Cómo desinfectar adecuadamente las heridas hogareñas



Seis de cada diez argentinos sólo usan agua, o agua y jabón, aunque las heridas deben luego desinfectarse con un antiséptico para eliminar completamente bacterias, virus y hongos. Pasos a seguir tras un accidente doméstico





Una investigación encargada por laboratorios Phoenix a TNS Gallup reveló que, ante una herida menor, la mayoría de los argentinos (61%) toma como primera medida lavarla con agua, sea combinada con jabón o sola, sin mencionar el uso de antisépticos que eliminan completamente bacterias, virus y hongos.

Por su parte, sólo 1 de cada 10 consultados usa un antiséptico en primera instancia para tratar las heridas menores (13%), en tanto 6 de cada 10 (62%) lo aplican recién como segunda medida. Entre quienes dicen usar un desinfectante en 1° o 2° instancia, un 39% aplica, en realidad, productos no pertenecientes a la categoría antisépticos: sustitutos como agua oxigenada (17%) o alcohol (14%) que no sólo arden, si no que no eliminan hongos ni virus, y un (2%) recurre inclusive directamente a cicatrizantes o antibióticos.


Además el sondeo muestra que 3 de cada 10 argentinos que tienen un antiséptico en su botiquín no lo usan en el momento de curar una herida.

“Debemos entender que una cosa es lavarse las manos con agua y jabón para prevenir infecciones por gérmenes patógenos pero otra cosa muy diferente es el correcto tratamiento de las heridas menores en el hogar. En este caso debemos primero desinfectar con agua y jabón y luego aplicar un antiséptico o desinfectante siempre para controlar mejor la contaminación microbiana de las mismas”, recomendó el doctor Daniel Stamboulian, presidente de la Fundación del Centro de Estudios Infectológicos (Funcei).

El correcto tratamiento de heridas caseras/hogareñas

Antes de tratar una herida en casa debemos tener la certeza de que somos capaces de poder hacerlo sin la ayuda de un profesional de la salud. Así, es importante tener claridad sobre cuándo debemos derivar los casos con la persona idónea. Se deberá consultar a un profesional de la salud cuando:

• Se trata de un bebé de menos de 1 año

• Un corte en la cara mayor a 6 milímetros, un corte en cualquier otra zona de más de 1 centímetro

necesitarán de atención médica para colocarle puntos.

• Un corte profundo, a través del cual puede ver el hueso o los tendones.

• Si la persona se corta, raspa o araña con un objeto metálico oxidado o muy sucio.

• Presenta el desprendimiento de un trozo de piel.

• A pesar de aplicar presión sobre la herida durante 10 minutos, no deja de sangrar.

“Es importante concientizar a la población sobre cómo actuar frente a una herida hogareña e informar sobre las pautas de alarma que hay que tener en cuenta para saber cómo actuar en estas situaciones, qué medidas de antisepsia e higiene tomar y en qué casos hay que consultar inmediatamente al médico”, aseguró el doctor Aria Assefi, director médico de Laboratorios Phoenix.

Pasos a seguir

Lávese cuidadosamente las manos con agua limpia y jabón si es posible

• Evite tocar la herida con los dedos mientras hace el tratamiento (si es posible, use guantes desechables de látex).

• Retire las piezas de joyería y ropa que estén cercanas a la parte lesionada del cuerpo.

• Aplique presión directa sobre cualquier herida que sangre para controlar la hemorragia.

• Limpie la herida después de que se haya detenido la hemorragia.

• Examine las heridas para ver si hay suciedad u objetos extraños.

• Moje la herida cuidadosamente con agua potable o agua de de la canilla limpia (es preferible usar solución salina si está disponible).

• Limpie cuidadosamente alrededor de la herida con agua limpia y jabón.

• Seque la herida con palmaditas, sin frotar, y aplique una venda adhesiva o una tolla limpia que esté seca.
• Deje abiertas las heridas que no estén limpias, las mordidas y las heridas punzantes. Las heridas que no se han limpiado correctamente pueden retener bacterias y causar infecciones.

• Si es posible, proporcione medicamentos para calmar el dolor.

• Consulte al médico para evaluar si una herida debe ser suturada y para que indique si es necesaria la aplicación de vacunas.

• Luego de la limpieza de la herida el uso de antisépticos, como Iodopovidona o clorhexidina es una medida de gran eficacia para la prevención de infecciones, principalmente en heridas abiertas.


Fuente: saludable.infobae.com
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top