¿Qué es la máquina de circulación extracorpórea?
La máquina de circulación extracorpórea también se denomina máquina de derivación cardiopulmonar. Asume las funciones del corazón encargándose de la acción de bombeo y oxigenando la sangre. De esta manera, el corazón permanece inmóvil durante la operación, lo cual es necesario para abrir el corazón (cirugía de corazón abierto). Como la máquina de circulación extracorpórea asume las funciones del corazón, los cirujanos pueden operar un corazón que ni se mueve ni está lleno de sangre.
Cuando el paciente está conectado a una máquina de circulación extracorpórea, ésta realiza las mismas funciones que realizarían el corazón y los pulmones. La máquina transporta la sangre desde la cavidad superior derecha del corazón (la aurícula derecha) a un recipiente especial denominado «oxigenador». Dentro del oxigenador las burbujas de oxígeno se mezclan con la sangre y se introducen en los glóbulos rojos. Esto hace que la sangre cambie de color rojo oscuro (pobre en oxígeno) a rojo vivo (rica en oxígeno). A continuación, un filtro retira las burbujas de aire de la sangre rica en oxígeno y la sangre pasa por un tubo de plástico hasta llegar al principal conducto de sangre del organismo (la aorta). Desde la aorta, la sangre llega al resto del organismo.
La máquina de circulación extracorpórea puede suplir las funciones del corazón y los pulmones por varias horas. Unos técnicos capacitados denominados «perfusionistas» (especialistas en flujo sanguíneo) se aseguran de que la máquina funcione correctamente durante la intervención quirúrgica. Aun así, los cirujanos tratan de limitar el tiempo que los pacientes permanecen conectados a la máquina.
¿Qué son las técnicas de enfriamiento?
Las técnicas de enfriamiento permiten detener el corazón durante períodos prolongados sin dañar el tejido cardíaco. Las temperaturas bajas evitan que el tejido cardíaco se dañe porque reducen la necesidad de oxígeno del corazón.
El corazón puede enfriarse de dos maneras:
• La sangre se enfría al pasar por la máquina de circulación extracorpórea. A su vez, esta sangre enfriada reduce la temperatura corporal al introducirse en el organismo.
• Se baña el corazón en agua salada (solución salina) fría.
Cuando el corazón se ha enfriado se enlentece y se detiene. La inyección de una solución especial de potasio en el corazón puede acelerar este proceso y detener el corazón por completo. De esta manera, el tejido cardíaco generalmente no sufre daños durante unas 2 a 4 horas.


¿Quién está en el quirófano durante la intervención?
Durante una intervención cardíaca, un grupo altamente capacitado trabaja en equipo. La siguiente es una lista de las personas que están en el quirófano durante una intervención cardíaca.
• El cirujano cardiovascular, que dirige el equipo quirúrgico y realiza las partes clave de la intervención.
• Los cirujanos ayudantes, que siguen las instrucciones del cirujano cardiovascular.
• El anestesiólogo cardiovascular, que administra los medicamentos que duermen al paciente durante la intervención (anestesia). El anestesiólogo se asegura de que el paciente reciba la cantidad adecuada de medicamento durante la cirugía y se encarga de vigilar el respirador, que es el aparato que sustituye la respiración del paciente durante la intervención.
• El perfusionista, que opera la máquina de circulación extracorpórea.
• Las enfermeras cardiovasculares, que han recibido capacitación especial para ayudar durante una intervención cardíaca.


