El alisado definitivo y el esmalte de uñas también generan cáncer

 
Un informe elaborado por científicos de los EEUU advierte seriamente a los consumidores acerca de dos sustancias que son utilizadas casi a diario por millones de personas, y pueden provocar cáncer: el formaldehído o formol y el estireno.

En cuanto a la primera, enciende la señal de alerta para las mujeres, ya que se encuentra en el alisador de cabello y el esmalte de uñas, dos grandes “caballitos de batalla” del mercado de la belleza.

Además, está presente en el enchapado, la madera aglomerada y los depósitos de cadáveres, ya que dicha sustancia se utiliza para embalsamar.

Por otra parte, el estireno se halla en elementos como platos y vasos de telgopor, y afecta principalmente a trabajadores abocados a la construcción de barcos, autopartes, bañeras y cabinas de ducha, informó Clarín.



De acuerdo con The New York Times, medio que inicialmente difundió la novedad, esto se conocía desde hacía 4 años. No obstante, no pudo ser difundido debido a presiones de la industria química.

Las consecuencias

En la Argentina existen varias técnicas para alisar el cabello, y en rigor de verdad, todas contienen formaldehído en distintos grados. Pero hay uno específicamente, llamado Brazilian Blowout Acai Professional Smoothing solution, que según los EEUU contiene “niveles inaceptables de formol”.

Los peluqueros que utilizaron ésta y otras técnicas denunciaron dolores de cabeza, hemorragias de nariz, ardor ocular, vómitos y asma.

En tanto, los embalsamadores sufren en general mayor incidencia de leucemia mieloide y cánceres atípicos de las fosas nasales y la boca.

Por su parte, los trabajadores expuestos al estireno suelen padecer leucemia, linfoma y daño genético en los glóbulos blancos.

Cómo evitar estas sustancias

El médico director de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer en los EEUU, Otis Brawley, afirmó que el formaldehído es tan preocupante como omnipresente. Lo que puede hacer una persona es “controlar su exposición y disminuírla todo lo posible”.

Se puede evitar el uso de estos cosméticos y de la madera aglomerada, o bien elegir aquellos que lleven la etiqueta ULEF (formaldehído de etiqueta ultra baja) o NAF (sin agregado de formaldehído), como algunos esmaltes que ya se encuentran en el mercado.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top