CÁNCER GÁSTRICO

El cáncer de estómago o cáncer gástrico es un tipo de crecimiento tisular maligno producido por la proliferación contigua de células anormales con capacidad de invasión y destrucción de otros tejidos y órganos, en particular el esófago y el intestino delgado, causando cerca de un millón de muertes en el mundo anualmente. En las formas metastásicas, las células tumorales pueden infiltrar los vasos linfáticos de los tejidos, diseminarse a los ganglios linfáticos y, sobrepasando esta barrera, penetrar en la circulación sanguínea, después de lo cual queda abierto virtualmente el camino a cualquier órgano del cuerpo.
La metástasis ocurre en el 85% de los individuos con cáncer gástrico, con un promedio de supervivencia de cinco años en un 75% de aquellos diagnosticados en estadios tempranos y menos de 30% en aquellos con estadios tardíos.

Existe una variada gama de tumores malignos que pueden afectar al estómago, el más frecuente es el adenocarcinoma gástrico (aproximadamente el 95 % de los tumores gástricos), pero también existen otras neoplasias como el linfoma gástrico, carcinóide, los sarcomas o los GIST (tumores estromales gastrointestinales).Hablamos de cáncer gástrico para referirnos a los adenocarcinomas gástricos.


EPIDEMIOLOGÍA

Chile es uno de los países con más alta incidencia mundial de cáncer gástrico, junto con Japón, Costa Rica y Singapur.
Nuestro país presenta una alta incidencia de cáncer gástrico en el mundo notoriamente elevada si se compara con los países latinoamericanos.
El cáncer gástrico es la primera causa de muerte por cáncer en Chile, siendo la primera causa de muerte por cáncer en hombres y la segunda en mujeres, teniendo una mortalidad cercana a las 2600 personas al año por este tipo de cáncer.
La tasa actual de mortalidad por cáncer gástrico:
• Aproximadamente los 20 por cada cien mil habitantes., siendo el riesgo mayor el sexo masculino. Este riesgo también se incrementa con la edad, destacando que es más tardío que el registrado para otras neoplasias.
En Chile, existen zonas geográficas de mayor prevalencia:
Es menor en los extremos y mayor en la zona central, alcanzando el máximo en las regiones séptima (provincia de Maule) y octava (provincia de Ñuble). Esta diferencia regional aún no está aclarada, conociéndose que no hay relación con factores climáticos, geológicos ni con los indicadores del nivel de vida de sus habitantes.
La mortalidad por este cáncer a descendido a partir de los años 80, alcanzando un equilibrio en los últimos 10 años. Esta declinación se asocia a cambios en hábitos dietéticos (mayor consumo de frutas y verduras, y por ende de vitaminas antioxidantes), menor consumo de alimentos que contienen preservantes y salados, y probablemente en mejores condiciones sanitarias que disminuirán la infección por Helicobacter pylori.
En las últimas décadas ha habido importantes variaciones en la forma de presentación del cáncer gástrico, apareciendo cada vez con mayor frecuencia en pacientes más jóvenes, incluso menores de 40 años



PATOLOGÍA

El 95% de las neoplasias malignas del estómago corresponden a adenocarcinomas. Linfomas, sarcomas, carcinoide y carcinomas escamosos dan cuenta del 5%. Lauren estableció en el año 1965 dos tipos histológicos diferentes, cada uno con características histopatológicas, clínicas y epidemiológicas propias.
CÁNCER GÁSTRICO TIPO INTESTINAL
Se encuentra en general en regiones con alta incidencia de cáncer gástrico (forma epidémica), en pacientes de edad mayor y depende más de factores ambientales. Se caracteriza patológicamente por la tendencia a formar glándulas con células similares a las intestinales, en general son mejor diferenciados, mejor delimitados, más compactos, de formación papilar o tubular, asociado con gastritis crónica y su diseminación es de preferencia hematógena.
CÁNCER GÁSTRICO TIPO DIFUSO
Tiene una incidencia algo más constante (forma endémica) y parece estar más determinado por factores individuales. Este tipo de tumores se ve más en pacientes jóvenes, sin historia de gastritis y está formado por células poco cohesionadas, tiene límites poco definidos y su diseminación preferente es linfática.
SIGNOS Y SÍNTOMAS

El cáncer gástrico puede ser asintomático hasta que no está en una etapa avanzada. En los pacientes asintomáticos, el cáncer gástrico se diagnostica al realizar pruebas por otras enfermedades.