¿Qué tipos de intervenciones cardíacas y vasculares existen?
En la actualidad, se realizan muchas intervenciones diferentes del corazón y los vasos sanguíneos.
1. - Bypass coronario
Esta es la intervención cardíaca más común. También se la denomina bypass aortocoronario con injerto, derivación aortocoronaria, bypass aortocoronario, revascularización quirúrgica o intervención de bypass.
La operación consiste en coser una sección de una vena de la pierna o una arteria del pecho u otra parte del cuerpo a fin de sortear una sección de una arteria coronaria dañada. El procedimiento crea una nueva ruta por la que puede pasar la sangre, para que el músculo cardíaco pueda recibir la sangre rica en oxígeno que necesita para funcionar adecuadamente.
Durante una intervención de bypass, se divide el esternón, se detiene el corazón y la sangre se deriva a una máquina de circulación extracorpórea. A diferencia de otros tipos de intervenciones cardíacas, no se abren las cavidades del corazón durante una intervención de bypass.
Cuando hablamos de un bypass simple, doble, triple o cuádruple, nos referimos al número de arterias que se sortean. El número de derivaciones no indica necesariamente la gravedad de la enfermedad cardiovascular.
2.-Cirugía antiarrítmica
Toda irregularidad del ritmo natural del corazón se denomina «arritmia». Las arritmias típicamente se tratan primero con medicamentos. Otros tratamientos pueden incluir:
• La cardioversión eléctrica, que es cuando el cardiólogo o cirujano emplea unas paletas para administrar una descarga eléctrica al corazón a fin de normalizar el ritmo cardíaco.
• La ablación con catéter, que es cuando el cardiólogo emplea un instrumento especial para destruir las células que causan la arritmia. El procedimiento se realiza en el laboratorio de cateterización cardíaca.
• Dispositivos de estimulación y control del ritmo, tales como los marcapasos y los desfibriladores cardioversores implantables (DCI).Estos dispositivos pueden implantarse en el quirófano o el laboratorio de cateterización.
Cuando estos tratamientos no son eficaces, podría ser necesaria una intervención quirúrgica. Un tipo de intervención antiarrítmica es la cirugía de Cox (técnica de laberinto). En esta intervención, los cirujanos crean un «laberinto» de nuevas vías de conducción eléctrica para que los impulsos eléctricos puedan propagarse fácilmente por el corazón. La cirugía de Cox se utiliza típicamente para tratar un tipo de arritmia denominada «fibrilación auricular». La fibrilación auricular es el tipo más común de arritmia.

3.- Reparación de aneurismas aorta torácica y abdominal
Un aneurisma es una dilatación parecida a un globo que se produce en un vaso sanguíneo o en la pared del corazón. Se produce un aneurisma cuando se debilita una pared de un vaso sanguíneo o del corazón. La presión de la sangre empuja la pared hacia afuera y forma lo que podría describirse como una ampolla. Los aneurismas a menudo pueden repararse antes de que se rompan.
La intervención quirúrgica para repararlos entraña sustituir la sección debilitada del vaso sanguíneo o corazón con un parche o tubo sintético (un injerto).
Los aneurismas en la pared del corazón se producen típicamente en la cavidad inferior izquierda (ventrículo izquierdo). Estos aneurismas se denominan «aneurismas ventriculares izquierdos» y pueden formarse tras un ataque cardíaco. (Un ataque cardíaco puede debilitar la pared del ventrículo izquierdo.) Si un aneurisma ventricular izquierdo ocasiona un latido irregular o una insuficiencia cardíaca, posiblemente deba realizarse una intervención de corazón abierto para extirpar la parte dañada de la pared.
4.- Endarterectomía carotídea
La enfermedad de las arterias carótidas es una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos que conducen a la cabeza y el cerebro. Al igual que el corazón, las células del cerebro necesitan un constante suministro de sangre rica en oxígeno. Esta sangre llega al cerebro por medio de las dos grandes arterias carótidas ubicadas en la parte delantera del cuello y las dos arterias vertebrales más pequeñas ubicadas en la parte trasera del cuello. Las arterias vertebrales derecha e izquierda se unen en la base del cerebro y forman la denominada arteria basilar. Un accidente cerebrovascular (o ataque cerebral) se produce más comúnmente cuando la placa grasa obstruye las arterias carótidas y el cerebro no recibe suficiente oxígeno.
La endarterectomía carotídea es el tratamiento quirúrgico más común para la enfermedad de las arterias carótidas. Primero se realiza una incisión en el cuello en el lugar donde se encuentra la obstrucción. A continuación se introduce un tubo por encima y por debajo de la obstrucción para derivar el flujo sanguíneo, a fin de poder abrir la arteria carótida y limpiarla.
La endarterectomía carotídea también puede realizarse empleando una técnica con la cual no es necesario derivar el flujo sanguíneo. En este procedimiento se detiene el flujo de sangre sólo el tiempo suficiente para limpiar la arteria.


