Etiología de la caries dental

La caries dental es una enfermedad infecciosa que se caracteriza por ciertas reacciones químicas complejas cuyo objetivo es destruir el esmalte dental y posteriormente toda la estructura dentaria. Ésta destrucción está ocasionada por la acción de agentes químicos que se originan en el ambiente inmediato de las piezas dentarias.
Los agentes químicos que inician las caries son ácidos que disuelven los componentes orgánicos del esmalte. Por lo tanto, existe una disolución de la matriz orgánica tiene lugar después de la descalcificación debido a factores mecánicos o enzimáticos. Los ácidos con producidos por algunos microorganismos que metabolizan los hidratos de carbono fermentables para satisfacer sus necesidades energéticas. Los productos finales de la fermentación son ácidos como el ácido láctico, ácido acético, propiónico, pirúvico y a veces también el ácido fumárico.


Formación de la placa bacteriana
Cuando las bacterias están agrupadas de colonias, alcanzan un estado metabólico y producen caries. Los ácidos producen cavidades cariosas, pero con la condición de que deben estar cierto tiempo unidos a la superficie del diente para comenzar a disolver estos tejidos. Es decir que para que se de inicio al proceso de las caries intervienen los siguientes elementos:
• Colonias bacterianas
• Sustrato alimenticio
• Ácidos producidos por los microorganismos
Todos estos elementos deben estar adheridos a la superficie del diente. En las caras vestibulares. Palatinas o linguales e incluso en las superficies radiculares la adhesión de los microorganismos al diente es a través de la placa dental. En las caras debido a los surcos y fisuras, los alimentos tienden a acumularse más en éstas zonas por lo que los microorganismos colonizan el esmalte y en un tiempo adecuado comienzan a producir los ácidos mencionados anteriormente. Se puede establecer entonces que el primer paso del proceso carioso es la formación de la placa.
La placa bacteriana es una película gelatinosa que se adhiere a los dientes, a la mucosa gingival; está formada por:
• Colonias de bacterias en un 70%
• Agua
• Células epiteliales descamadas
• Glóbulos blancos
• Residuos alimenticios

La adhesión de las colonias bacterianas a las superficies dentarias a excepción de las oclusales se realiza mediante un adhesivo cuya función es mantener a los microorganismos en contacto unos a otros y a la superficie dentaria. Este adhesivo corresponde a los polisacáridos, que son sustancias químicas producidas por los mismos microorganismos que inician la colonización en la placa dental. Existen varios polisacáridos entre los más importantes están dextranos y los levanos, que son producidos por los microorganismos a partir de un hidrato de carbono como la sacarosa, que corresponde al azúcar común. Sin embargo, también intervienen otros polisacáridos a partir de otro tipo de carbohidratos. Los dextranos son producidos por los Streptococcus especialmente del grupo Mutans. En cambio los levanos son producidos por un grupo de difteroides como el Actinomyces viscosus.

Las reacciones químicas para la formación de dextranos y levanos son las siguientes:
Sacarosa + enzima bacteriana (dextrano sacarasa) ---------- dextrano + fructosa
Sacarosa + enzima bacteriana (levano sacarasa) ---------- levanos + glucosa

Es decir que la sacarosa es dividida en sus dos monosacáridos iniciales que son glucosa y fructosa, los cuales al polimerizarse forman dextranos y levanos.
Dextranos.- son polímeros de glucosa, constituidos por cadenas de carbono de distinta longitud y ramificadas en distintas formas y direcciones. Poseen un peso molecular mayor a 100000 o más, son insolubles en agua, muy adhesivos. Otras características son:
• Se adhieren a la apatita del esmalte.
• Forman complejos insolubles cuando se incuba con saliva.
• Resisten a la hidrólisis gracias a las enzimas bacterianas de la placa.
• A menos que se los remueva cuidadosamente los dextranos permanecen sobre la superficie de los dientes.
• Inducen la aglutinación de otros microorganismos como el Streptococcus mutans, por lo que los dextranos son un factor importante de adhesión y cohesión de la placa.

Levanos.- son polímeros de la fructosa, un poco más solubles en agua, son susceptibles al metabolismo bacteriano, no poseen un elevado peso molecular. En las superficies radiculares, los levanos aseguran la colonización bacteriana y la retención de placa dental.

Formación de ácidos
Algunas especies de bacterias tienen la capacidad de fermentar los hidratos de carbono y formar ácidos. Los Steptococcus son el grupo de microorganismos que más producen ácidos ya que son los más abundantes de la placa dental. Otras bacterias que producen ácidos son los lactobacillos, enterococos, levaduras, estafilococos, neisseria; a más de ser productores de ácidos (acidogénicos), son capaces de vivir y reproducirse en ambientes ácidos (acidúricos). Los streptococos son entre 1000 y 1000000 de veces más numerosos que los lactobacillos, se demoran 13 minutos en descender el PH de la superficie de los dientes de 6 a 5.
Estudios han demostrado que los principales agentes cariogénicos son los Streptococos mutans, salivarius, sanguis.
Las superficies radiculares están cubiertas por el cemento, el cual es un tejido menos resistente a la disolución ácida que el esmalte, por lo que algunas bacterias como el Actinomyces viscosus.
Para que los organismos acidogénicos sean cariogénicos deben tener la capacidad de colonizar en la superficie de los dientes.

Dientes susceptibles
Después de que se formaron los ácidos en la placa, comienza la interfase esmalte-placa y la desmineralización de los dientes susceptibles. Es decir que los dientes susceptibles se los define así porque en sus propias superficies, unas son más susceptibles que otras.
La resistencia de un diente o superficie dentaria determinada frente a las frente a las caries se debe a la mayor facilidad con que éstos dientes o superficie acumulan placa. La facilidad con la que se acumula placa se debe a ciertos factores como:
• Alineamiento de los dientes en los arcos dentarios
• Proximidad de los conductos salivales
• Textura de las superficies dentarias expuestas
• Anatomía de las superficies dentarias.

Los efectos de los ácidos sobre el esmalte están gobernados por varios mecanismos reguladores como:
• La capacidad “buffer”de la saliva.
• La concentración de calcio y fósforo en la placa
• La capacidad “buffer”de la saliva que contribuye a la de la placa
• La facilidad con que la saliva elimina los residuos alimenticios depositados sobre los dientes.

Los efectos de los factores reguladores mencionados pueden influir en al susceptibilidad total de un individuo frente al ataque de caries, y por ello a veces son usados como parámetros en pruebas designadas para medir dicha susceptibilidad (prueba de susceptibilidad de la caries).

En resumen, el proceso de la caries dental puede ser representado de la siguiente manera:
Sobre la superficie de los dientes
Microorganismos+ Substrato----------- Síntesis de polisacáridos extracelulares
(preferentemente sacarosa)

Polisacáridos extracelulares+ microorganismos + saliva + células epiteliales y sanquíneas+ restos alimenticios---------------------------------------PLACA BACTERIANA

Dentro de la placa
Substrato= gérmenes acidogénicos------------------------------------------- ácidos
(hidratos de carbono fermentables)

En la interfase placa- esmalte
Ácidos + dientes susceptibles---------------------------------------------------- caries
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top