Enfermedad de chagas

Agente causal: Tripanosoma cruzy

Distribución geográfica: desde USA (Texas) hasta Argentina


1- Enfermedad aguda:

- secundaria a la invasión directa de las células por el parásito.

Manifestaciones clínicas (inespecíficas):

- Chagoma: signo de romaña ( reacción local en donde el vector inoculó el parasito)
- Miocarditis leve (inflamación leve de las fibras miocárdicas)
- Parasitemia (presencia del parasito en sangre, es mayor en la enfermedad aguda)
- Reacción febril y alteraciones cardiacas transitorias (por miocarditis leve)
- Periodo de latencia variable


2- enfermedad crónica:

manifestaciones clínicas:

- miocardiopatia dilatada y arritmias cardiacas ( conlleva a insuficiencia cardiaca)
- parasitemia escasa o nula

Morfología:

1- miocarditis chagasica aguda letal:

- afección difusa del corazón

- pseudoquistes en células miocárdicas (quistes sin pared)

- infiltrado inflamatorio intersticial agudo severo


2- Enfermedad de chagas crónica:

Macro:
a. corazón aumentado de tamaño y peso

b. trombos murales (50%)

c. corazon tipicamente dilatado con forma redondeada

Micro:
d. necrosis focal y fibrosis

e. aneurisma del ápex

f. infiltrado inflamatorio a predominio mononuclear intersticial y perivascular


Definición:

"La enfermedad de Chagas o tripanosomosis americana es una zoonosis causada por el parásito protozoario Trypanosoma cruzi. La enfermedad de Chagas aguda es, en general, una enfermedad febril leve debida a la infección reciente por el microorganismo. Tras la resolución espontánea de la forma aguda del proceso, la mayor parte de los infectados permanecen durante el resto de sus vidas en una fase indeterminada de la enfermedad de Chagas crónica, caracterizada por parasitemia subclínica, anticuerpos contra T. cruzi fácilmente detectables y ausencia de síntomas. Una minoría de personas con infección crónica desarrolla lesiones cardíacas y gastrointestinales que pueden provocar manifestaciones graves y mortales.”

Ciclo vital y transmisión:

“T. cruzi se transmite a sus mamíferos hospedadores a través de insectos hematófagos del genero Triatoma o chinches redúvidos. Los insectos se infectan al chupar la sangre de animales o seres humanos que contienen parásitos circulantes. Los microorganismos ingeridos se multiplican en el intestino de los redúvidos y las formas infecciosas se eliminan con las heces cuando vuelven a picar. La transmisión a un segundo vertebrado hospedador se produce cuando soluciones de continuidad de la piel, mucosas o conjuntivas se contaminan con heces de reducidos que contienen los parásitos infecciosos. Tripanosoma cruzy también puede transmitirse por la trasfusión de sangre proveniente de personas infectadas, de la madre al feto y en accidentes de laboratorio.”

Anatomía Patológica:

“Con frecuencia aparece una lesión inflamatoria indurada, llamada chagoma, en el lugar de entrada del parasito. Los cambios histológicos locales consisten en la presencia de parásitos intracelulares en los leucocitos y las células del tejido subcutáneo, edema intersticial, infiltración linfocitaria e hiperplasia reactiva de los ganglios linfaticos adyacentes. Con la diseminación del parasito a través de los linfocitos y de la corriente sanguínea, los músculos, incluido el miocardio, pueden resultar intensamente parasitados. Los seudoquistes caracteristicos presentes en los cortes de los tejidos infectados son acumulaciones intracelulares de parasito en fase de multiplicación.

Los pacientes con infecciones crónicas por T. cruzi que desarrollan sintomatología clínica son minoría, y en ellos el corazón es el órgano mas afectado. Las alteraciones mas frecuentes son adelgazamiento de las paredes ventriculares, crecimiento de ambos ventrículos, aneurismas de la punta y trombos murales. Suele encontrarse infiltración linfocitaria extensa, fibrosis intersticial difusa y atrofia de las celulas del miocardio, pero es difícil detectar parasitos en el tejido miocardico. La afección del sistema de conducción a menudo abarca las ramas derecha e izquierda anterior del haz de His. En la chagasis cronica que afecta las vias gastrointestinales (megaenfermedad), el esófago y el colon pueden presentar grados vriables de dilatación. En el estudio microscópico se identifican lesiones inflamatorias focales con infiltración linfocitaria y maracda disminución en el numero de neuronas del plexo mienterico. Los datos de experimentación indican que el fundamento del cuadro patologico en sujetos con infeccion cronica por T.cruzi es la persistencia de los parasitos y la inflamación cronica acompañante (mas que los mecanismos inmunitarios).”

Nota: Lo que está entre comillas lo saqué del Harrison, porque la grabación se escuchaba muy mal.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top