Trasplante cardíaco
Los primeros trasplantes cardíacos se realizaron hacia fines de la década de los sesenta. Pero no fue sino hasta que se comenzaron a utilizar los medicamentos antirrechazo (inmunosupresores) en la década de los ochenta que el procedimiento llegó a ser una operación aceptada. En la actualidad, los trasplantes cardíacos dan esperanzas a un grupo de pacientes que de lo contrario moriría de insuficiencia cardíaca.
La necesidad de un trasplante cardíaco puede deberse a uno de varios problemas cardiovasculares que dañan el músculo cardíaco. Los dos problemas cardiovasculares más comunes son la cardiomiopatía idiopática (enfermedad del músculo cardíaco de origen desconocido) y la enfermedad arterial coronaria (la acumulación de placa en las arterias del corazón).
A medida que la enfermedad cardiovascular se agrava, el corazón se debilita y va perdiendo la capacidad de bombear sangre rica en oxígeno al resto del organismo. Como el corazón debe esforzarse más para bombear sangre al organismo, trata de compensar aumentando de tamaño (hipertrofia). Con el tiempo, el corazón se esfuerza tanto para bombear la sangre que puede simplemente desgastarse por efecto de la enfermedad y no poder satisfacer siquiera las más pequeñas necesidades de sangre del organismo. A veces los medicamentos, los dispositivos de asistencia mecánica cardíaca y otros tratamientos pueden ayudar e incluso mejorar el estado de salud del paciente. Pero cuando estos tratamientos no son eficaces, el trasplante es la única opción.


