El humo de tabaco aumenta un 70% riesgo de bronquiolitis en niños



El Ministerio de Salud de la Provincia apeló a la responsabilidad de los adultos para que no fumen donde hay bebés y niños. Las infecciones respiratorias comienzan a aumentar a fines de junio







El ministro de Salud Alejandro Collia advirtió hoy que se “espera un incremento de casos de bronquiolitis para fines de junio y los primeros días de julio, tal como ocurre todos los años”, y pidió a los padres evitar exponer a los niños al humo del tabaco porque éste aumenta en “un 70% el riesgo de que sufran trastornos respiratorios”.


El ministro recordó que los hospitales y centros de salud la Provincia entregan medicación gratuita para combatir estas infecciones, y apeló a la responsabilidad de los adultos “porque si al esfuerzo del sistema de salud se suma la toma de conciencia de los padres para evitar que se fume en presencia de los niños, vamos a lograr reducir nada menos que el número de muertes infantiles”.

Además, Collia insistió en “no demorar la consulta cuando hay síntomas de infecciones respiratorias porque pueden derivar en casos graves y hasta mortales” sobre todo entre los menores de dos años.

Los datos epidemiológicos de la cartera sanitaria revelan que, en los primeros cinco meses de este año, se redujo el número de chicos afectados por bronquiolitis. En concreto, se registraron 12.523 casos menos que en el mismo período de 2010, cuando se habían notificado 50.639 niños enfermos de bronquiolitis menores de dos años.

Junto con las bronquitis y neumonías, la bronquiolitis forma parte de las llamadas IRAB: Infecciones Respiratorias Agudas Bajas, causa del 10% de las muertes de niños de entre un mes y un año.

“Insistimos en que se trata de una causa de muerte que se puede reducir siempre que los padres consulten ante los primeros signos de dificultad respiratoria que incluye silbidos y agitación al respirar, hundimiento debajo de las costillas por el esfuerzo respiratorio, falta de apetito e irritabilidad”, agregó la titular del Programa Materno Infantil de la Provincia, Flavia Raineri.

Evitar el tabaco

Este año, la campaña contra la bronquiolitis se apoya en dos ejes que los especialistas en infancia consideran vitales para reducir el impacto de estas enfermedades: evitar que los bebés estén expuestos al humo del tabaco y que duerman con sus padres por el riesgo de asfixia.

“Estamos entregando a los padres de niños menores de dos años folletería para que tomen conciencia de que fumar en ambientes donde hay bebés incrementa en un 70 por ciento el riesgo de que sufran enfermedades respiratorias”, contó Raineri.

Por otra parte, señaló que el humo de tabaco incrementa el riesgo de muerte súbita del lactante y aumenta hasta un 40% el riesgo de desencadenar asma. Además “en niños que ya tienen diagnóstico de asma, la frecuencia de las crisis asciende notablemente cuando se fuma en el hogar”, enfatizó Estela Grad referente del Programa IRAB de la Provincia.

Los especialistas explicaron que el humo del cigarrillo contiene alrededor de 4.000 componentes nocivos, entre ellos figuran tóxicos, irritantes, mutágenos y 50 sustancias que producen cáncer.

“Está probado que ventilar los ambientes no alcanza, incluso hay personas que suponen que si el bebé está en el dormitorio ellos pueden fumar en la cocina o en otro ambiente: tienen que saber que esto tampoco sirve, porque el humo pasa de un lugar a otro”, explicó Grad y agregó que la mejor recomendación es evitar completamente encender un cigarrillo donde hay un niño
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top