Un equipo de investigadores de laUniversidad de Leeds del Reino Unido ha anunciado el desarrollo de una nueva vacuna que fue creada a partir de una librería de ADN con capacidad para curar el cáncer de próstata.

Los detalles del nuevo estudio fueron publicados recientemente en la revista Nature Medicine. Los expertos también han publicado una serie de detalles sobre el funcionamiento de la vacuna y su eficacia.

Básicamente, la nueva terapia es una variante de la vacuna por ‘terapia génica’, que hasta ahora sólo usaba un único gen para fortalecer el sistema inmunológico. Ahora, el equipo de Leeds planea utilizar un mayor número de genes para producir diferentes efectos.

Pero estos genes, que pueden generar múltiples antígenos, han sido colocados dentro de un virus para prevenir que el sistema inmunológico se sobrecargue. La eficacia del nuevo método fue comprobada en estudios realizados con ratas de laboratorio.


Hasta ahora los investigadores han intentado utilizar este enfoque, pero con resultados bastante pobres. En otros casos, los genes causaron una respuesta masiva por parte del sistema inmunitario que acabo destruyendo el cuerpo sometido a la prueba.

Este es uno de los aspectos más peligrosos que tiene la manipulación del sistema inmunológico. Si algo va mal, entonces todo el cuerpo podría ser engullido por la fuerte reacción. Ahora los expertos tratan de encontrar el equilibrio adecuado entre la estimulación y la seguridad.

Además, necesitan impulsar la producción de varios tipos de antígenos porque cada tipo de célula cancerígena tiene diferentes marcadores sobre su superficie. Es muy difícil equilibrar todos estos aspectos de la forma adecuada.

Sin embargo, los expertos de Leeds consiguieron dar un paso importante en este campo, ya que ha utilizado unos virus diseñados especialmente como parte de su investigación financiada por el Instituto de Investigación sobre el Cáncer del Reino Unido (CRUK, por su acrónimo inglés).

“Esta es la primera vez que hemos podido utilizar con éxito toda una librería de ADN en una vacuna. El mayor desafío de la inmunología es desarrollar antígenos que puedan atacar los tumores sin causar daños a otros tejidos,” explica el profesor Alan Melcher y coautor del nuevo estudio.

“Al usar el ADN de la misma parte del cuerpo donde está ubicado el tumor para luego insertarlo en un virus, este problema se podría resolver,” concluyó el científico.

“Aunque la vacuna no ha sobrecargado el sistema inmunológico y tampoco causó efectos secundarios graves en los ratones, harán falta posteriores pruebas para poder decir que este método podría usarse para tratar a los pacientes de cáncer,” dijo Peter Johnson, jefe del laboratorio clínico de CRUK.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top