EPILEPSÍA Y CRISIS CONVULSIVAS

CRISIS CONVULSIVA: Se refiere a una descarga eléctrica incontrolada de las neuronas del cerebro que causa una interrupción del funcionamiento normal del sistema nervioso.
Suelen ser síntoma de alguna enfermedad y pueden acompañar a una serie de trastornos u ocurrir espontáneamente.

CAUSAS
: Alteraciones metabólicas en los adultos: Suelen resolverse corrigiendo la alteración.
- Acidosis
- Desequilibrio electrolítico
- Hipoglucemia
- Hipoxia
- Síndrome de abstinencia de alcohol o barbitúricos
- Deshidratación
- Hiperhidratación hipotónica.


Trastornos extracraneales:
- Lupus eritematoso
- Diabetes
- Hipertensión
- Septicemia
- Enfermedades cardíacas, pulmonares, hepáticas y renales.


EPILEPSIA: Se refiere a una enfermedad en la cual el paciente sufre crisis convulsivas espontáneas provocadas por una alteración crónica del cerebro.
La incidencia es más elevada durante el primer año de vida, disminuyendo durante la infancia y la adolescencia, estabilizándose entorno a los 40 años y elevándose de nuevo de forma considerable durante la vejez.

MANIFESTACIONES: Dependerán del lugar en el que se origine la alteración eléctrica.

TIPOS: Fundamentalmente se clasifican en dos grandes grupos:
Generalizadas: Crisis de ausencia
Mioclónicas
Clónicas
Tónicas
Tonicoclónicas
Atónicas
Parciales:
Crisis parciales simples sin alteración de la conciencia
Con síntomas motores
Con síntomas somatosensitivos
Con síntomas vegetativos
Con síntomas psíquicos

Crisis parciales complejas con alteración de la conciencia
Parciales simples-progresan a alteración de la
Conciencia
Con características de crisis parcial simple
Con automatismos
Alteración de la conciencia desde el inicio de la crisis
ACTUACIÓN

- Evitar que el paciente se haga daño durante la crisis.
- Asegurar que las vías respiratorias no queden obstruidas durante la crisis.
- Mantener la habitación tranquila sin ruidos ni luz excesiva.
- Registrar tipo de crisis, comienzo, duración, pérdida de conciencia, relajación de esfínteres, cianosis, partes del cuerpo afectadas etc.
- Tener preparado aspirador y oxígeno pos si fuera necesario tras la crisis.
- Enseñar a la familia cómo debe actuar ante una crisis.
- Mantener estado físico y mental óptimo mientras está tomando la medicación anticonvulsiva
- Mantener un buen ajuste psicosocial
- Enseñar al paciente-familia la importancia de tomar la medicación según prescripción
- Aconsejar que lleven una tarjeta con la identificación y que es epiléptico.
- Aconsejar el uso de cascos, especialmente en niños, para prevenir golpes en la cabeza.
- Informar que no debe conducir ningún tipo de vehículo por el riesgo que existe si aparece una crisis,
- Evitar el uso de alcohol, cansancio.
- Aconsejar el cumplimiento de las horas de sueño.
- Establecer un horario de comidas regular.
- Ayudar al paciente a identificar los mecanismos de afrontamiento que pueden ser más útiles en cada caso.
- Informarles sobre la existencia de organizaciones y grupos de apoyo
- Informar sobre los recursos sociales existentes.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top