La parálisis supranuclear progresiva (PSP), una forma de demencia frontotemporal, afecta a alrededor de 6.3 personas por cada 100.000, y después de la enfermedad de Parkinson, es la segunda causa más común de parkinsonismo degenerativo. La enfermedad se caracteriza por una dificultad para coordinar los movimientos oculares, desequilibrio e inestabilidad para caminar, rigidez en el movimiento, cambios en el estado de ánimo y cambios emocionales. Biológicamente, el PSP es causada principalmente por una acumulación anormal de proteína tau, que es bien conocida por su papel secundario en la enfermedad de Alzheimer. Tanto las agresiones ambientales (es decir, trauma cerebral repetitivo) como los factores hereditarios contribuyen al riesgo de tauopatías desarrollo.

Gracias a un importante estudio científico de la Universidad de Pennsylvania ha habido nuevas pistas genéticas sobre los factores de riesgo y las causas biológicas de esta enfermedad. Tres nuevos genes asociados con el riesgo de PSP fueron identificados y otras dos variantes genéticas que afectan el riesgo de PSP fueron confirmados también. Esto abre alentadoras posibilidades, ante esta enfermedad devastadora y sin tratamientos disponibles, ya que aumenta lo que se conoce de ella y abre nuevos caminos de investigación.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top