La influenza o ”Gripe”

La influenza (comúnmente llamada gripe ) es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por los virus de la influenza. Puede provocar enfermedades que van desde cuadros leves a graves y a veces complicaciones que ponen en peligro la vida.

La principal forma de trasmisión es de persona a persona, a través de gotitas que quedan suspendidas en el aire después de que un paciente con influenza tose o estornuda. Las gotitas de la tos o estornudo de una persona infectada son lanzadas (generalmente hasta una distancia de 1 metro) al aire y tocan la boca o nariz de alguien que está cerca. También es posible adquirir la infección cuando se tocan objetos contaminados con gotitas provenientes de un paciente infectado y se llevan a la boca y o nariz sin lavarse previamente las manos


Este cuadro de influenza se inicia de manera súbita y se presenta habitualmente con los siguientes síntomas:

• Fiebre alta
• Dolor de cabeza
• Cansancio o debilidad (pueden llegar a ser extremos)
• Tos seca
• Dolor de garganta
• Romadizo o flujo nasal
• Dolores musculares
• Diarrea y vómitos ( más frecuente en los niños).
Estos síntomas se conocen generalmente como "síntomas de la gripe o influenza". Hay muchas otras enfermedades, entre ellas el resfriado, que pueden dar síntomas similares.
Como el resfrío y la influenza son causadas por virus y tienen síntomas similares, puede ser difícil diferenciarlas.
En general, la influenza es una enfermedad más seria que el resfriado común, y los síntomas como fiebre, los dolores musculares el cansancio y la tos seca son más propios de la influenza

Algunas de las principales medidas a tomar cuando se tiene la enfermedad son:


• Reposar evitando salir del domicilio
• Ingerir bastantes líquidos para evitar la deshidratación
• Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y de tabaco
• Evitar el uso de aspirina, especialmente en niños o jóvenes que padezcan de síntomas de influenza por riesgo de complicaciones asociadas al consumo de aspirina (como la hemofilia).
• Evitar el contacto con otras personas, especialmente niños pequeños o adultos mayores para evitar que contraigan su enfermedad
• Cubrirse con el brazo la boca y la nariz al momento de estornudar o toser.
• Lavarse las manos frecuentemente, especialmente después de estornudar o tocarse la nariz

La mayoría de las personas en buen estado de salud se recuperan de la influenza sin complicaciones.


algunas de las medidas preventivas para evitar el contagio de enfermedades respiratorias como la influenza son:

Evitar acercarse a personas que están contagiadas.

Algunas de las personas que son mas propensas a contagiarse son los adultos mayores de 65 años, los niños entre 6 y 23 meses de edad ,personas de cualquier edad con enfermedades crónicas (por ejemplo, enfermedades cardíacas o pulmonares, asma, diabetes e infección por VIH y toda enfermedad que disminuya las defensas). y mujeres embarazadas

Algunas de las complicaciones causadas por la influenza son :

• neumonía bacteriana
• deshidratación
• empeoramiento de enfermedades crónicas ( como insuficiencia cardíaca congestiva, el asma y la diabetes
• En los niños pueden haber sinusitis e infección de oídos.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top