Tabaquismo: hallan una sustancia peor que la nicotina


Un estudio argentino analizó el papel de la cotinina, que surge del metabolismo de la nicotina. Ella es la que interviene en los casos de hiperglucemia y las alteraciones vasculares de los fumadores. Qué otras sustancias dañinas contiene el cigarrillo





El trabajo constituye la tesis doctoral de Adriana H. Sassone, bioquímica y docente de la Cátedra de Toxicología y Química Legal de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA.

La experta analizó el papel de la cotinina, un metabolito resultante de los distintos procesos a los que el organismo somete a la nicotina, informó el portal InfoTigre Revista.

Para ella, ésta es culpable de varios problemas de salud que actualmente se atribuyen a la nicotina, como el desarrollo de diabetes tipo II y los males vasculares en fumadores.



La nicotina es el alcaloide predominante en los cigarrillos. No obstante, el tratamiento industrial del tabaco llevó a que éstos cuenten con una gran cantidad de sustancias dañinas como alquitrán, benzopireno, monóxido de carbono, nitrosaminas cancerígenas, elementos metálicos y radiactivos, todos ellos con efectos tóxicos, irritantes y cancerígenos. Son más de 4.000 los productos malignos para la salud con los que cuenta.

Sassone explicó que “la nicotina, a través de una de sus vías metabólicas, se transforma en cotinina. Este metabolito es más duradero en la sangre que aquella”, lo que motivó su estudio.

Según hallaron, la nicotina, luego de ser absorbida, permanece en la sangre entre 1 hora y media y 2 horas. Se metaboliza principalmente en el hígado, donde se transforma entre un 70 y un 80% de ella en cotinina.

Esta última tiene una vida más prolongada, de unas 30 horas, “y por esto es fuertemente sospechada de ser la responsable de algunos efectos que hasta ahora eran atribuidos exclusivamente a la nicotina”, sostuvo.

La técnica para analizar los efectos de este metabolito lleva el nombre de HPLC (High Performance Liquid Chromatography, o Cromatografía Líquida de Alta Resolución). Permite, previa extracción y purificación, aislar la sustancia.

Para la investigación también se realizaron análisis con ratas Sprague Dawley, para poder ver los efectos que produce la cotinina en el largo plazo y poder compararlos con los de la nicotina.

La experta concluyó que la cotinina actúa sobre el metabolismo de los hidratos de carbono, produciendo hiperglucemia, lo que convierte al mal hábito de fumar en un importante factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo II.

También se observó que los roedores desarrollaron un fenómeno inflamatorio en los vasos sanguíneos denominado vasculitis.

“El cambio histopatológico básico encontrado en ratas tratadas crónicamente con dosis elevadas de cotinina es la vasculitis de arteriolas y capilares en diversos tejidos. Este cambio no ha sido observado en las ratas tratadas con nicotina en el mismo período“, explicó Sassone.

Estos resultados se vinculan con la vasculitis observada en fumadores, lo que sugiere la participación de este metabolito en las alteraciones vasculares que produce el tabaquismo.

“Además, las observaciones coinciden con la vasculitis hallada en fumadores y en sujetos que utilizaron parches de nicotina”, agregó la experta.

“La cotinina participaría tanto en la hiperglucemia inducida por el tabaquismo como en las alteraciones vasculares observadas en fumadores”, sostuvo, al tiempo que agregó: “Además, puede ser considerada un interesante biomarcador de utilidad en orina y sangre para efectuar controles en pacientes que se encuentren en tratamiento de cesación tabáquica“.

Para finalizar, Sassone declaró: “Este conocimiento implica un adelanto al poder establecer el papel que desempeña uno de los principales metabolitos de la nicotina en las alteraciones que se le atribuyen a ésta última y plantea la necesidad de ampliar la investigación en experiencias futuras como, por ejemplo, la posible acción de la cotinina sobre la fertilidad”.


Fuente: http://saludable.infobae.com 
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top