La laringe es la parte del aparato respiratorio que se continúa con la tráquea y que se abre a la faringe y a la boca. Contiene la glotis, que es el órgano de la fonación y la epiglotis, que actúa cerrando la glotis durante la deglución e impide el paso de sólidos y líquidos a las vías aéreas y a los pulmones.
La laringe es un órgano impar, simétrico y situado en la línea media de la parte anterior del cuello.
Cuando las cuerdas vocales se infectan o inflaman, se hinchan. Esto puede causar ronquera y ocasionalmente obstrucción de las vías aéreas.
La laringitis es la inflamación de la laringe, por lo general, el origen de esta enfermedad es viral, aunque puede ser ocasionada por la presencia de estreptococos o por alguna otra infección bacteriana, también por un resfriado común, bronquitis, gripe, neumonía o una irritación en la garganta provocada por elementos ambientales, fumar o por tomar bebidas alcohólicas.
La laringitis afecta a todas las personas por igual, pero tiene una incidencia mayor en los niños y durante los meses de noviembre a marzo. 


Empieza como un resfriado común e irritación en la garganta que afecta a la laringe y cuando las cuerdas vocales y los tejidos que las rodean se irritan por la infección, se edematizan, es decir se inflaman y pierden su capacidad para vibrar libremente y así producir los sonidos del habla.
Los cuadros de laringitis suelen durar entre 2 y 3 días y tener mayores manifestaciones durante la noche.
Existen dos tipos de laringitis:
1.- La Laringitis Subglótica o Laringotraqueitis:
Es la más frecuente, es producida habitualmente por agentes virales,   y afecta principalmente a niños pequeños de entre 6 meses a 3 años de edad.
Es una infección de la región subglótica de la laringe, que ocasiona una obstrucción de la vía aérea superior de intensidad variable.
Los gérmenes causales suelen ser virus parainfluenza tipos 1, 2 y 3, virus respiratorio sincitial (VRS), virus influenza A y B, adenovirus y sarampión.
La etiología bacteriana es poco frecuente, pero Mycoplasma pneumoniae es responsable de algunos casos. Las formas más graves de Laringotraqueitis se han relacionado con la infección por virus influenza.
La infección se transmite por contacto de persona a persona o por secreciones infectadas.
La infección viral comienza en la nasofaringe y se disemina hacia el epitelio respiratorio de la laringe y la tráquea, donde puede detenerse o continuar su descenso por el árbol respiratorio.

Síntomas:
*      Inflamación difusa
*      Eritema y edema en las paredes de la tráquea
*      Deteriora la movilidad de las cuerdas vocales.
Signos:
En el caso de los niños la región subglótica es la parte más estrecha de la vía aérea superior y la más afectada en la laringotraqueitis. Esta zona está rodeada por un cartílago firme que facilita que pequeños grados de inflamación causen una obstrucción importante.
La ventilación del niño también resulta afectada por la congestión nasal acompañante y por un aumento de la velocidad respiratoria durante el llanto.
El estrechamiento de la laringe origina la dificultad respiratoria y produce un ruido ronco inspiratorio que se llama estridor.
La inflamación y la paresia de las cuerdas vocales provocan la afonía.
El edema de la mucosa y submucosa de la porción subglótica de la vía aérea, asociado a un aumento en la cantidad y viscosidad de las secreciones, provoca una disminución de la luz traqueal.
Complicaciones:
Al inicio, una obstrucción puede compensarse con taquipnea, pero si aumenta, el trabajo respiratorio será mayor y puede llegar a agotar al paciente. En esta fase de insuficiencia respiratoria aparece hipoxemia.
Cuando la inflamación se extiende a los bronquios se denomina laringotraqueobronquitis aguda, y si afecta a los alvéolos, laringotraqueobronconeumonitis aguda. En estos casos es frecuente que exista una sobreinfección bacteriana.
Tratamiento:



2.-La laringitis Espasmódica o Estridulosa:
La inflamación de la laringe es de origen incierto, probablemente alérgico, aunque también se considera la posibilidad de que la causa sea viral o psicológica. Suele afectar a niños de entre 1 y 3 años sin que se preceda de síntomas de infección de la vía aérea.
El cuadro típico dura 2-7 días, aunque la tos y el catarro pueden persistir durante más tiempo.
En la laringitis espasmódica, la obstrucción se debe a la aparición súbita de edema no inflamatorio dentro de la submucosa de la tráquea subglótica. Por ello, se cree que no hay compromiso viral directo del epitelio de la tráquea en esta enfermedad.
Hasta el momento se cree que la laringitis espasmódica tiene una base genética e inmunológica y que sería más una reacción alérgica a antígenos virales que una infección directa.
Síntomas:
Comienza de forma abrupta por las tardes-noches con tos perruna, estridor inspiratorio, dificultad para respirar, ansiedad, palidez, sudoración y taquicardia.
Tratamiento:
La humedad ambiental (humidificadores, vapor de agua creado al abrir el grifo de la ducha), los corticoides inhalados y orales y la adrenalina inhalada disminuyen la inflamación de la vía aérea mejorando el paso de aire.
Para las molestias de la garganta, en casa realiza  gárgaras con agua tibia salada (mezcle 1 cucharadita de sal en 1 taza de agua) o beba agua caliente.

Prevención:
La agitación, el llanto en el caso de los niños, y la posición horizontal agravan los síntomas, por lo que el paciente prefiere estar sentado o de pie. Una característica de esta enfermedad es su evolución fluctuante: en el caso de los niños, puede mejorar o empeorar clínicamente en una hora.
Diagnósticos  de Enfermería:

*      Comunicación verbal deficiente relacionada con irritación de vías respiratorias superiores secundaria a infección o inflamación.
*       Patrón respiratorio ineficaz r/c inflamación de vías aéreas superiores.

Intervenciones de Enfermería:

*      Que el paciente descanse la voz. Hable lo menos posible. No grite ni susurre. Que el paciente deje de fumar y evite el humo de otros fumadores.  Beba de 8 a 12 vasos de agua al día.
*      Disminución de la infamación de vías respiratorias superiores mediante la administración de medicamentos según  indicación médica.  

Comparte este artículo con tus amigos
 
Top