Herpes zoster
Es una erupción vesicular de distribución metamérica unilateral, con frecuencia precedida por un eritema que puede ser doloroso. Suele durar unos 5 días aunque en ocasiones se prolonga hasta un mes. Las localizaciones más frecuentes son las intercostales y el área del trigémino. Cuando, en este último caso,
se afecta la rama oftálmica, puede presentarse un zoster ocular con lesiones en la mucosa bucal y parálisis facial homolateral. En el inmunocomprometido el curso del zoster, como el de la varicela, puede ser mucho
más grave, llegando a comprometer la vida del paciente.


Diagnóstico
En los casos típicos la clínica de la varicela y del herpes zoster es suficientemente característica como para no plantear dudas diagnósticas.
- Presuntivo:
- Náuseas
- Fiebre alta
- Vómitos
- Escalofrios

Diferencial:
En cualquier caso la confirmación etiológica sólo se consigue mediante la demostración de componentes virales o de sus anticuerpos.


Tratamiento
Curativo
En los niños previamente sanos la varicela no complicada evoluciona espontáneamente 264 Protocolos diagnósticos y terapéuticos en pediatría hacia la curación y sólo requiere, a lo sumo, un tratamiento sintomático (antipruriginosos, antitérmicos físicos, antisépticos tópicos en las lesiones sobreinfectadas y corte de uñas para evitar lesiones de rascado).
El aciclovir (ACV) oral hace disminuir el número y duración de las lesiones, pero su uso sistemático en varicelas no complicadas de niños sin especial riesgo es discutible y, en general, no recomendado porque puede favorecer la aparición de resistencias que inutilicen el fármaco para casos graves. En niños con déficits inmunitarios o que conviven con algún caso de varicela grave está indicado el tratamiento con ACV. Las indicaciones y dosificación del ACV se resumen en la tabla I.
Preventivo
Desde 1978 se utiliza para la inmunización pasiva la gammaglobulina hiperinmune con altos títulos de anticuerpos frente al VZV. Se han obtenido buenos resultados en la prevención de infecciones por este virus. Está indicada en los conviventes de infectados que presenten algún riesgo de curso grave. La eficacia
está en relación con la precocidad de su aplicación, siempre antes de los 3 ó 4 días desde la exposición al contagio. La dosis recomendada es de 125 U cada 10 kg de peso (máximo 625 U) equivalentes a 20-40 mg de IgG por kilogramo, por vía intramuscular. Por vía intravenosa se utiliza la correspondiente
gammaglobulina a dosis de 1 mg/kg en las indicaciones que se resumen en la tabla II.
Para la inmunización activa se dispone de una vacuna de virus vivos de la cepa Oka con la que se han obtenido buenos resultados inmunológicos y clínicos. En algunos países se ha incluido en el calendario vacunal para toda la población.
Tratamiento con ACV en las infecciones por VZV
Terapéutica recomendada
Tratamiento sintomático.
No ACV
ACV oral, 80 mg/kg
diarios en 4 dosis
ACV oral, 80 mg/kg
diarios en 5 dosis
ACV i.v., 30 mg/kg
diarios en 3 dosis
Duración
Diez días
De 5 a 7 días
De 7 a 10 días
Dosis máxima
3,2 g/día
4 g/día
Tipo de paciente
Infección no complicada en menores de 12 años Adolescentes y adultos. Segundo caso en conviventes Zoster en niño normal mayor de 12 años Inmunodeficientes, neumonía o encefalitis meras vacunas. En 1996 la Academia
Americana de Pediatría (AAP) publicó las recomendaciones para la vacunación antivaricelosa y que posteriormente fueron ampliadas en 1999 (tabla III).
El gran factor limitante de la vacuna antivaricelosa es su elevado precio. En consecuencia, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) publicó también, en 1999, unas recomendaciones,
más restrictivas, limitándolas a los niños inmunodeprimidos y sus contactos susceptibles.
TABLA II. Indicaciones de la inmunoglobulina anti-VZV
— Niños inmunocomprometidos
— Recién nacidos de madres infectadas de varicela entre 5 días antes y 2 días después del parto
— Niños con edad gestacional menor de 28 semanas o peso al nacimiento de menos de 1.000 g,
cuidados en guarderías con peligro de ser contagiados
— Prematuros de más de 28 semanas de edad gestacional cuyas madres no hayan pasado la varicela
o sean seronegativas
— Adolescescentes y adultos sanos o inmunocomprometidos
— Mujeres con posibilidad de estar embarazadas
TABLA III. Vacunación antivaricelosa. Recomendaciones de la AAP (1996 y 1999)
— Universal para todos los niños sanos entre 12 y 18 meses sin antecedentes de varicela,
conjuntamente con la triple vírica, en inyecciones separadas: una dosis
— Niños menores de 13 años sin antecedentes de varicela: una dosis
— Niños de 13 años o más sin antecedentes de varicela: dos dosis separadas 4-8 semanas
— Niños susceptibles a la entrada en guarderías o colegios
— Vacunación postexposición (3-5 días) en contactos susceptibles
— Vacunación de susceptibles en brotes comunitarios
— Niños con inmunodeficiencia humoral
— Niños VIH (+) en estadios N1, A1, con recuentos de CD4 > 25%
TABLA IV. Vacuncación antivaricelosa. Recomendaciones de la AEP (1999)
— Niños con leucemia linfoblástica aguda en los que concurra:
• Remisión hematológica de más de 12 meses
• Más de 1.200 linfocitos/mm 3
• No radioterapia
• No quimioterapia una semana antes y otra después de la vacuna
— Niños con tumores sólidos malignos (con las mismas precauciones anteriores)
— Niños con enfermedades crónicas no tratados con inmunosupresores ni corticoides
sistémicos a altas dosis (> 2 mg/kg al día)
— Niños en programa de trasplante de órgano sólido, previa al trasplante
— Personas seronegativas en contacto con inmunodeprimidos
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top