el investigador está en condiciones de efectuar la composición del marco teórico y además de plantear su hipótesis.

Formulación de la hipótesis.
La hipótesis es, en términos sencillos, una respuesta anticipada y provisional a la interrogante planteada explícita o implícitamente por el problema. Su elaboración puede requerir investigación bibliográfica relacionada con la teoría científica que ha de enmarcar la hipótesis y ha de guiar teóricamente el trabajo de investigación.

Antes de plantear una hipótesis se debe disponer o reunir suficientes conclusiones ya establecidas, resultados experimentales, comprobar un número de datos pertinentes tan grandes posible y por encima de todo para plantear una hipótesis es importante el empleo de la imaginación.

Simultáneamente se procede a identificar variables independientes, dependientes y otras que podrían intervenir voluntaria o involuntariamente en la comprobación de la hipótesis; a continuación es necesario seleccionar indicadores de esas variables. Ahora bien, es probable que el resultado final de ésta fase consista en la formulación de una hipótesis general y varias hipótesis particulares.

Para formular una hipótesis existen una variedad de formas, algunas de las cuales son las siguientes:

 Formulación por oposición

 Formulación por paralelismo

 Formulación por relación de causa y efecto

 Formulación por recapitulación

 Formulación tipo pregunta

Comprobación de la hipótesis.

Esta etapa representa uno de los pasos básicos y fundamentales de la ciencia y del método científico, pues la misma representa el proceso final de toda investigación científica.

Comprobar una hipótesis significa someterla a contrastación con la realidad, es decir, someter a prueba aquello que ha sido enunciado en la hipótesis.

La hipótesis puede o no verse apoyada de datos empíricos y de esta manera llegamos a la conclusión de confirmación o rechazo. Toda hipótesis para obtener el calificativo de científica debe ser comprobable, de otro modo no es científica. Los datos para la comprobación o contrastación de una hipótesis pueden ser obtenidos a través de una serie de procedimientos y técnicas relacionadas con la observación, la encuesta o bien la experimentación.

“Las hipótesis se someten a prueba en la realidad aplicando un diseño de investigación, recolectando datos a través de uno o varios instrumentos de medición y analizando e interpretando dichos datos.”

Las hipótesis constituyen instrumentos muy poderosos para el avance del conocimiento, puesto que aunque sean formuladas por el hombre, pueden ser sometidas a prueba y demostrarse como probablemente correctas o incorrectas sin que intefieran los valores y las creencias del individuo.

Recolección, elaboración e interpretación de datos.

Esta fase está destinada a poner en prueba las hipótesis e incluye las siguientes subfases:

 Recolección, recopilación o recogida de datos. Consiste en extraer de las fuentes apropiadas la información pertinente al tema o el problema de investigación. Esto se hace aplicando los métodos y técnicas elegidos: observación documental, observación de conductas, cuestionario, experimentación, etc., los datos se registran en fichas de trabajo, en un diario de campo, en la libreta de registro experimental, en formularios expresamente preparados, en cintas de vídeo o magnetofónicas, en disquetes, etc. Recolectar datos implica tres actividades estrechamente vinculadas entre sí:

 Seleccionar un instrumento de medición de los disponibles en el estudio del comportamiento o desarrollar uno. Este instrumento debe ser válido y confiable, de lo contrario no podemos basarnos en sus resultados.

 Aplicar ese instrumento de medición, es decir, obtener las observaciones y mediciones de las variables que son de interés para nuestro estudio.

 Preparar las mediciones obtenidas para que puedan analizarse correctamente.

 Elaboración de datos. Se refiere a efectuar tareas de clasificación, reducción, análisis y evaluación; lo cual suele requerir la aplicación de operaciones estadísticas como: codificación, tabulación, medidas de posición y dispersión, técnicas de análisis y test de hipótesis.

 Interpretación de datos. Esta consiste en inferir conclusiones, sobre los datos elaborados, basándose en operaciones intelectuales de razonamiento lógico e imaginación, ubicando tales datos en un contexto teórico. La interpretación depende de tres factores:

 El nivel de medición de las variables.

 La manera como de hayan formulado las hipótesis.

 El interés del investigador.


Presentación de resultados y conclusiones.

En ésta última etapa de la metodología científica, a la luz de los resultados obtenidos el investigador debe analizar los conceptos, las categorías y las definiciones que conforman su marco teórico y al igual que con el problema tendrá que aclarar si estos elementos fueron los más adecuados o si fueron insuficientes para captar la complejidad del objeto de investigación.

