La buena nutrición, clave para prevenir la enfermedad renal


Una alimentación saludable, poca sal y ejercicio son fundamentales para prevenir la aparición de diabetes y enfermedad cardíaca, dos importantes factores desencadenantes de enfermedad renal crónica. Recomendaciones a tener en cuenta




La enfermedad renal crónica es una de las condiciones que daña de manera irreversible el funcionamiento de los riñones. Afecta al 5 % de la población mundial, una cifra comprable a la que se registra en la Argentina.

Diaverum, empresa líder en servicios de terapia renal y trasplante renopancreático, advirtió que en el cuidado de la salud renal la prevención es clave, porque la enfermedad renal avanza silenciosamente, sin una sintomatología que permita detectarla fácilmente en las primeras etapas de la enfermedad; habitualmente se detecta cuando ya es demasiado tarde.



Uno de los pilares de la prevención es la nutrición. Comer saludablemente ayuda a mantener sanos los riñones; al mismo tiempo, permite controlar la aparición de diabetes y enfermedad cardíaca, dos importantes factores desencadenantes de enfermedad renal crónica.

La organización World Kidney’s Day, una entidad con sede en Bruselas, Bélgica, provee información calificada sobre diversos aspectos vinculados con la salud renal.

A los fines de cuidar el buen estado de los riñones, la organización brindó una serie de recomendaciones para tener en cuenta:


• Reduzca la ingesta de sal a 5 o 6 gramos por día (una cucharadita de té). Para limitar al máximo el consumo de sal, evite las comidas procesadas y las de restaurante y no agregue sal a sus comidas.
• Cocine con ingredientes frescos; son preferibles a los enlatados.
• Prepare comidas saludables, respetando un límite de calorías. Su nutricionista puede ayudarlo a crear un plan de alimentación atractivo, que le permita comer sano, sabroso y manteniendo el peso en un rango saludable.

Como guía para una alimentación sana, y con el objetivo de prevenir afecciones renales, la licenciada en Nutrición Adriana Badino, (MN 1123), Coordinadora Nacional del Área Nutrición de Diaverum, sugiere tener en cuenta:

• Evitar agregar sal en las comidas y los alimentos muy salados (industrializados). Los alimentos ya tienen el contenido de sodio necesario para el organismo.
• Consumir abundante cantidad de agua, en lo posible dos litros diarios.
• Realizar una alimentación armónica, incorporando 5 porciones de frutas y verdura de distintos colores, esto asegura una adecuada ingesta de vitaminas y minerales.
• Incorporar proteínas de alto valor biológico, huevo, leche, quesos y carnes magras
• Evitar el consumo de alimentos grasos.
• Respetar las cuatro comidas diarias.
• Disminuir el consumo de azúcar y los alimentos que la contengan.


FUENTE
http://saludable.infobae.com/la-buena-nutricion-clave-para-prevenir-la-enfermedad-renal-2/ 
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top