Un grupo de científicos detectó una nueva cepa de la "superbacteria" SARM en vacas británicas y se cree que ha llegado a infectar a humanos.

Los grupos de defensa del medio ambiente dicen que la nueva variedad ha surgido por el uso excesivo de antibióticos por parte de los productores lecheros.

El Dr. Mark Holmes, de la Universidad de Cambridge, quien dirigió la investigación, dijo que se trata de una "hipótesis creíble".

Los investigadores, que publicaron el trabajo en la revista The Lancet Infectious Diseases Journal, dicen que el consumir leche y productos lácteos no representa riesgos adicionales para la salud.






"La presión financiera"

El SARM (Staphylococcus aureus resistente a meticilina) es una forma resistente a los medicamentos de una bacteria normalmente inofensiva que puede ser mortal cuando infecta las heridas.

Las alrededor de 35 cepas de superbacterias resistentes a los antibióticos son genéticamente bastante similares. Sin embargo, esta nueva variedad es muy diferente y se cree que podría haber surgido de las vacas.

Sus descubridores la han apodado "nuevo SARM".

Los antibióticos son ampliamente utilizados por los productores de leche para el tratamiento de vacas con mastitis. Sin embargo su uso excesivo hace que algunas bacterias se vuelvan resistentes y difíciles de tratar si los seres humanos se infectan.

El Dr. Holmes dijo que el problema puede ser exacerbado por las presiones financieras que enfrentan los productores lecheros

"Si se exige a las vacas para producir más leche se obtiene más mastitis", dijo en una conferencia de prensa.
La asociación ecológica británica Soil Association ha pedido una prohibición completa del uso rutinario de antibióticos en la agricultura.

Su directora, Helen Browning, dijo: "Los sistemas lácteos son cada vez más dependientes de los antibióticos. Tenemos que sacar a los productores de esta rutina, incluso si eso implica que la leche tiene que costar algunos centavos más".

Rob Newberry, asesor de la Unión Nacional de Productores Lácteos, dijo que la salud y el bienestar de las vacas son de "gran importancia" para los ganaderos británicos.

"En aras de la salud humana y animal y del bienestar de los animales, es importante que los medicamentos veterinarios se administren lo menos posible, pero tanto como sea necesario", dijo.

"Cualquier antibiótico o medicamento veterinario que se administra a los animales productores de alimentos tiene estrictas condiciones de uso, incluyendo los tiempos de extracción de leche y carne, y, en general, en virtud de la legislación europea, sólo están disponibles bajo prescripción".

Holmes y su colega, la Dra. Laura García Álvarez, descubrieron la nueva cepa mientras estudiaban una bacteria que se sabe que causa mastitis en las vacas.

Encontraron que, al igual que otras cepas de SARM, era resistente a los antibióticos más comúnmente utilizados. Sin embargo, hallaron que la nueva cepa era genéticamente muy diferente.

Investigaciones posteriores mostraron que la cepa también estaba presente en los seres humanos.
García Álvarez dice que el hallazgo de una nueva cepa tanto en seres humanos como en las vacas es "muy preocupante".

"Los trabajadores en las granjas lecheras tienen un mayor riesgo de portar el SARM, pero todavía no sabemos si esto se traduce en un mayor riesgo [de que se enfermen]," dijo.





A las vacas se les dan antibióticos para combatir la mastitis.


"Muy bajo riesgo"

Holmes dijo que muy pocas personas habían sido infectadas con la cepa nueva, probablemente menos de 100 al año en el Reino Unido. "Pero parece que las cifras están aumentando", agregó.

La Agencia de Protección de la Salud dijo que el riesgo de infectarse con la cepa nueva es "muy bajo".
Holmes y García Alvarez ahora investigan la prevalencia de la nueva cepa y si es más o menos perjudicial que las cepas actuales.

También planean llevar a cabo estudios en las granjas en busca de más cepas de SARM de este tipo y explorar todos los posibles riesgos para los productores.

El SARM se encuentra a menudo en los hospitales y en 2007 se lo vinculó con 1.593 muertes.
Desde entonces, el número de presuntos casos mortales se ha reducido drásticamente. Hubo 1.290 en 2008 y 781 en 2009.

Un portavoz del Departamento de Salud británico dijo: "De la evidencia disponible, entendemos que esta nueva forma de SARM es poco frecuente en el Reino Unido y no está causando infecciones en los seres humanos.

"Sin embargo, nuestro comité de expertos examinará esta cuestión en su próxima reunión y considerará posibles cuestiones médicas, veterinarias y de seguridad alimentaria".

Un portavoz de la Food Standards Agency (FSA) o Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido dijo que el estudio no proporcionó evidencia directa de que los seres humanos se infectaran con SARM a través del ganado vacuno.

"El riesgo de contraer esta nueva cepa de SARM a través de la leche de consumo es muy bajo debido a que la gran mayoría de la leche de vaca está pasteurizada y el proceso de pasteurización destruye todo tipo de SARM", señaló.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top