El investigador debe indagar las condiciones bajo las cuales se planteo la hipótesis, interrogarse acerca de los medios de comprobación de la hipótesis, si fueron los más convenientes o los más adecuados.

Y finalmente en ésta fase se lleva a cabo la elaboración y publicación del informe, donde se indica la comprobación o desaprobación de la hipótesis planteada, lo cual suele mencionarse en términos de probabilidad o porcentuales; si la investigación ha consistido en un trabajo científico de alto nivel, los resultados se generalizan, es decir, se aplican a la población estadística correspondiente y se expresan en forma de enunciados hipotéticos o leyes que acrecientan el cuerpo teórico de la ciencia.

Características del método científico.

La sucesión ordenada de las fases mencionadas caracterizan, en principio, al método científico; sin embargo, es necesario añadir las características de la ciencia a las ya mencionadas.

I. Es teórico en su inicio y conclusión, porque para observar la realidad y descubrir o plantear problemas, lo hace desde un marco teórico conocido. Al concluir la investigación, los datos interpretados se convierten, mediante un proceso de abstracción en enunciados teóricos que se incorporan al cuerpo creciente de conocimientos de la ciencia.

II. Es analítico sintético, porque estudia la realidad descomponiéndola material o mentalmente en sus elementos constitutivos. Luego de conocer sus partes y sus relaciones, recompone el objeto de estudio y obtiene una visión global enriquecida por la experiencia.

III. Obedece a un plan, a una revisión de acciones, por eso se dice que es reflexivo; pero no es rígido, da lugar a la flexibilidad dentro de ciertos límites. Así es posible responder con iniciativa, imaginación y creatividad ante acontecimientos imprevistos; es posible lograr una adaptación dinámica al cambio producido.

METODOLOGÍA.

La metodología es una teoría de la investigación científica, y etimológicamente significa tratado del método, de acuerdo con F. Pardinas “metodología es el estudio crítico del método”. En otras palabras es la teoría del método.

Comprende tres aspectos articulados:

 La teoría de las reglas del método científico. es la que se encarga de exponer las razones en las que se basa las prescripciones del método, esta deriva de la epistemología general en cuanto a las reglas generales.

 La teoría de las decisiones metodológicas. Es la que interviene en las decisiones para elegir una teoría de investigación, formula un problema, determina el objeto científico y precisa los propósitos de la investigación.

 La evaluación de las teorías científicas. Constituye un conjunto de argumentaciones que conducen a la selección entre teorías rivales y la elección de una de ellas como fundamento de una explicación científica.

Método.

Método es una guía procedimental, producto de la reflexión, que provee pautas lógicas generales para desarrollar y coordinar operaciones destinadas a la consecución de objetivos intelectuales o materiales del modo más eficaz posible.

Etimológicamente el vocablo método proviene del griego methodos, guía, modo. Meta significa por, hacia, a lo largo; y hodos significa camino o vía; de ahí que llegamos al significado etimológico como “camino hacia algo o por el camino”.

Diferentes autores han conceptualizado el método, así por ejemplo:

“Método es la manera, el camino que se sigue para lograr un fin. En la investigación el método implica la elaboración de un plan y la selección de técnicas más idóneas”.

“El método es un procedimiento riguroso formulado lógicamente para lograr la adquisición. Organización o sistematización y exposición de conocimientos, tanto en su aspecto teórico como en su fase experimental”.

René Descartes en su obra “El Discurso del Método”, presenta cuatro reglas principales que deben ser empleadas para llegar a construir un método científico digno de crédito:

1. No creer más que lo que es evidente, y utilizar para la construcción de la ciencia tan sólo lo que presenta en forma clara y distinta y sin ofrecer motivo de duda.

2. Dividir las dificultades a examinar en tantas partes como sea necesario.

3. Pensar ordenadamente, partiendo de lo sencillo y fácil a lo más compuesto.

4. Hacer enumeraciones tan completas como sea necesario para estar seguro de no omitir nada.

Sin embargo, éstas cuatro reglas se pueden resumir en dos: la duda metódica y el orden matemático del trabajo.

Por lo tanto, método es un procedimiento o conjunto de procedimientos que se sigue en las ciencias para hallar la verdad y para enseñarla. Es una vía, camino o un conjunto de procedimientos adecuados para seguir y alcanzar una meta o un fin. Habitualmente se dice que método es una guía que está al servicio del investigador.

Características del método.

 Consistir en una guía procedimental lógica y sistemática, estable pero flexible ante los cambios imprevistos. El término reflexivo implica, tener una idea clara de los objetivos que se pretenden conseguir.

 Señalar una vía, un modo general de obrar.

