CÁNCER DE PRÓSTATA

La próstata es una glándula presente en los hombres. Tiene el tamaño y forma de una nuez y su función es aportar parte del líquido seminal. La próstata rodea la uretra que lleva la orina desde la vejiga al pene, en el punto donde la uretra se conecta a la vejiga. Se ubica bajo la vejiga, rodeando completamente la porción inicial de la uretra y por delante del recto. Esta característica permite que pueda ser evaluada a través del tacto rectal. Por ello cuando la próstata crece, hay dificultades al orinar.

La próstata anatómicamente, se divide en 4 zonas:

1. la anterior que ocupa el 30% de la glándula y está constituida principalmente por tejido muscular liso.


2. la zona periférica la mas grande y donde se origina la mayoría de los canceres.

3. la zona central que esta en relación con los conductor eyaculadotes y corresponden a un 20% del tejido glandular.

4. y la zona de transición que rodea a uretra y donde se origina la hiperplasia benigna prostática.
El cáncer de próstata es el tumor maligno más frecuente en hombres mayores de 50 años y que a nivel mundial ha ido adquiriendo progresivamente mayor importancia como problema de salud publica, tanto por el aumento de su importancia como causa de muerte, como por el aumento de su incidencia. A diferencia del adenoma, los síntomas del cáncer prostático son tardíos y generalmente aparecen cuando la enfermedad está avanzada, de ahí la importancia del control médico para detectarlo. El cáncer de próstata rara vez ocurre antes de los 50 años de edad. La mayoría de los hombres diagnosticados tienen 65 años o más.


El pronóstico y la modalidad de tratamiento dependen de la etapa de extensión del tumor. Se distinguen 4 etapas:
• Las etapas 1 y 2 corresponden a tumores localizados
• En la etapa 3 el tumor se ha diseminado fuera de la capsula prostática y puede haber compromiso de vesículas seminales
• En la etapa 4 hay metástasis ganglionares o a distancia.

En el pronóstico influyen también la edad, las enfermedades asociadas y los niveles de APE preoperatorios.


EPIDEMIOLOGÍA

El cáncer de próstata constituye la 3ª causa de muerte por cáncer en hombres en chile y es reconocido como una prioridad de salud pública para el país.
• En chile la mortalidad ha aumentado progresivamente en los últimos años llegando a los 17,4 por 100.000 en el 2002.
• La incidencia de la enfermedad es desconocida pero se ha estimado entre 55 y 57 por 100.000 en los últimos años.
• La prevalencia reportada es de 9,2 por 1000 en hombres entre 40 y 59 años

Entre sus características distintivas se encuentran:

a) alta incidencia: en estudios de autopsia se encuentra un cáncer prostático en más del 70% de los hombres mayores de 80 años.

b) crecimiento lento: se estima que un cáncer localizado tardará mas de 5 años en dar metástasis y mas de 10 en provocar la muerte del enfermo por esta causa

c) alta tasa de respuesta al tratamiento hormonal incluso en etapas avanzadas.


Hoy en día la edad media para el diagnóstico es de 70 años, muchos pacientes especialmente con tumor localizado pueden morir de otras enfermedades sin jamás haber padecido incapacidad significativa proveniente de su cáncer

El cáncer de próstata es adenoma carcinomas en más del 95% de los casos y el grado de diferenciación tumoral esta directamente relacionado con la probabilidad de metástasis y de muerte.


FACTORES DE RIESGO

Entre los factores de riesgo para desarrollar cáncer de próstata están:

Edad: Está claramente establecido que la mayoría de los casos de cáncer prostático ocurren a partir de los 50 años de edad.

Historia familiar: Aproximadamente un 15% de los hombres con cáncer de próstata tienen familiares de primer grado, padres o hermanos, que han presentado esta enfermedad.

Raza: Por razones que aún se desconocen los hombres de raza negra presentan mayor frecuencia de esta enfermedad y los hombres de origen asiático enferman menos. Los afroamericanos tienen niveles mas altos de APE (antígeno prostático especifico), también se relaciona con factores socioeconómico y acceso a los sistemas de salud.

Exposición a sustancias Químicas: Existe una sustancia química llamada Cadmio, a la que se exponen algunas personas en sus lugares de trabajo , especialmente los hombres que trabajan en soldaduras, baterías y electrotipos.
Ellos tienen más riesgo de hacer este tipo de cáncer por estar expuestos a esta sustancia.

