La gran farsa de la Homeopatía




La homepatía, y demás pseudociencias por el estilo, es para los que no la conozcáis, la ciencia que estudia como aprovecharse de la desesperación y la angustia de las personas enfermas.


Resumiendo Homeopatía=Estafadores




Segun su Creador




Allá por el siglo XVIII (el 18 para los homeópatas), había un médico alemán llamado Samuel Hahnemann que ante la incapacidad de la medicina tradicional de la época de solventar muchas de las enfermedades de la población, decide crear una nueva medicina basada en una teoría diferente a la medicina tradicional, de manera que según la medicina homeopática, "lo parecido cura a lo parecido", y además, se necesita una muy escasa cantidad de esa sustancia para conseguir el efecto necesario. Esto, significa que según la homeopatía, se busca restablecer el equilibrio de las fuerzas vitales que se han desajustado en el organismo del enfermo, aportando una sustancia en ínfima cantidad que provoque en el organismo una serie de reacciones que provoquen la curación.
La característica más común de las medicinas o fármacos homeopáticos es que diluyen la cantidad del medicamento en cuestión en agua, y esa disolución, la vuelven a diluir, y así sucesivas veces hasta alcanzar una proporción mínima de esa sustancia, de manera que nunca sea perjudicial para el equilibrio en el organismo, y que haga el efecto que se supone que va a hacer en el organismo, que es restablecer ese equilibrio





Los cuatro ridiculos principios de la homeopatía



1 Lo igual cura lo igual.

2. Una sola dosis ya provoca cambios.

3. Menos es más.
 

4. Diluir es potenciar.




La homeopatía carece de base científica, según un informe del Parlamento Británico




Un estudio encargado por varios parlamentarios británicos concluye que la homeopatía carece de base científica, por lo que ya han pedido al gobierno que deje de asignar fondos públicos a esta área. El informe, elaborado por el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes , sostiene que los remedios homeopáticos tienen una eficacia similar a la de los placebos: es decir, que cualquier efecto que puedan tener se debe a la fe del paciente en dicho tratamiento, según informa BBC Mundo.
Sus partidarios aseguran que consigue curar todo tipo de dolencias, desde constipados hasta el insomnio.
Los parlamentarios, sin embargo, señalan que la homeopatía consiste básicamente en pastillas de azúcar que funcionan gracias a la fe del paciente. Según señala BBC Mundo, el sistema público de salud británico gasta al año 4 millones de euros anuales en homeopatía, que incluye la financiación de hospitales homeopáticos en Londres, Bristol, Liverpool y Glasgow.




10 razones para no creer en la homeopatía




1.- En los preparados homeopáticos no existe principio activo. Las diluciones empleadas son cercanas a una dilución al infinito. Eso implica que en la disolución no queda ni siquiera traza del compuesto empleado. ¿Cómo se puede producir curación si no hay medicina? Un simple cálculo, empleando las masas moleculares y el número de Avogadro, muestran que los preparados homeopáticos son simplemente agua.



* 2.- La supuesta memoria del agua no está apoyada por ninguna evidencia lógica, experimental ni teórica.La teoría de que aunque no haya principio activo el agua recuerda de alguna manera haber estado en contacto con él (memoria del agua) no ha sido jamás comprobada experimentalmente. El único estudio publicado (el famoso caso del Dr. Benveniste) resultó ser un fraude. De hecho, si los efectos curativos del agua se potencian cuanto más diluido esté el principio activo, ¿por qué podemos elegir el principio activo que nosotros queremos que recuerde? Las mismas moléculas de agua durante unos millones de años atrás han estado en contacto con cientos de sustancias, y si tenemos en cuenta las que sólo han entrado en contacto como trazas, pueden ser cientos de millones. Por ejemplo, el agua en su ciclo ha estado en contacto con todo tipo de tóxicos y contaminantes, con mierda también… si el agua tuviera memoria de todo eso, sería puro veneno.



* 3.- El principio de similitud carece de base teórica y experimental. El principio de lo similar cura lo similar no tiene base alguna, ni se explica de ninguna manera cómo lo hace. ¿Un esquince se cura golpeando la zona afectada? ¿La diabetes se cura ingiriendo azúcar?. No hay ningún estudio que avale este principio de la homeopatía, ni justificación teórica alguna del mismo. Es una teoría de carácter mágico que puede que tuviera algún sentido con el nivel de la medicina de su época, el siglo XIX, pero que hoy en día sólo puede producir risa. En el siglo XIX la ciencia era así, uno establecía cualquier hipótesis y automáticamente era válida, hoy en día hay que demostrar las hipótesis siguiendo el método científico.