 Proponer una secuencia ordenada de pasos generales o de acciones coordinadas.

 Exigir control y evaluación permanente de las acciones y resultados, tanto parciales como totales, para cuidar de no alejarse de los objetivos propuestos, de mantenerse dentro de ciertos límites de tolerancia.

Clasificación de los métodos.

Los métodos se clasifican principalmente en:

 Métodos de investigación

 Métodos de organización

 Métodos de transmisión

Sin embargo para fines del presente trabajo sólo consideraremos los métodos de investigación, y éstos se clasifican por su forma de proceder, por sus facultades, por su punto de partida y por su camino de lo empírico a lo discursivo.

Por su forma de proceder los métodos pueden ser:

 Implícitos.

 Explícitos.

Por sus facultades pueden ser:

 Inductivos. Involucran aquellos procedimientos que van de lo simple a lo compuesto, es decir, de las partes al todo, se caracterizan porque tienen una síntesis. Y consiste en: recopilar varios datos y observar suficientes hechos referidos a un problema en particular, analizarlos para descubrir sus analogías y diferencias, compararlos y tomar nota de sus características comunes y formular la regla o la ley que explica el comportamiento de esa clase de datos o fenómenos; es decir, que se generalizan sus propiedades o características a toda la población estadística de los hechos observados. El número de observaciones debe consistir en la cantidad suficiente para dar confiabilidad a la generalización. Éste método asciende de lo particular a lo general, de los hechos individuales a las generalizaciones.

 Deductivos. Están basados en la descomposición del todo en sus partes, va de lo general a lo particular y se caracteriza porque contiene un análisis. Parte de generalizaciones ya establecidas, de reglas, leyes o principios para resolver problemas particulares o efectuar demostraciones con algunos ejemplos. El método deductivo sigue un curso descendente, de lo general a lo particular, o se mantiene en el plano de las generalizaciones.

Por su punto de partida los métodos pueden ser:

 Analíticos.

 Sintéticos.

De lo empírico a lo discursivo, los métodos pueden ser:

 Lógicos. Son aquellos que involucran tanto procedimientos inductivos como deductivos.

 Analógicos. Son aquellos que consisten en el estudio comparativo de semejanzas y diferencias, se apoya sobre todo en la experimentación.

 Cronológicos. Son los que rigen el desenvolvimiento de las etapas sucesivas del desarrollo, es decir, de las causas pero en su aspecto netamente histórico.

 De encuestas. Son los que están basados en muestrarios bien elaborados, con el objeto de permitirnos llagar a conclusiones y a sus fundamentaciones.

 Interpretativos. Son los procedimientos empleados por los historiadores y escritores, en el desarrollo de su actividad profesional. Sea cual fuese el trabajo de investigación que uno emprende, siempre están involucrados los métodos descritos.

TÉCNICAS.

Etimológicamente técnica proviene del griego technikos, propio del arte y techné, arte. De ahí que el vocablo técnica se relaciona más con la práctica, con un modo específico de obrar, que con formulaciones teóricas generales, las cuales son propias del método.

Técnica es el procedimiento particular, reflexivo y confiable aplicado al empleo de un instrumento, al uso de material, al manejo de una determinada situación o a la operativización de un método.

“Por técnica científica se debe entender los procedimientos concretos de actuación, operativos, que se pueden utilizar dentro de las ciencias, para llevar a efecto las distintas etapas del método científico”.

“El método es estrategia, la técnica es la táctica”.

Una técnica es una forma particular para realizar o aplicar un método, normalmente una técnica está referida a los procedimientos que son empleados para la acumulación y manipulación de datos.

Una técnica representa los medios auxiliares que cuenta un investigador para emprender con un fin específico. Cuando se determina un objeto de investigación y se plantea un problema es de suma importancia definir los tipos de técnicas conceptuales, descriptivas y métricas que han de emplearse, en que condiciones y dentro de qué límites.

Las técnicas de investigación son variadas y se pueden agrupar en tres clases: técnicas conceptuales, técnicas descriptivas y técnicas cuantitativas o métricas.

 Las técnicas conceptuales. Son procedimientos particularmente mentales y comprenden reglas lógicas que acompañan todo el ciclo de investigación, se emplean en la caracterización e identificación del objeto de investigación y de sus conexiones externas en el planteamiento y fundamentación del problema, hacen posible la abstracción, la generalización, el análisis, la síntesis, la sistematización y la operación de reglas lógicas.

 Las técnicas descriptivas. Son las empleadas para recoger, registrar y elaborar datos e información, sirven para construir instrumentos metodológicos aplicables a los propósitos del estudio que se está realizando.

