Afganistán es el peor país del mundo para ser madre, según un índice de la condición de las mujeres y los niños, compilado por la organización no gubernamental Save the Children durante los últimos 12 años. Por el contrario, el documento pone a Noruega como el mejor y a Cuba como el superior en Latinoamérica.




La elección del último puesto en el informe, que lleva el nombre “Indice de las Madres”, se basa en que “Afganistán tiene el índice de mortalidad materna más alto y la menor esperanza de vida para las mujeres en el mundo".

En ese país y en otros nueve países que cierran la lista, uno de cada seis niños muere antes de cumplir cinco años y uno de cada tres sufre desnutrición, señala el documento. Por otra parte apunta a que casi la mitad de la población de estas naciones carecen de acceso a agua potable y sólo cuatro nenas por cada cinco varones son matriculadas en la escuela primera.

Ocho de estos diez últimos países de la lista están en el África subsahariana. De abajo para arriba, figuran: Afganistán, Nigeria, Guinea-Bissau, Yemen, Chad, República Democrática de Congo, Eritrea, Mali, Sudán y República Centroafricana.

Por otra parte, cinco naciones nórdicas y dos del hemisferio sur conforman los siete mejores lugares para ser mamá. Se trata, en ese orden, de Noruega, Australia, Islandia, Suecia, Dinamarca, Nueva Zelanda y Finlandia. Tres países europeos (Bélgica, Holanda y Francia) completan los 10 mejores del índice.

Los investigadores de Save the Children registraron las condiciones en que viven las madres y sus hijos en 164 países: 43 naciones desarrolladas y 121 en vías de desarrollo, que fueron desglosadas en 79 "países menos desarrollados" y 42 "países peor desarrollados".

Cuba encabezó la lista de los "menos desarrollados", delante de Israel, Chipre, Argentina, Barbados, Corea del Sur, Uruguay, Kazajistán, Mongolia y Bahamas, en ese orden.

En relación al género femenino, la expectativa de vida promedio de una noruega es de 83 años, mientras que en Afganistán es de 45. Más de ocho de cada 10 mujeres del país que encabeza la lista usan algún método anticonceptivo moderno y sólo una de 175 pierde a su hijo antes de su quinto cumpleaños.

Entretanto, en Afganistán, menos de una de cada seis mujeres usan algún método de control de natalidad y un niño de cada cinco muere antes de los cinco años.

Alemania, España y Gran Bretaña ocupan los puestos 11, 12 y 13 de los países más desarrollados, mientras EEUU figura en el 31, justo por encima de Luxemburgo y Belarús. En la sección "más desarrollados" no figura ningún país latinoamericano.

Save the Children pide en el informe a todos los gobiernos del mundo, incluidos los de naciones desarrolladas, a mejorar la educación, el acceso a la salud y las oportunidades económicas de mujeres y jóvenes.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top