La espinaca y el atún no son aptos para consumo de niños y embarazadas

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición desaconsejó el consumo por el elevado índice de mercurio en estos alimentos, producto de un aumento en la contaminación del agua y el uso intensivo de abono en el cultivo de hortalizas



La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) advirtió acerca del consumo de alimentos como espinacas, acelga y atún, por su elevado contenido de metales. Según lo difundido por el diario El País de España, los grandes peces contienen mercurio, los crustáceos contienen cadmio y las hortalizas, nitratos.

Tras revisar el efecto de estas sustancias en la salud, la AESAN recomienda ahora que embarazadas y menores de tres años no consuman nada de pez espada, tiburón o atún rojo, y que los niños de 3 a 12 años no superen los 50 gramos a la semana, informa El País.


En cuanto a las hortalizas, el nitrato proviene de la tierra misma (es un componente natural) pero también del uso de abonos. La ingesta excesiva, puede provocar cianosis. Esta enfermedad –conocida como la del “bebé azul”– se produce por la falta de oxígeno en la sangre, que puede generarse cuando el cuerpo humano transforma esos nitratos, en nitritos.

La AESAN decidió recomendar por primera vez a los padres, no sin afrontar presiones diversas, que no incluyan acelgas ni espinacas en los purés de los bebés menores de un año. Y si lo hacen, que no representen más de un 20% del plato.

Joan Llobet, Catedrático de Farmacia de la Universidad de Barcelona, califica las recomendaciones de “razonables”, aunque puedan generar “alarma social” y sean “económicamente peligrosas”.

Sucede que el sector pesquero presionó para “relajar los niveles máximos aceptables” de la ingesta de mercurio.

No obstante, tras la revisión realizada por la Agencia, se concluyó, por un lado, que no hay margen alguno para la relajación. Pero, sobre todo, que la mayoría de niños y mujeres rozan ya los límites aceptables de este tóxico.

Antes, la AESAN recomendaba que las embarazadas y los niños menores de tres años no consumieran más de 100 gramos a la semana de pez espada o cazón, y no más de dos raciones de atún rojo.

Luego de este nuevo examen, determinó que embarazadas y menores de tres años no deben consumir nada de pez espada, tiburón o atún rojo, y que los niños de 3 a 12 años no superen los 50 gramos a la semana.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top