 Las técnicas métricas. Son aquellas técnicas que se emplean para definir las clases y tipos de medición u observaciones.

Características de las técnicas.

Son características principales de las técnicas:

 No tomar lo accesorio por lo principal.

 No tomar los medios por el fin.

 No tomar lo secundario por lo esencial.

HIPÓTESIS.

Hipótesis es la respuesta anticipada, provisional, explicativa y fundamentada al problema planteado en un trabajo de investigación.

Es una respuesta anticipada porque se formula antes de efectuar el trabajo de comprobación; es provisional ya que la respuesta definitiva provendrá de los resultados de la prueba; es explicativa porque responde a la pregunta ¿por qué sucede esto?; sin embargo ello no impide que también se la pueda usar en investigaciones descriptivas; tiene fundamento teórico y empírico o, por lo menos, uno de ellos, de lo contrario se constituiría en una mera suposición irresponsable.

Una hipótesis constituye una suposición, una proposición o una conjetura de tipo especial que se aplica en la investigación para que sea confirmada o refutada.

La hipótesis constituye la posible respuesta lógica al problema planteado, está constituida por las premisas o juicios antecedentes y el juicio probable o inferencia que se deriva lógicamente de las premisas.

La hipótesis es el eje fundamental en el proceso de la investigación, en ella se condensa el contenido lógico y el conocimiento que aporta el marco teórico para la interpretación del problema objeto.

El punto más escabroso de una teoría de la hipótesis está en la necesidad de distinguir la hipótesis científica de la hipótesis filosófica y de la hipótesis literaria.

“La hipótesis científica es una estrecha conexión entre historia de los conocimientos adquiridos e idealización de una solución nueva vuelta posible por esa historia. Esta conexión de historia e ideas se completa después con un estrecho nexo entre experimentos e ideas; los experimentos (y las verificaciones en general) discriminan las ideas eligiendo aquellas válidas, mientras las ideas discriminan los experimentos seleccionando los posibles y útiles”.

El nexo hipótesis experimento a que hace referencia Cerroni, está modelado más por una relación sujeto y objeto, en el sentido en que la ciencia comienza donde el sujeto y el objeto están suficientemente separados para proporcionar el espectro completo de sus características.

La hipótesis científica, en sentido estricto, requiere, además, que esa respuesta posea un grado de generalidad aplicable a una amplia clase de fenómenos, no a casos particulares y aislados.

“La hipótesis es una suposición científicamente fundamentada acerca de una estructura de elementos, sus vínculos, nexos y del mecanismo de su funcionamiento y desarrollo”.

Toda hipótesis científica se inicia como una suposición, pero no toda suposición se desenvuelve como hipótesis. Suposición es un contenido del pensamiento, manifiesto o latente, que actúa como una base, un fondo o un entorno, de un sistema de significaciones.

Las hipótesis son propias de las investigaciones explicativas; pero que también pueden aplicarse en las investigaciones descriptivas.

Para la formulación de las hipótesis se deben tomar en cuenta diferentes recursos como ser:

 Extrapolación. Su uso consiste en extender una explicación de un dominio determinado a un dominio más amplio, es decir, que un dominio ya probado a un dominio más amplio en el que se quiere probar, sin introducir cambio alguno.

 Ampliación. El uso de la ampliación consiste en trasladar una explicación de un dominio ya probado a un dominio más amplio, pero esta vez introduciendo cambios.

 Sustitución. Constituye la suposición de que en un cierto proceso tiene una determinada propiedad para el objeto de estudio, siendo así que esta propiedad ya fue descubierta y probada para otro proceso diferente.

 Analogía. Consiste en la postulación de una propiedad para el objeto de estudio, en base al establecimiento de una correspondencia término a término entre dos objetos o sistemas de distinta naturaleza.

Una hipótesis para que pueda ser formulada científicamente debe satisfacer una serie de condiciones, entre las que están las siguientes:

 Toda hipótesis debe estar apoyada en conocimientos probados y comprobados.

 Toda hipótesis debe estar relacionada de manera clara, precisa y objetiva con el marco teórico del objeto de la investigación.

 Toda hipótesis debe estar lógicamente bien estructurada.

 Una hipótesis, en cuanto a su alcance, debe tener el mismo alcance que el del problema planteado.

 Toda hipótesis debe ser susceptible de conducir a la presión de los fenómenos reales, los cuales deben someterse necesariamente a prueba.

Toda hipótesis se compone de dos partes: la base o cimiento y el cuerpo o estructura.