* 4.- No existe comparación contrastada sobre la efectividad de un tratamiento homeopático. No hay ningún estudio estadístico publicado que muestre el efecto de un medicamento homeopático comparado con uno de la llamada medicina tradicional. Los homeópatas siempre se han negado a compararse con la medicina científica aduciendo extrañas razones de diferencia de método, lo que no es más que una excusa pues saben que la diferencia sería abrumadora.



* 5.- No hay relación causa-efecto entre las supuestas mejorías producidas por un tratamiento homeopático. Hay personas que mejoran, pero no hay estudios que muestren estadísticas acerca de qué mejorías se deben a remisiones espontáneas (ocurren con frecuencia) o a efecto placebo.



* 6.- No hay nada que permita diferenciar los efectos de un tratamiento homeopático del efecto placebo. Los únicos estudios estadísticos publicados sobre tratamientos homeopáticos no muestran resultados que difieran significativamente del efecto placebo. Está demostrado que la homeopatía sólo alivia ciertos síntomas por la atención recibida (son consultas de una hora), pero nunca por los medicamentos recibidos. El sentirse escuchado, atendido, querido incluso, produce un efecto placebo especialmente fuerte. Cualquier persona que sea escuchada durante una hora va a mejorar de algunos de sus síntomas, aunque no recibiera ninguna medicina.  Si la homeopatía se practicara en consultas de cinco minutos en la seguridad social, no tendría el menor efecto.



* 7.- La validez y aplicación de la homeopatía es muy limitada por sus propios seguidores. Una técnica que sólo supuestamente cura enfermedades leves pero se muestra incapaz ante las enfermedades importantes ya de por sí es altamente sospechosa. El efecto placebo actúa exactamente así: alivia algún síntoma leve pero no cura las enfermedades de verdad.



* 8.- La homeopatía contradice los conocimientos biológicos actuales. La homeopatía afirma que es imposible conocer los procesos internos de una enfermedad, por tanto, rechaza conocer el origen de las enfermedades, ergo rechaza la existencia de patógenos (virus y bacterias), así como de alteraciones genéticas, trastornos moleculares o bioquímicos, mutaciones cromosómicas, alteraciones en la regulación de las funciones fisiológicas y la homeostasis… Por lo tanto, contradice todos nuestros conocimientos sobre enfermedades. Estos conocimientos son posteriores a la génesis de la homeopatía en el siglo XIX, por eso no los reconoce, porque es un sistema mágico que no ha evolucionado nada en sus dos siglos de historia.



* 9.- Se trata de una medicina facilita, para la que no hace falta mucho conocimiento. Cualquier persona sin ningún tipo de conocimiento médico puede ser homeópata ya que el diagnóstico se basa simplemente en una serie de preguntas y en utilizar una lista de posibles tratamientos que llaman repertorio. ¿Que lo que tienes es rojo y duele? pues te toca belladona, da igual que sea una faringitis aguda o un bebe al que le están saliendo los dientes. Eso sí, muy importante que el paciente se sienta escuchado durante una hora, atendido y querido. En el fondo es lo único importante en la homeopatía.



* 10.- Es incongruente con sus principios teóricos. Actualmente, la homeopatía mezcla conceptos totalmente diferentes, como la ley de infinitesimales y el principio de similitud (planteamiento original) que se conjugan con energías vitales, herboristería e incluso compuestos farmacológicos tradicionales. Muchos de estos métodos son incompatibles con la teoría original homeopática.
Si quieren mas información o eres medico brujo de el IPN con título de médico cirujano Homeópata , date una vuelta por este link para que veas porque en el POLI dan titulo de Medico Cirujano BRUJO con especialidad en ALFILETERO HUMANO, comúnmente llenado acupuntura, o también puede ver que el intentarte suicidar con homeopatía NO FUNCIONA, aquí nos suicidamos muchas personas alrededor del mundo y hasta el día de hoy ni sueño le dio a los que se suicidaron!
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top