Las cenizas del volcán chileno Puyehue-Cordón Caulle cubrieron varias ciudades sureñas como Villa la Angostura y Bariloche. Consultado sobre los efectos que puede tener sobre la salud, el Jefe de Neumonología del Hospital Austral, Daniel Pérez Chada, advirtió que, en caso de que se prolongara, la lluvia gris puede inflamar la vía aérea y, en personas con enfermedades respiratorias crónicas, agravar los síntomas.




Las autoridades recomendaron usar barbijos y evitar salir de las casas, pero si la situación se desarrolla como hace tres años, la lluvia gris puede durar varios días. A pesar de que se dijo que el aire viciado no es tóxico, el Dr. Pérez Chada advirtió que las cenizas son “nocivas para la salud”, principalmente entre quienes padecen complicaciones respiratorias como asma o bronquitis crónica.


“La aspiración de cenizas aumenta los síntomas y eleva el riesgo de desencadenar crisis asmáticas”, indicó el experto. A su vez señaló que estos residuos no son inocuos para las personas sanas, ya que “la exposición durante cortos períodos a la inhalación irrita la vías respiratorias”.

En comparación con el humo, el especialista destacó que los síntomas iniciales que provocan las cenizas son los mismos: picazón en la garganta y molestia en los ojos. Pero si la exposición a las partículas se prolonga, “pueden producirse enfermedades respiratorias crónicas” y llegar a “deteriorarse progresivamente la función pulmonar”.

“De todas maneras, faltaría evaluar cuál es la composición de la partícula de ceniza y en qué concentración se encuentra en el ambiente como para dar un diagnóstico más certero”, concluyó el experto.






Salud emitió recomendaciones para protegerse de las cenizas


El Ministerio de Salud de la Nación reiteró las recomendaciones emitidas por Defensa Civil ante la lluvia de cenizas que alcanzó a distintas localidades de las provincias de Río Negro y Neuquén tras las erupción del volcán chileno Puyehue. Se dividen en tres grupos:



Protección del aparato respiratorio

• La mejor protección es permanecer en ambientes cerrados.Para disminuir el ingreso de ceniza a través de pequeñas aberturas o por los marcos de puertas y ventanas, verifique que están cerradas y coloque un trapo húmedo así se atraparán las partículas de polvo.


• En viviendas con instalaciones de gas sin salida al exterior es necesario tomar precauciones para evitar intoxicaciones por CO2, debido a la combustión del gas domiciliario.


• Si debe movilizarse al exterior de su vivienda, utilice las medidas de protección para ojos y piel. Disponga de barbijos para evitar la inhalación de partículas de ceniza. Utilice un pañuelo o pedazo de tela para cubrirse la nariz y la boca.


Protección ocular


• Utilice lentes con protección lateral – no lentes de sol- cuando se encuentre en ambientes al aire libre. Puede usar los protectores que recomiendan para ciclistas, motociclistas o nadadores.


• Si ha estado expuesto a la ceniza y presenta sensación de cuerpo extraño en sus ojos, lave con abundante agua potable y/o hervida. Lávese las manos antes del procedimiento. No utilice colirios o gotas oftalmológicas sin indicación médica.


• Si la sensación de cuerpo extraño persiste luego del lavado es necesario la atención médica.

• Deben tener especial cuidado quienes utilizan lentes de contacto ya que pueden introducirse partículas de ceniza entre el lente y la córnea y causar lesiones particularmente severas, que representan mayor riesgo de infecciones. Se recomienda no usarlos mientras haya ceniza en el ambiente.

• También aquellas personas con una cirugía ocular reciente deben tomar precauciones extra, ya que además de aumentar la inflamación en los ojos, la ceniza volcánica puede producir erosiones corneales, que aumentan el riesgo de infección0. Se recomienda también extremar las precauciones a quienes hayan tenido corrección visual con láser en las semanas anteriores.

• A su vez alérgicos deben tener especial cuidado, ya que poseen más probabilidades de desarrollar dermatitis de los párpados. En caso de presentar picazón excesiva, molestias con la luz o lagrimeo, deben consultar al oftalmólogo.


Protección de la piel y el cuero cabelludo


• Cubrirse con un sombrero, pañoleta o gorra para evitar el contacto de la ceniza con el cuero cabelludo.


• Utilice prendas que cubran la mayor extensión del cuerpo si va a exponerse al ambiente externo.


• Si la piel se ha impregnado de ceniza, quítese la ropa y lávese con abundante agua. Si presenta ardor o enrojecimiento de la piel, consulte a su médico.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top