El cimiento de una hipótesis, es aquella parte que se encuentra conformada por conocimientos ya probados en los cuales se apoya el marco teórico.

El cuerpo de una hipótesis, es aquella que constituye la explicación supuesta, la estructura de las relaciones se caracterizan porque se edifica sobre el cimiento de la hipótesis y del marco teórico.

Funciones de las hipótesis.

La principal función de la hipótesis es ampliar y generalizar los conocimientos, es así porque las hipótesis sirven como instrumentos de conocimiento del objeto, de sus relaciones y leyes esenciales. La comprobación de las hipótesis les confiere otra importante función, la obtención, de resultados comprobados en la práctica, sirve también como método para comprobar su correspondencia con la realidad.

Las hipótesis orientan el proceso de investigación hacia la búsqueda de la información necesaria para dar respuesta al problema y con ello su propia comprobación, por lo tanto la hipótesis tiene una función rectora del proceso de investigación y reguladora de los procedimientos investigativos.

Tipos de hipótesis.

Hay varias maneras de clasificar las hipótesis, sin embargo, la clasificación más acertada es la siguiente:

 Hipótesis de investigación o hipótesis de trabajo. A su vez las hipótesis de investigación pueden ser:

 Hipótesis descriptivas del valor de las variables que se van a observar en un contexto o en la manifestación de otra variable.

 Hipótesis correlacionadas. Especifican la relación entre dos o más variables.

 Hipótesis de la diferencia entre grupos, que se formula en investigaciones y cuyo fin es comparar grupos.

 Hipótesis que establecen relaciones de causalidad, afirma no sólo las relaciones entre dos o más variables y cómo se dan dichas relaciones, sino que además proponen un sentido de entendimiento de ellas.

 Hipótesis nulas. Son en cierto modo el reverso de las hipótesis de investigación, también constituyen proposiciones acerca de la relación entre variables; sólo que sirvan para refutar o negar lo que afirma la hipótesis de investigación.

 Hipótesis alternativas. Son posibilidades alternas ante las hipótesis de investigación y nula; ofrecen otra descripción o explicación distintas a las que proporcionan estos tipos de hipótesis.

 Hipótesis estadísticas. Son la transformación de las hipótesis de investigación, nulas, alternativas en símbolos estadísticos. Se pueden formular sólo cuando los datos del estudio que se van a recolectar y analizar para probar o rechazar las hipótesis son cuantitativos.

Características de una hipótesis.

 Toda hipótesis tiene que responder al objeto de estudio que está siendo investigado.

 Toda hipótesis no debe ser demasiado genérica.

 Toda hipótesis para que reciba la denominación de científica debe ser verificable.

 Tiene que expresarse en lo posible mediante una frase.

 Toda hipótesis necesariamente debe expresar una relación entre dos o más objetos.

BIBLIOGRAFÍA.

 SIERRA Bravo, Restituto, Ciencias Sociales Epistemología, lógica y Metodología, España, Paraninfo, 1984,

 SIERRA, BRAVO, Restituto: Tesis doctorales y trabajos de investigación científica, Madrid, Paraninfo S.A., 1986,

 BUNGE Mario, La Investigación Científica: su estrategia y su filosofía, Barcelona, Ariel S.A., 1989,

 ROSENTAL, IUDIN, Diccionario Filosófico, Ed. Universo,

 BIANCHI LISCHETTI Angel, Biología General, Ed. Ateneo, 1973, Argentina,

 BUNGE Mario, La Ciencia: su Método y su Filosofía, Ed. Siglo XX, Buenos Aires, 1994,

 HERNANDEZ SAMPIERI, Roberto. FERNÁNDEZ COLLADO, Carlos. BAPTISTA LUCIO, Pilar. Metodología de la Investigación. Mc Graw Hill. 1998. México

 TENORIO, Jorge. Técnicas de Investigación, México. Mc Graw Hill.

 DE LA TORRE NAVARRO, Metodología de la Investigación, México, Mc Graw Hill,

 CERRONI, Umberto. Política: Método, Teorías, Procesos, Sujetos, Instituciones y Categorías. Ed. Siglo Veintiún.

 RODRIGUEZ, Francisco. BARRIOS, Irina. FUENTES, María Teresa. Introducción a la Metodología de las Investigaciones Sociales. La Habana: Política. 1984.

 DESCARTES, René. El Discurso del Método. Editorial Vosgos S.A. Barcelona – España. 1975.

 PARDINAS, Felipe. Metodología y Técnicas de Investigación en Ciencias Sociales. México. Ed. Siglo Veintiún. 1982.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top