http://stylebell.files.wordpress.com/2008/04/aloe-vera.jpg

Utilización del Aloe Vera



El aloe puede ser utilizado de distintas formas:

♣Uso externo: primeras curas en casos de insolación, quemaduras, irradiación, heridas diversas.
El aloe es un buen hemostático* y desinfectante.
♣Uso interno: El áloe bebible es un buen regulador del tránsito intestinal y un excelente complemento alimenticio que contiene numerosas vitaminas y oligoelementos.
El aloe vera cicatriza y desinfecta las heridas, facilita la digestión, activa el riego sanguíneo, la circulación linfática, las funciones renales, hepáticas y biliares, atenúa los dolores artríticos y reumáticos.
Alergias: Está demostrado que el aloe vera combate los picores de origen alérgico, las picaduras de insectos y sus secuelas, tanto en el hombre como en los animales de compañía.
Artritis, reumatismos, dolores de espalda: Los baños* de áloe alivian los dolores de origen artrítico o reumático. Algunos terapeutas recomiendan frotar ligeramente las zonas doloridas con el gel estabilizado o con un ungüento hecho a base de áloe.
Dermatología: Uno de los campos de acción privilegiado del aloe vera es la dermatología. Tiene fama por su eficacia contra la seborrea, el herpes, el acné rosácea, la psoriasis, los eczemas y las micosis, los herpes febriles...

Estómago e intestinos: El aloe vera protege el organismo contra las úlceras gástricas, elimina las dificultades digestivas y favorece el tránsito intestinal.
Infecciones del hígado: El gel de aloe vera estabilizado bebible es un gran remedio contra las infecciones del hígado. Mejora las funciones hepáticas y demuestra ser un excelente antídoto contra el exceso de consumición de alcohol. Se recomienda en la prevención de la cirrosis del hígado.
Quemaduras: Es probablemente en la reparación de las quemaduras de la piel donde el áloe da resultados más espectaculares. Como lo muestran los resultados de los estudios del Dr. Martin C. Robson y John P. Heggers en el Burn Center - centro de grandes quemados de Chicago - “indistintamente que las quemaduras sean provocadas por el fuego, el frío, el agua hirviendo, el sol, una descarga eléctrica o por radiaciones, el aloe alivia el dolor, impide la infección, evita las complicaciones”. Por otra parte, su capacidad de regeneración de los tejidos irradiados es la que ha valido al aloe vera, tanto en los EE.UU. como en la URSS, su fama de planta milagro.

Higiene y Cosméticos
El aloe vera, rico en vitaminas y minerales, tiene fama de ser astringente, humectante, devuelve a la piel su elasticidad, elimina las arrugas, actúa contra las erupciones, el acné, las irritaciones. Protege la piel de la contaminación del aire de las ciudades y las quemaduras del sol. Sus enzimas proteolíticos contribuyen a eliminar las células muertas de la piel y estimulan la división celular, facilitando la regeneración de las dermis perezosas o cansadas.
Cuidados de la boca
Las propiedades del aloe reinan en la higiene de la boca.
Para mantener los dientes y las encías sanas, protegerse del sarro y de las caries, nada iguala los baños de boca cotidianos con aloe y el uso alternante de dentífrico a base de aloe y gotas de aloe concentrado.
Cuidados capilares
Masaje: la acción astringente del aloe no sólo cierra los poros demasiado abiertos del cuero cabelludo sino que vigoriza, por su penetración subcutánea, la raíz misma del cabello. Los shampoo, acondicionadores, geles y sprays de aloe son aconsejados para revitalizar los cabellos sin brillo o demasiado secos.
Cuidados de la piel
Al equilibrar su hidratación y al regularizar la renovación de sus células, la piel tratada con aloe vuelve a ser suave y lisa.
El áloe es una verdadera bendición para las pieles frágiles, y también actúa eficazmente contra los efectos desagradables del sudor, gracias a los desodorantes y jabones a base de éste.


Medicina Deportiva
La aplicación del gel de aloe vera es eficaz contra las ampollas, las irritaciones de la piel de la planta y los dedos de los pies y el olor debido al sudor. Es indispensable en los primeros cuidados de esguinces, torceduras, tendinitis, dislocaciones, lumbagos, luxaciones, ya que la primera virtud del aloe vera es la de aliviar inmediatamente el dolor. Algunas investigaciones llevadas discretamente también mostraron el fantástico poder energético y analgésico de la pulpa de aloe, que permite a los deportistas de alto nivel desarrollar sus mejores marcas sin temor a los controles anti-doping.

¿Cómo elegir los productos?
Es evidente que bajo nuestros climas templados no siempre es fácil cultivar aloes en el jardín, el apartamento o el balcón. Es pues más sencillo recurrir a productos que ya están en el mercado. Recordemos que la eficacia de las preparaciones a base de aloe vera depende ante todo de la pureza del producto, del método de acondicionamento y de conservación.
Hoy se sabe que la desecación del gel de la hoja y su conversión en polvo o en concentrado disminuye notablemente su potencial terapéutico.
El porcentaje de aloe vera anunciado en las etiquetas de algunos productos no tiene en cuenta el factor de dilución*, ni tampoco la técnica de conservación. ¡Podemos encontrar en el mercado productos en los que leemos : 100% de aloe vera, y sin embargo tan sólo poseen una ínfima cantidad de polvo de aloe mezclado con agua! ¡Tengan cuidado !
Existen muchos productores de áloe en el mundo y varios laboratorios excelentes que lo comercializan. Pero para conservar todas sus virtudes, el áloe debe guardar su pureza y no debe haber sido estabilizado de cualquier forma. En consecuencia, el comprador debería estudiar el origen del producto antes de comprarlo y vigilar que la etiqueta de calidad del IASC (International Aloe Science Council) o de cualquier otro organismo de control fiable figura en el embalaje.
International Aloe Science Council (IASC)
Hace unos diez años, los productores americanos de áloe se unieron en el seno del NASC, para promover el aloe, controlar la calidad de los productos puestos a la venta vigilando que el porcentaje de aloe vera contenido en cada producto figurara con exactitud en su envoltorio.
Al haber puesto a punto un test para medir la proporción de aloe vera en un preparado, el NASC ha lanzado un programa de certificación para los cultivadores y los fabricantes de áloe. Aloe Vera of America fue el primer industrial en obtener la autorización de poner el sello de calidad del NASC en sus productos. En 1986 el NASC se ha convertido en IASC o International Aloe Science Council y ofrece la reputación de su sello a todos los productores serios de áloe del mundo.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top