http://www.bajarcolesterol.com/images/colesterol-ldl.jpg

La sabiduría popular no siempre es tal. Al menos en lo que a enfermedades se refiere. Existe una lista de creencias sobre el colesterol que es preciso revisar ya que es frecuente que las personas pongan en riesgo su salud, aún cuando creen que están haciendo las cosas bien.

Según datos de la Sociedad Argentina de Cardiología, más del 60 por ciento de las enfermedades cardiovasculares están relacionadas con el aumento del colesterol, la sustancia grasa que interviene en la formación de las paredes de las células y cuya acumulación es riesgosa.

En tanto, se estima que uno de cada tres argentinos adultos tiene niveles elevados de esta sustancia, aún teniendo un peso corporal adecuado .



LaCapital consultó a Diego Nannini, cardiólogo, magister en hipertensión y mecánica vascular, quien se refirió a los mitos que existen en torno al colesterol.


dijo:
1 Si tenés el colesterol normal no te puede pasar nada malo

Esta es una visión muy peligrosa. Una persona puede tener valores poblacionalmente normales de colesterol y de todos modos padecer enfermedad coronaria o arterial, difusa o severa. "El valor normal no se define desde los parámetros de toda la población sino desde el riesgo personal". Para ello es necesario consultar a un especialista que brinde información sobre cada situación particular. Por ejemplo, "una persona con diabetes debe tener el colesterol LDL (o malo) por debajo de los 100 MG/DL; alguien que tiene un stent coronario y sigue fumando debe tener ese valor debajo de los 70 MG/DL".

Un dato clave: el 77 por ciento de las personas con enfermedad coronaria tiene el colesterol LDL en valores "normales". El promedio hallado en pacientes con enfermedad coronaria es de 162, y en una muestra comparativa de personas sin enfermedad coronaria ese valor fue de 150 (según datos del año 2000). La diferencia encontrada fue mínima.

2 Tengo alto el colesterol porque como grasa

Hay que recordar que el 85 por ciento del valor del colesterol LDL en la sangre está determinado genéticamente. De todos modos "una dieta muy estricta y diseñada por profesionales puede bajar hasta un 15 por ciento el valor del colesterol malo".

Los triglicéridos (otra forma de grasa) “sí están íntimamente relacionados con la dieta, en especial con el consumo de alcohol y de hidratos de carbono de absorción rápida y con las comidas hipercalóricas”. Esto no quiere decir que se pueden comer grasas saturadas. “Las dietas bajas en grasas reducen la chance de enfermedad arterial”.

3 Mi colesterol está causado por el estrés

No existe demostración fehaciente sobre el impacto del estrés agudo o crónico en el aumento del colesterol. “Lo que sí es probable es que una persona con algún problema serio en su vida modifique su alimentación (se descuide), y que por ansiedad coma de más, aumentando de ese modo los valores de su perfil lipídico”. Es recomendable, igualmente, mantener bajos los niveles de estrés, ya que en Latinoamérica “el estrés psicosocial es un factor de riesgo importante”.


4 Las drogas para bajarlo destruyen hígado y músculos


Es muy común escuchar esto. Lo cierto es que la tasa de efectos indeseables sobre estos órganos, constatada en pacientes que toman drogas para bajar el colesterol “no es superior al 1%”.
Hay que tener cuidado porque “es probable que a una persona le duelan los músculos por otras causas y deje la medicación para el colesterol aumentando en forma innecesaria el riesgo cardiovascular”. A las dudas hay que consultarlas siempre con el médico.

5 Tomé una caja de pastillas, me bajó el colesterol y las dejé


Las drogas indicadas por el médico para disminuir los niveles de colesterol LDL (o malo) “hacen efecto mientras se las toma”. Si se las abandona, el colesterol volverá a niveles similares a los anteriores en sólo algunas semanas. “Para mantenerlo controlado es imprescindible utilizar la dosis indicada por el profesional”, y desde ya. mantener el tratamiento según la indicación del médico y hasta que el profesional lo crea conveniente. Para eso, es necesario no faltar a los controles.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top