Tipos de Cirugía Cardiaca.
1.- Ligadura del conducto arterial persistente (CAP):
• Antes del nacimiento, existe un vaso sanguíneo natural entre la aorta (la principal arteria del cuerpo) y la arteria pulmonar (la principal arteria de los pulmones) denominada el conducto arterial. Esta abertura por lo general se cierra poco después del nacimiento. El CAP se presenta cuando esta abertura no logra cerrarse.
• A menudo, el CAP se trata inicialmente con un medicamento llamado indometacina. Si el conducto arterial no se cierra solo o con este medicamento, se realiza la cirugía, haciendo una pequeña incisión en el lado izquierdo del tórax. El conducto arterial se liga (anuda) o se divide y se corta. Hay disponibilidad de una técnica invasiva, en la cual el cirujano inserta unos cuantos tubos pequeños dentro del tórax para cerrar el CAP.
2.- Reparación de la coartación de la aorta:
• La coartación de la aorta se presenta cuando un segmento de esta arteria tiene un punto muy estrecho, como el un reloj de arena. Para reparar este defecto, generalmente se realiza una incisión al lado izquierdo del tórax entre las costillas.
• Se pueden emplear unas cuantas técnicas diferentes para hacer esta reparación. Un método consiste en extirpar el segmento estrecho de la aorta y suturar los extremos resultantes. Por lo general, esto se puede hacer en niños mayores, debido al tamaño de la aorta.
• Otro método se denomina colgajo de la subclavia. En este procedimiento, se realiza una incisión en la parte estrecha de la aorta y se hace un parche extraído con una porción de la arteria subclavia izquierda (la arteria que va al brazo) para aumentar el diámetro de la aorta.
• En el tercero y más común de los métodos, el cirujano corta la región estrecha y emplea un parche Gor-tex para agrandar el área.
• En el cuarto método, el cirujano coloca un tubo entre las áreas localizadas antes y después del estrechamiento de la aorta, permitiendo que la sangre eluda el segmento estrecho.
3.- Reparación de la comunicación interauricular (ASD):
• El tabique auricular es la pared que divide las aurículas derecha e izquierda (cámaras superiores) del corazón. Antes del nacimiento, existe una abertura natural que, por lo general, se cierra espontáneamente. Cuando el defecto no se cierra, el niño queda con una comunicación interauricular.
• Las comunicaciones interauriculares se pueden cerrar en el laboratorio de cateterismo cardíaco mediante dos pequeños dispositivos parecidos a una sombrilla o "concha de almeja" que se colocan a ambos lados del tabique. Los dos dispositivos se unen cerrando el orificio en el corazón. Este procedimiento se lleva a cabo en centros selectos y sólo se puede realizar en ciertos tipos de comunicaciones interauriculares.
• La reparación quirúrgica de la comunicación interauricular goza de una amplia aceptación y consiste en el cierre del tabique mediante suturas o en su cobertura con un parche elaborado de membrana o de material sintético.
4.- Reparación de la comunicación interventricular (VSD):
• El tabique ventricular es la pared que separa los ventrículos izquierdo y derecho (cámaras inferiores del corazón). Un orificio en el tabique ventricular se denomina una comunicación interventricular.
• Dependiendo de la localización de la lesión, los defectos pequeños por lo general se cierran por sí solos, 90% hacia los 8 años de edad, y no requieren cirugía. Los defectos más grandes, los defectos pequeños en alguna parte del tabique ventricular o aquellos que producen insuficiencia cardíaca o endocarditis requieren reparación quirúrgica con un parche sintético.
• Algunas comunicaciones interventriculares se pueden cerrar empleando cateterismo cardíaco.
5.- Reparación de la tetralogía de Fallot:
• La tetralogía de Fallot es un defecto congénito cardíaco complejo con un grado de severidad que requiere corrección quirúrgica, generalmente entre los 6 meses y los 2 años de edad.
• Los tipos de reparación varían con relación a los defectos específicos. La comunicación interventricular se cierra de la manera como se mencionó anteriormente. La válvula pulmonar se abre y el músculo engrosado (estenosis) se extirpa. Se puede colocar un parche en el ventrículo derecho y la arteria pulmonar principal para mejorar la circulación a los pulmones.
6.- Reparación de la transposición de los grandes vasos:
• Normalmente, la aorta sale del lado izquierdo del corazón y la arteria pulmonar del lado derecho. La transposición de los grandes vasos se presenta cuando estas arterias salen del corazón de los lados opuestos a los que deberían.
• La transposición de los grandes vasos requiere corrección quirúrgica. Si es posible, esta cirugía se realiza poco tiempo después del nacimiento y la reparación más frecuente es un cambio arterial. La aorta y la arteria pulmonar se dividen: la arteria pulmonar se conecta al ventrículo derecho y la aorta y las arterias coronarias se conectan al ventrículo izquierdo, que es donde pertenecen.
7.- Reparación del tronco arterial:
• El tronco arterial es una afección poco común que se presenta cuando la aorta, las arterias coronarias y la arteria pulmonar salen de un tronco común. Este defecto es muy complejo y requiere una reparación quirúrgica compleja.
• La reparación se realiza en los primeros meses o semanas de vida. Las arterias pulmonares se separan del tronco aórtico y se repara cualquier defecto con un parche. Generalmente, existe una comunicación interventricular asociada, a la cual se le coloca un parche. Luego, se coloca un conducto entre el ventrículo derecho y las arterias pulmonares.
8.- Reparación de la atresia tricuspídea:
• La atresia tricuspídea es una afección en la cual falta la válvula tricúspide (la válvula entre las cámaras superior e inferior del lado derecho del corazón) y la sangre tiene que cruzar una comunicación interventricular, una comunicación interauricular o un conducto arterial persistente para llegar a los pulmones. Esta afección restringe severamente el flujo de sangre a los pulmones.
• Con la atresia tricuspídea, pueden existir otros defectos que pueden ayudar en la oxigenación de la sangre y en el flujo a los pulmones. Se puede administrar un medicamento llamado prostaglandina E para mantener el conducto arterial persistente como un canal alterno hacia los pulmones hasta cuando se pueda realizar la cirugía correctiva.
• Para corregir este defecto, se puede necesitar una serie de derivaciones y cirugías. El objetivo de esta cirugía es permitir que la sangre del cuerpo fluya a los pulmones y que la sangre de los pulmones sea bombeada al resto del cuerpo a través del ventrículo izquierdo.
9.- Corrección del drenaje venoso pulmonar anómalo total (TAPVR):
• Esta es una afección en la cual las venas pulmonares llevan sangre oxigenada desde los pulmones de nuevo al lado derecho del corazón en lugar del lado izquierdo que es donde deberían.
• Este trastorno requiere corrección quirúrgica, cuya programación depende de cuan enfermo que se encuentre el bebé. La cirugía se puede hacer en el período neonatal si el bebé presenta síntomas severos. Si no se realiza inmediatamente, ésta se hace en los primeros seis meses de vida.
• La reparación de esta afección es un procedimiento a corazón abierto. Las venas pulmonares se unen a la aurícula izquierda, que es donde pertenecen, y se cierra cualquier conexión anormal.
• Si se presenta un conducto arterial persistente, se liga y se divide.
10.- Reparación del corazón izquierdo hipoplásico:
• Este es un defecto cardíaco muy severo que resulta de subdesarrollo considerable de la parte izquierda del corazón y produce la muerte en la mayoría de los bebés afectados si no recibe tratamiento. Las operaciones para tratar este defecto se están llevando a cabo en centros especializados con tasas de éxito excelentes.
• Los informes de mejores resultados están relacionados con una serie de tres operaciones. La primera operación se hace en la primera semana de vida y es una cirugía compleja, en la cual se forma un solo vaso de la arteria pulmonar y de la aorta para crear un suministro sanguíneo hacia los pulmones y el cuerpo.
• Alrededor de los 4 a 6 meses de edad se realiza la segunda cirugía y un año después se requiere una tercera cirugía.
• Se puede realizar un trasplante de corazón para tratar esta afección, pero los corazones de donantes para bebés son poco comunes y el procedimiento se puede realizar sólo en un pequeño número de instituciones.


