Reconstruyen corazones con tejido intestinal

En Hannover se desarrolló el implante basado en tejido intestinal del propio paciente que logra contraerse después de tres semanas



Aún se desconoce con exactitud de dónde y cómo reciben estas células madre la orden para realizar la curiosa metamorfosis (Foto: Especial DW-Welle)


Jueves 18 de agosto de 2011 Redacción | El Universal | 00:52

Especialistas de Hannover desarrollaron una técnica que permite reconstruir tejido del corazón con un trozo de intestino del propio paciente, informó el portal alemán DW-Welle.



El caso que ejemplifica el logro es el de una mujer holandesa que tenía un tumor entre el corazón y el pulmón que ponía en peligro la vida de la paciente. Pero al ser trasladada a la Clínica para transplantes y cirugía cardiovascular y toráxica de la ciudad alemana, le extrajeron la parte cancerosa y le reconstruyeron el corazón con un trozo de su intestino delgado.

"El tumor había atacado ya la entrada ventricular derecha y también la raíz del pulmón derecho. El diagnóstico en Holanda había sido "inoperable". Por eso, como última tabla de salvación, se dirigió a Hannover. Extraer el tumor del corazón hubiese significado una muerte segura; tampoco un transplante de órganos cabía pues esto se excluye en casos de cáncer", explicó Axel Haverich, director de la Clínica para transplantes y cirugía cardiovascular y toráxica.

Haverich optó por un procedimiento todavía bastante nuevo: extraer quirúrgicamente la cámara cancerosa y reformarla con un trozo de intestino delgado de la misma paciente. Durante todo el procedimiento, la paciente estuvo conectada a una máquina corazón-pulmón.

"El trozo de intestino delgado que extrajimos con todos sus vasos sanguíneos medía 15 centímetros. Su tejido es muy útil pues dispone de vasos que pueden ser conectados a la corriente sanguínea de la paciente; es decir, es un implante irrigado", explicó el especialista.

Después de limpiarlo, el trozo de intestino delgado se cosió al corazón, en el lugar donde antes estuvo el tumor. La paciente fue monitoreada por ultrasonido, para seguir el proceso por el que el tejido inmóvil en un primer momento, se fue convirtiendo en una pared cardíaca y comenzó a latir.

Latidos nuevos

En Hannover se desarrolló el implante basado en tejido intestinal del propio paciente que logra contraerse después de tres semanas aproximadamente. Seis semanas más tarde se detecta una función casi normal, que según el electrocardiograma late sincronizadamente con el corazón.

Basado en la experiencia de años experimentando con ratas, cerdos y ovejas, el científico presumía que esto podía funcionar. Pero, ¿de dónde provienen esas células musculares? Para responder a esto, habían enviado muestras del mismo experimento realizado con animales al Instituto Max Planck de Investigación Cardíaca y Pulmonar en Bad Nauheim.

"Encontramos dos tipos de fibra muscular cardíaca. La una más bien de tipo embrional de células madre que se habían formado en el tejido intestinal; la otra se había formado en torno a los vasos sanguíneos. Suponemos, por el momento, que una parte de las células musculares se formaron a partir de las células madre en la sangre", explica Haverich.

Sin embargo, aún se desconoce con exactitud de dónde y cómo reciben estas células madre la orden para realizar la curiosa metamorfosis.

Utilidad médica

Este tipo de transplante no fue desarrollado para pacientes de cáncer sino para niños con fallas cardiovasculares. En Europa nacen anualmente unos mil niños con este tipo de fallas; muchos de ellos mueren prematuramente por falta de órganos para transplantar. El método desarrollado en Hannover podría ser su salvación.

Según Haverich, pronto se podrían realizar las primeras operaciones de este tipo con un primer grupo de niños, para los que ningún otro método sea conveniente. Éste era el caso de la mujer de Holanda. Sin la intervención en Hannover habría muerto. Hace ya algunos días ha regresado a su casa, con sus cuatro niños y su corazón reconstruido con tejido de intestino delgado.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/articulos/65550.html
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top