Salud mental: depresión, el lado sombrío de la vida



La depresión es una enfermedad mental que afecta a una de cada cinco personas en algún momento de su vida.
Ocasionalmente es normal sentirse con el ánimo bajo, pero con la depresión estos sentimientos están siempre o casi siempre presentes y pueden ser tan severos que interfieren con las actividades de la vida diaria.





Una de cada cinco personas sufre depresión en algún momento.

Tal como lo describen los pacientes, la depresión es un sentimiento abrumador de desesperanza, tristeza y falta de autoestima. Y es mucho más largo, profundo y desagradable que los cortos períodos de desdicha que todos tenemos de vez en cuando.

Para quien sufre depresión, sentirse así significa un panorama muy sombrío de la vida.
Sin embargo -tan como señalan los expertos- es importante recordar que la depresión no es un absoluto.
"No se trata simplemente de un caso en el cual la persona está deprimida o no lo está" explica a la BBC la doctora Trisha Macnair, de la Asociación Médica Británica.

"Hay una progresión que va desde sentirse triste hasta padecer toda la enfermedad clínica que es la depresión".

"E incluso así, no todas las personas presentan todos los síntomas" agrega la experta.


Causas de la depresión

"Todavía no se logra comprender totalmente cuáles son las causas de la depresión", explica a la BBC el doctor Robert Hicks, médico general y experto en salud masculina.

"Muchos factores pueden contribuir en la enfermedad, por ejemplo la muerte de un ser querido, enfermedad, estrés, divorcio o rompimiento de una relación".


"A menudo la gente que sufre depresión no se da cuenta de que está padeciendo la enfermedad, porque ésta se instala gradualmente"

Dra, Trisha Macnair


También se piensa que puede haber ciertos factores genéticos, lo cual explica porque en ocasiones varios miembros de una familia son susceptibles a la enfermedad; y factores biológicos, como el desequilibrio de los compuestos químicos cerebrales que se cree están vinculados a las emociones y el estado de ánimo.

Pero cualquiera que sea la causa, los síntomas de la depresión pueden ser tan severos que es necesario brindar ayuda a la persona afectada.

"A menudo la gente que sufre depresión no se da cuenta de que está padeciendo la enfermedad, porque ésta se instala gradualmente" dice la doctora Macnair.

Muchas veces el paciente puede tratar de combatir la enfermedad o tratar de mantenerse ocupado.
Esto puede hacerlos aún más estresados o más deprimidos, lo que a su vez puede causar dolores físicos, como dolores de cabeza constantes o dificultad para dormir.

"Si usted tiene algún síntoma de depresión o cree que está sufriendo la enfermedad, hable con su médico", señala Trisha Macnair.

"El diagnóstico de la enfermedad a menudo se basa en el historial médico de la persona y en los síntomas que presenta", agrega.




SINTOMAS DE LA DEPRESIÓN

Pérdida de interés en la vida en general o en las actividades que solían gozarse

Dificultad para tomar decisiones

Dificultad para manejar asuntos de la vida diaria

Ansiedad o agitación

Pérdida de apetito o ansiedad por comer en exceso

Dificultad para dormir y para levantarse


Hay dos tipos de tratamiento para la depresión: las llamadas terapias "habladas" y los medicamentos.
En las terapias habladas, como por ejemplo la terapia cognitivo conductual (TCC), un terapeuta ayuda al paciente a hablar sobre sus sentimientos o las cosas que siente lo están abrumando o preocupando.
El objetivo de la TCC es superar los poderosos pensamientos negativos que se cree forman parte de la depresión.

Los medicamentos antidepresivos pueden ser efectivos si la depresión es severa o si ha estado presente durante un período largo.

"Estos fármacos pueden ayudar a restaurar el equilibrio de los neurotransmisores en el cerebro y pueden ofrecerse en combinación con una terapia hablada" explica el doctor Hicks.

"De esta forma se intenta manejar al mismo tiempo las causas biológicas y las causas que están desencadenando la depresión", agrega.

Los estudios han demostrado que más de 80% de las personas con depresión mejoran con un tratamiento apropiado que incluye la combinación de fármacos y psicoterapia.




Ayuda médica



Las terapias "habladas" pueden ser efectivas para la depresión.

Sin embargo, el efecto de los antidepresivos no es inmediato por lo que el paciente no comienza a notar una mejora en su enfermedad. Éstos, por lo general, tardan dos o tres semanas para tener efecto después de empezar a tomarlos.

Pero los fármacos antidepresivos tienen algunos efectos secundarios que tienden a desaparecer con el tiempo, por eso es necesario que el tratamiento esté supervisado por el médico.
Según el Royal College of Psychaitrists, (Real Colegio de Psiquiatras) cuatro de cada cinco personas con depresión logran mejorar sin ayuda.

Entre más corto el tiempo que una persona ha estado deprimida más posibilidades tendrá de superar la enfermedad.

"Muchas veces basta con hablar con un amigo cercano o un familiar" señala el doctor Hicks.
"Pero no siempre esto ayuda y entonces es necesario consultar el médico".

"Lo importante -señala la doctora Macnair- es que una persona que se siente deprimida esté consciente de que puede contar con ayuda. Por eso es tan importante consultar al médico".
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top