Síntomas
Los síntomas dependen de la afección específica.
Signos y exámenes
Los exámenes de diagnóstico dependen de la afección específica.
Tratamiento
El tratamiento depende de la afección específica. La mayoría de las cardiopatías congénitas requieren medicamentos y cirugía para reparar el defecto.
Expectativas (pronóstico)
La recuperación del paciente depende del defecto específico.
Complicaciones
Las complicaciones dependen de la afección específica.
Situaciones que requieren asistencia médica
La persona debe consultar con el médico si sospecha que su hijo tiene un problema cardíaco.
Prevención
Se debe evitar el consumo de alcohol y otras drogas durante el embarazo. A los médicos se les debe hacer saber que una mujer está embarazada antes de prescribirle algún medicamento. Se debe realizar un examen de sangre a comienzos del embarazo para ver si la mujer tiene inmunidad contra la rubéola. Si la madre no tiene inmunidad, tiene que evitar cualquier exposición posible a esta enfermedad y debe ser vacunada inmediatamente después del parto.
Los niveles de glucemia mal controlados en mujeres con diabetes durante el embarazo también están asociados con una alta tasa de defectos cardíacos congénitos durante este período.
Los expertos creen que algunos medicamentos que necesitan receta y de venta libre, al igual que el consumo de drogas psicoactivas durante el embarazo aumentan el riesgo de desarrollo de defectos cardíacos.
Asimismo, puede haber algunos factores hereditarios que jueguen un papel en el desarrollo de las cardiopatías congénitas y es raro, aunque no imposible, que más de un hijo en la familia tenga un defecto cardíaco congénito. Se debe hablar con el médico acerca de la realización de pruebas de detección.
Las madres gestantes deben recibir un buen cuidado prenatal. Muchos de estos defectos se pueden descubrir en ecografías de rutina llevadas a cabo por un obstetra. Entonces, se puede anticipar el parto y tener presente el personal médico adecuado (como un cardiólogo pediatra, un cirujano cardiotorácico y un neonatólogo), listo para intervenir en caso de que sea necesario. Dicha preparación puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para algunos bebés.


Que es el corazón
En realidad, el corazón es un músculo. Está situado en el centro del pecho, un poco hacia la izquierda y es casi del tamaño de tu puño. Hay muchos músculos en todo el cuerpo -en los brazos, las piernas, la espalda e incluso en el trasero.
Pero este músculo es especial por lo que hace -el corazón envía sangre a todo el cuerpo. La sangre le proporciona a tu cuerpo el oxígeno y los nutrientes que necesita. También transporta los desechos de los que debe deshacerse el organismo.
El corazón es una especie de bomba, o dos bombas en una. El lado derecho del corazón recibe sangre del organismo y la bombea a los pulmones. El lado izquierdo del corazón hace exactamente lo opuesto: recibe sangre de los pulmones y la bombea a todo el cuerpo.
Trastornos según la estructura cardiaca a la que afecta:
• Enfermedades valvulares: Afectan a las válvulas.
• Miocardiopatías: Afección del músculo que forma la pared del corazón (miocardio).
• Cardiopatía isquémica: Afecta a los vasos que irrigan el músculo cardiaco (arterias coronarias).


Síntomas habituales de las enfermedades del corazón:
• Disnea: Dificultad para respirar habitualmente desencadenada por el esfuerzo pero que en casos severos se da también en reposo.
• Angina de pecho: Dolor fuerte y opresivo en la parte anterior al pecho. Se produce por falta de riego del corazón (isquemia).
• Palpitación: sensación anormal del latido del corazón que se percibe en el pecho.


Comparte este artículo con tus amigos
 
Top