Alimentación: Investigaciones demuestran que la dieta rica en grasas aumenta la producción de una hormona masculina llamada testosterona, la que a su vez produce desarrollo de células cancerosas en la próstata.

Hormonas: Altos niveles de testosterona y de IGF-1 pueden ser factores de riesgo para desarrollar cáncer prostático.



SIGNOS Y SÍNTOMAS

Usualmente la presentación de la enfermedad es asintomático y puede ser detectado durante el examen físico al realizar un tacto rectal de rutina en la que se evidenciarían áreas asimétricas con induración o nódulos en la próstata
Sin embargo existen síntomas que nos puede orientar hacia la sospecha de un posible cáncer protático, tales como:

Flujo débil al orinar.

Dificultad al inicio de la micción.

Orinar con frecuencia.

Urgencia miccional (necesidad imperiosa de orinar).

Orinar frecuentemente de noche.

Interrupción del flujo urinario (detenerse y volver a comenzar).

Goteo al terminar de orinar.

Dolor o ardor al orinar.

Hematuria (presencia de sangre en la orina).
DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de cáncer prostático se puede realizar a través de los siguientes métodos:

APE:
El antígeno prostático específico es un examen que mide la cantidad de una sustancia llamada glucoproteína Esta sustancia es producida sólo por células epiteliales prostáticas. Si esta sustancia está aumentada en la sangre significa que debe estar alerta por la posibilidad de hacer un cáncer de próstata.
Un nivel sérico de APE > a 4ng/ml es considerado como punto de corte para la indicación de biopsia, diagnosticándose cáncer en más de un tercio de los pacientes que presentan este valor, ya sea en una biopsia inicial o en las siguientes
• Un APE <10ng/ml representa un riesgo de diseminación ganglionar <1% • Un APE < 20 ng/ml implica un riesgo de metástasis ósea < 1% • Si el APE es > 50 ng/ml el riesgo de metástasis ósea supera el 50%
La interpretación del APE debe considerar los siguientes factores que lo alteran:
• Enfermedades: infección, hiperplasia benigna de la próstata
• Procedimientos: cateterismo uretral, citoscopia, biopsia, cirugía.
• Drogas: finasteride (lo disminuye en 50%) antiandrógenos, agonistas LHRH

BIOPSIA
Constituye el estándar de oro para el diagnóstico. Las complicaciones importantes son de baja frecuencia, pero se puede observar, sin embargo, hematuria (18-50%) hematospermia (30%) rectorragia (5-10%) retención urinaria (1-2%) e infección (1%).
El uso de profilaxis antibiótica (quinolonas o aminoquinolonas) disminuye la tasa de complicaciones infecciosas de este procedimiento.
Además el uso de anestesia local en la base de la próstata con lidocaína al 1% permite disminuir las molestias en el paciente
.

TACTO RECTAL

El tacto rectal es impreciso como método aislado pues ofrece alta sensibilidad pero muy baja especificidad para detectar compromiso extracapsular y debe utilizarse en combinación con los parámetros de la biopsia y el APE el cual es altamente predictivo de la extensión y sobrevida de la enfermedad.


ECOGRAFÍA TRANSRECTAL:

Procedimiento por el cual se inserta en el recto una sonda que tiene aproximadamente el tamaño de un dedo para examinar la próstata. La sonda se utiliza para hacer rebotar ondas de sonido de alta energía contra los tejidos internos de la próstata (ecografía) y crear ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales denominada ecograma. La ecografía transrectal también se puede usar durante una biopsia.



TAC DE ABDOMEN Y PELVIS

Pese a ser altamente especifica, posee muy baja sensibilidad para la detección de infiltración de vesículas seminales o infiltración linfática.


TRATAMIENTO

Una vez confirmado por histología (análisis del tejido u órgano) el diagnóstico de cáncer a la próstata, el urólogo debe evaluar el grado de avance del tumor; si la enfermedad está localizada sólo en la próstata o si hay compromiso de otros órganos locales o a distancia (metástasis)
Las alternativas de tratamiento dependen del grado de avance del tumor, para cada paciente van a depender de múltiples factores que pueden ser:


Extirpación total de la próstata (prostatectomía radical)
Radioterapia externa
Braquiterápia (implantación de semillas radioactivas en la próstata)
Tratamiento con hormonas.

Cada una de estas alternativas tiene que ser evaluada para cada caso en particular, pues factores como la edad, enfermedades concomitantes, expectativa de vida, razones personales del paciente y otras, deberán ser analizadas por el paciente y el médico tratante.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top