El dolor en la región lumbar puede ser acudo o de comienzo insidioso, difuso o localizado, estar limitado a un lado o ser bilateral. En alrededor de un tercio de los casos se irradia hacia la parte posterior del muslo y de la pierna. En algunos las molestias se asocian con sensaciones parestésicas en el pie y con otros si,-nos de compromiso neurológico (ciática). Es habitual que se produzca una contractura (espasmo) muscular para lumbar y que exista limitación de los movimientos de la columna, especialmente en flexión.

La mayoría de los episodios de dolor lumbar son de corta duración. En general el cuadro cede dentro de una semana aunque puede prolongarse. El dolor lumbar tiene una alta tasa de recurrencia. El 60% de los pacientes presenta un nuevo episodio dentro del mismo año y un 32% tiene otro episodio en el año siguiente. Existen al menos dos formas de recidiva:


1.- Ataques en forma periódica, separados por intervalos asintomáticos en los que se puede realizar esfuerzo físico.

2.- Sintomatología permanente, con dolor sordo (dolor cansado) permanente, que es exacerbado por la actividad física.

Se estima que alrededor del 70% de las personas presentará uno o más episodios de dolor lumbar en algún momento de su vida. En Copenhague se encontró que la prevalencia global de Adolor o cualquier molestia en la región lumbar@ era de 14%. En ese mismo estudio la prevalencia anual alcanzaba al 45% y la prevalencia global (lifetirne prevalence) al 62%.

El ausentismo por dolor lumbar va en aumento tanto en días perdidos como en porcentaje del total de licencias. El impacto económico y social de esta patología muestra cifras crecientes. Se sabe que el 5% de los casos pueden llegar a tener reposo superior a 3 meses. Estos casos representan el 85% de los costos por dolor lumbar. Las posibilidades de reintegrarse al trabajo después de seis meses de reposo son de alrededor del 50% y después del año de un 25%. Después de dos años la probabilidad de reintegro laboral es prácticamente nula.


Si la columna flectada es sometida a carga compresivo, las fibras del anillo se pueden desgarrar y/o romper, iniciando el desarrollo de una hernia. Con el tiempo los desgarros y/o rupturas y la hernia crecen y en algún momento se produce la extrusión completa del núcleo, comprimiendo las raíces nerviosas a la salida del canal vertebral, produciendo intenso dolor en el territorio de distribución de estos nervios. A esta condición se le conoce como Hernia del Núcleo Pulposo (HNP).

Con la edad el disco pierde su capacidad captadora de agua, el contenido liquido del núcleo disminuye y el disco se reduce de tamaño. Los cambio degenerativos parece ser inevitable con la edad, y puede comenzar ya a los 25 años. El proceso es mas rápido en hombres que en mujeres, y a los 65 años cerca del 90% de los hombres y el 80% de las mujeres tienen signos radiológicos de algún grado de espondilosis.

Estudios recientes usando Resonancia Nuclear Magnética han confirmado que ni la degeneración del disco ni la hernia del núcleo se relacionan necesariamente con los cuadros de dolor lumbar. En una muestra de mujeres asintomáticas se demostró que el porcentaje con cambios degenerativos de la columna se incrementaba con la edad, desde cerca del 30% en el grupo de 20 a 30 años, al 80% en el grupo de 60 a 70 años. Las hernias del núcleo pulposo eran relativamente frecuentes y ocurrían tanto en discos con evidencias de degeneración como en discos sin ellas.

En pacientes con dolor lumbar derivados a una clínica especializada, solo el 20% tenía algún diagnostico y de ellos la mitad correspondía a lesiones del disco intervertebral. En el 80% no existía un diagnostico que explicara el dolor. Estos casos de origen desconocido (idiopáticos) podrían corresponder a problemas miofasciales, o al efecto del circulo vicioso dolor - contractura muscular. La visión de los osteopatas y quiroprácticos es que la mayoría de los casos idiopáticos corresponde a subluxaciones de las articulaciones facetarias. Se ha planteado también que las alteraciones de la articulación sacroiliaca pueden ser causa de dolor lumbar. Desde el punto de vista ergonómico las medidas de prevención son las mismas, independientemente del origen de los casos (idiopáticos, miálgicos, discogénicos, u otros).



