Síndrome Old Hag 'es un trastorno del sueño aterrador que muchas personas padecen. También conocida como "parálisis del sueño", los pacientes a menudo se despierta en medio de la noche, incapaz de moverse o gritar, pero capaz de ver, oír, sentir y oler. A menudo se acompaña de olores extraños, sonidos aterradores, apariciones de sombras o personas, y un peso en el pecho, haciendo la respiración difícil, si no imposible.

Es causada por las hormonas, que nos mantienen paralizados mientras dormimos y lo que nos impide actuar a cabo nuestros sueños, no dejar funcionar inmediatamente cuando te despiertas. Por lo general sólo dura hasta un minuto.


He tenido que esto ocurra dos veces en mi vida y es sinceramente la cosa más horrible que he visto nunca.




Bienvenidos a mi post =). Justamente estoy estudiando esto para una unidad de un final que tengo que rendir y pienso que les puede servir. Cualquier palabra que no entiendan, me preguntan, pero dentro de todo esta bastante entendible





 El 12% duerme mal crónicamente, padece insomnios graves de conciliación y/o insomnios de segunda fase.
 El 37% duerme mal ocasionalmente, presenta insomnios pasajeros.





Insomnio: es posible distinguir entre tres tipos diferentes.
Insomnios auténticos, con dificultades de conciliación y despertares nocturnos. La duración del sueño es menor de lo normal y el adolescente se queja de no poder dormir como quisiera. Ansiedad excesiva asociada con elementos depresivos. A veces se trata de adolescentes que presentan conductas fóbicas.
Insomnios como consecuencia de la utilización abusiva de psicofármacos, alcohol o tabaco.
Síndrome de retraso de la fase de sueño (SRFS). Suele iniciarse en la adolescencia entre sujetos que han tendido siempre a acostarse tarde, pudiendo ser denominados también “sujetos nocturnos”. Se trata de un retraso sistemático de la hora de acostarse hasta 2 a 3 horas después de la medianoche y levantándose al dia siguiente a mediodía o ya por la tarde. Una vez iniciado el sueño, éste tiene una duración y calidad normales. Estos sujetos tienen gran dificultad para conciliar el sueño y despertarse a las horas normales, y presentan una somnolencia diurna excesiva cuando se han visto obligados a despertarse antes. Los hipnóticos son ineficaces para este síndrome, cuyo tratamiento se realiza preferentemente sobre una base cronobiológica.





Parasomnias: conductas patológicas en el transcurso del sueño.
El sonambulismo se detecta con frecuencia en el individuo que presenta trastornos neuróticos; los terrores nocturnos se observan en el adolescente que presenta cierta fragilidad en los mecanismos de defensa del Yo o en el que se sospecha un riesgo de crisis psicótica; la enuresis nocturna suele caracterizarse por “inmadurez emotiva” o por psicopatía, suele desaparecer con las primeras relaciones sexuales.





Hipersomnias: se presenta en el adolescente fatigado que se queja de dormir demasiado.

Narcolepsia-catalepsia (enfermedad de Gélineau). ----> esta enfermedad es la que tiene Luca, el protagonista de Kdabra.
- Somnolencia diurna excesiva con ataques de sueño irresistible que duran da unos minutos a unas horas.
- Ataques catapléjicos (episodios súbitos de pérdida bilateral del tono muscular que duran de unos segundos a un minuto y son desencadenados con frecuencia por emociones, sobre todo si son agradables).
- Paralisis del sueño.
- Alucinaciones, que a menudo presentan un aspecto terrorífico.
- Sueño entrecortado por múltiples despertares.
Hipersomnia idiopática:
- Sueño nocturno prolongado.
- Grandes dificultades para el despertar matinal.
- Somnolencia diurna que no mejora con la siesta.
Sindrome de Kleine-Levin: episodios de hipersomnia con hiperfagia, trastornos del comportamiento, del humor y alteración de las conductas sexuales. Puede constituir el principio de una psicosis.
Las hipersomnias en la adolescencia suelen ser psicógenas y revelan un estado depresivo latente.





Etiologia y psicopatología
En el caso de los insomnios nos encontramos con adolescentes que no pueden dormir solos en un estudio o apartamento o que luchan contra el sueño con métodos endógenos o exógenos (café, tabaco, música, droga) para no tener que sumergirse en ese abismo de incertidumbre y amenaza que representan el sueño y la vida onírica, que pueden llegar a convertirse en verdaderas fobias.
En el caso de las hipersomnias, el sueño desempeñará por el contrario una función de refugio de cara a todas las dificultades de la vida de vigilia. Estos adolescentes están en un estado de retiro narcisista que siempre va asociado con una connotación depresiva.
Los trastornos del sueño se presentan más bien como conducta de repliegue, de retiro o inhibición, actitudes de valor defensivo frente a la motivación de relación con el otro y frente a la aceptación de la realidad.
El insomnio es frecuente en los estados maníacos.




Fuente: Libro Psicopatologia del Adolescente - D. Marcelli.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top