Síntomas

• Dolor abdominal
• Pérdida de peso
• Cambios de ritmo intestinal
• Pérdida de apetito
• Hemorragia

Las hemorragias pueden ser de varios tipos y causar anemia:

• Pérdidas ocultas (microscópicas) de sangre por las heces.
• Hematemesis.
• Melenas o hematoquecia.
• Náuseas y vómitos.
• Sensación de plenitud precoz (sensación de estar lleno después de comer muy poco) por falta de distensión de la pared gástrica.
• Ascitis.
• Cansancio.
• En los tumores de cardias se puede asociar disfagia dificultad para que el alimento pase por el esófago hasta el estómago.
• En los de estómago distal puede existir obstrucción del píloro.

Signos
• Nódulos, masas en el abdomen.
• Organomegalias
• Ascitis
• Adenopatías (ganglios aumentados de tamaño) en el cuello o en las axilas.

Sin embargo, estos signos y síntomas no son exclusivos del cáncer gástrico, pues pueden aparecer en la úlcera gástrica o en otras enfermedades.


FACTORES DE RIESGO
Entre los factores de riesgo para desarrollar cáncer Gástrico destacan:
• Estratos socioeconómicos bajos
• Sexo masculino
• Raza negra
• Puede aumentar discretamente en parientes de primer grado de pacientes con cáncer gástrico (cáncer gástrico hereditario).
• La ingestión de nitratos como fertilizantes usados en las tierras cultivadas o en alimentos salados o ahumados aumentarían el riesgo de cáncer gástrico.
• Exposiciones ocupacionales como mineros, trabajadores de la industria metalúrgica, en gomas o expuestos a asbesto y aserrín también pueden tener un riesgo mayor.
• Infección gástrica por algunos tipos de Helicobacter Pylori
• Adenomas gástricos (Pólipos)
• Grupo sanguíneo A
• Anemia perniciosa
• Gastritis atrófica
• Enfermedad de Menetrier
• Síndrome de Peutz-Jeghers con hamartomas gástricos
• Pacientes sometidos a una gastrectomía parcial por lo menos 15 años antes.

DIAGNÓSTICO

1. Diagnóstico clínico
En la anamnesis se hará énfasis en la existencia de antecedentes familiares de cáncer gástrico, antecedentes personales de enfermedad gástrica o de lesiones premalignas, en el tiempo de aparición de los síntomas y los cambios ocurridos en éstos y se sospechará ante todo síndrome anémico, obstructivo, tumoral o metastásico.
2.- Diagnóstico por Endoscopía digestiva alta o Panendoscopía
Consiste en que estando el paciente sedado y con anestesia orofaríngea, se introduce un delgado instrumento flexible por la boca que gracias a una cámara en su extremo distal permite visualizar el esófago, el estómago y parte del duodeno, además por medio de pinzas es posible tomar muestras de tejido para biopsias.


3. Diagnóstico radiológico
Si bien en la actualidad el método de mayor valor en el diagnóstico del CG es la Endoscopia con toma de biopsia, la radiología continúa siendo ampliamente utilizada. Los estudios radiológicos convencionales sólo detectan, generalmente, formas de cáncer avanzado o relativamente avanzado. Con el método del doble contraste pueden verse, en ocasiones, lesiones más pequeñas y que, a posterioridad, podrían corresponder a un carcinoma gástrico precoz.
TRATAMIENTO

El tratamiento quirúrgico es hasta ahora la única terapia con posibilidades de curación para el cáncer gástrico.
El tratamiento convencional consiste en resecar parte o la totalidad del estómago, así como también los ganglios que lo rodean.
En pacientes portadores de un cáncer gástrico incipiente se puede optar a terapias menos invasivas en casos muy seleccionados y bajo ciertas condiciones. Estas terapias incluyen la resección endoscópica o la resección en cuña laparoscópica, lo que posibilita tratamientos menos invasivos y con recuperación post operatoria precoz.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top