Factores Laborales De Riesgo


Existe el convencimiento general que las personas que tienen trabajos pesados tienen una mayor probabilidad de presentar dolor lumbar que las personas cuyo trabajo requiere de un menor esfuerzo físico. El 50% de las personas con trabajo pesado relacionaba al menos uno de sus episodios de dolor lumbar con un accidente o con el manejo manual de cargas, comparado con el 31 % en las personas con trabajo liviano. Sin embargo, las únicas características que parecen tener una relación lineal de dosis respuesta con el dolor lumbar son el esfuerzo máximo repentino y la concentración mental. Los dos grupos de mayor riesgo de dolor lumbar son aquellos con trabajos que demandan _eran esfuerzo físico y aquellos altamente sedentarios.


Preguntas relevantes en relación a los factores de riesgo:


1.- ) Será la posición sentada la que desencadena el dolor o es la asociación entre posición sentada y sedentarismo?

2.- )El trabajar de pie produce dolor lumbar, o se asocia a otros factores?


El dolor lumbar es frecuente en todos los trabajadores, pero al estratificar la población laboral por las demandas físicas de trabajo se observa que hay grupos en que la prevalencia es diez veces mayor que en otros. Al analizar los datos de un estudio en relación a tiempo sentado, de pie y manejo manual de carga se observó que cerca del 85% de los casos de dolor lumbar podían ser atribuidos a causas laborales


Se ha observado que el permanecer sentado por mas de la mitad de la jornada laboral se asocia a un aumento del riesgo de dolor lumbar, y que este riesgo es aun mayor en personas de mayores y en choferes, especialmente choferes de camiones. Ciertos estudios han observado que el riesgo de hernia del núcleo pulposo aumenta en forma proporcional al numero de horas semanales de conducción de vehículos motorizados, y que los modelos más antigüos de vehículos se asociaban a un mayor riesgo.




Otros factores de riesgo:


La vibración es un factor de riesgo de dolor lumbar no solo en choferes sino también en motosierristas y operadores de martillos neumáticos.

El riesgo de dolor lumbar aumenta al levantar objetos que pesen más de 1 1/2, en especial si las rodillas no se flectan, y si la frecuencia de los movimientos de carga, torsión o estirado es mayor a 10 veces por hora.


Factores ergonómicos de riesgo de dolor lumbar


Trabajo pesado (levantar y cargar peso, doblarse, flectarse y las posiciones forzadas).

Trabajo sedentario prolongado (por más de 5 años).

Trabajo prolongado en posición flectada.

Vibraciónes

Stress psicológico


Factores personales de riesgo

* Factores de Alto Riesgo
Historia previa de dolor lumbar
Mal estado físico
Poca fuerza de carga
Baja resistencia de los músculos lumbares
Maternidad






* Factores de Riesgo Moderado
Hipermobilidad de la columna
Espondilosis
Espondilolistesis
Escoliosis con desnivel pélvico
Debilidad muscular abdominal y lumbar

* Factores de Riesgo Débiles o muy Débiles
Talla
Sobrepeso

* Factores sin valor predictivo
Lordosis
Alteración en el numero de vértebras Espina bífida oculta.


Aspectos Psicológicos


Existen autores que creen que las personas con dolor lumbar, especialmente los de evolución crónica, tienen un perfil psicológico especial. Es probable que en su forma de presentación crónica, el dolor lumbar este dominado por componentes neurológicos y psicológicos. Algunos estudios han demostrado que en el 70% de los casos de evolución crónica no existen signos clínicos objetivos al examen medico, comparado con el 40% de los casos en los cuadros agudo

El grupo de personas con dolor lumbar crónico se ha caracterizado como un grupo con mayor incidencia de enfermedades mentales, con mayor incidencia de abuso de alcohol y con mayor insatisfacción laboral. En cerca del 30% de estos casos las condiciones de trabajo eran muy adversas. Existen autores que plantean que los cuadros de dolor lumbar tienen un fin Ganancial, consciente o subconsciente. La enfermedad se convierte en un medio de escapar de una situación laboral insoportable. Desde un punto de vista humanista habría que preguntarse porque en estas personas el trabajo y su ambiente laboral llega a ser tan perturbador que eligen el dolor y la limitación de su vida diaria como una mejor opción vital.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top