Un gen recientemente descubierto sería responsable de la proliferación de las células del cáncer de hígado, reveló un estudio realizado en Hong Kong. Sus autores esperan que ofrezca el hallazgo ofrezca nuevas ideas para el tratamiento de la enfermedad.




En el artículo, publicado en “Journal of Clinical Investigation”, los expertos señalaron que el gen necesita ser activado por la hormona masculina andrógeno, lo que explica por qué muchos más hombres que mujeres padecen esta enfermedad.

A través de análisis de tejidos de pacientes con cáncer hepático, los investigadores de la Universidad China de Hong Kong hallaron que la mayoría de esas personas compartía un gen extraordinariamente activo, llamado CCRK.

"Este gen normalmente está dormido, pero hallaron que los receptores de andrógeno van y lo despiertan. Una vez activo, el gen CCRK induce el crecimiento de las células hepáticas", dijo Alfred Cheng, investigador y profesor asociado del Instituto de Enfermedad Digestiva de la universidad.



"Además de impulsar un crecimiento de las células hepáticas, también puede transformar células normales del hígado en células tumorales. El CCRK fue descubierto recientemente. Contamos con pocos detalles sobre este gen y somos uno de los primeros grupos en estudiarlo", explicó.

Cheng y colegas introdujeron el gen en células de cáncer hepático y observaron cómo proliferaban salvajemente en el laboratorio, mientras células del cáncer de hígado sin ese gen apenas crecían.

Los autores replicaron el experimento en animales, inyectando células del cáncer de hígado que contenían el gen CCRK en el lado derecho del cuerpo de varios ratones, y colocaron células cancerosas sin ese gen en la zona izquierda. Los tumores se desarrollaron sólo del lado derecho de los roedores.

Cheng expresó que se necesitan más estudios para confirmar la función de este gen y descubrir las formas de desactivarlo. "Este gen CCRK puede ser un blanco importante para el control del cáncer hepático si podemos hallar una manera de reducir su expresión, o bloquearla e impedirle su accionar. Luego podemos disminuir el desarrollo del cáncer de hígado", indicó el experto.


El cáncer hepático es la tercera causa de muerte por tumores en el mundo. En el 2008 provocó 700.000 muertes. Es especialmente prevalente en el este de Asia, particularmente en China.

Un agente causal directo del cáncer de hígado es el virus de la hepatitis B, que porta un 10% de la población china. En algunas regiones del gigante asiático, los hombres son entre tres y siete veces más propensos que las mujeres a desarrollar cáncer hepático.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top