El agua es fundamental para nuestra vida y la del planeta, pero no es infinita: es un recurso limitado y por eso es importante cuidarla. Sin embargo, con el aumento de la población y las costumbres modernas también crece el consumo del agua mientras que cada vez hay más lugares en los cuales es muy difícil conseguirla y acceder a ella. Si bien no tenemos forma de incrementar la cantidad de agua potable, sí podemos utilizarla en una forma inteligente, empezando por la casa. Aquí te contamos cómo ahorrar agua a diario sin grandes esfuerzos.




Hay un dicho que dice que “pan y agua no se le niega a nadie”. Pero si seguimos a este ritmo de consumo, de este recurso tan preciado, en el futuro las personas podrían llegar a pelearse por un vaso de agua.

Actualmente, si bien el 70% del planeta está formado por agua, apenas una mínima parte de ella (el 2.53%) es dulce, el resto es agua salada — como la de los mares — y no se puede utilizar para tomarse o consumirse. De ese pequeño porcentaje, sólo una parte diminuta (el 1%) se puede hacer potable, es decir que puede ser procesada para su consumo, ya sea para ser bebida, para regar plantaciones, para criar animales, para limpiar establecimientos o para otros usos: el agua es necesaria en todas partes, el agua es vida.

Las personas usamos el agua para bañarnos, limpiar nuestro hogar, cocinar, lavar el auto, bañar a las mascotas y regar las plantas, entre otras cosas. ¿Cuál es el uso que le das tú al agua? ¿Sabías que si haces un uso inteligente de este recurso puedes ayudar al planeta?


Ten en cuenta que:

* Las lavadoras de ropa más modernas utilizan de 75 a 95 litros de agua, mientras que las lavadoras más antiguas y las que no economizan agua utilizan hasta 212 litros de agua por tanda. ¿Cuánto suman en un solo mes?

* Un grifo o llave goteando desperdicia alrededor de 300 litros de agua por semana.

* Un inodoro con deficiencia en el flotante desperdicia 1,200 litros de agua por día.

* Una manguera desperdicia 570 litros de agua en apenas media hora, ¿cuánto necesitas para lavar la acera o regar tus plantas?


Ahora piensa en esto: actualmente, se estima que alrededor de 1,200 millones de personas no tienen las instalaciones necesarias para abastecerse de agua y se calcula que para el año 2025 serán 1,800 millones de personas las que vivirán en países o en regiones donde no habrá nada de agua. ¿No falta tanto, verdad?

Por eso es muy importante que todos aprendamos a ahorrar agua, y lo bueno es que unas sencillas medidas en casa pueden hacer la diferencia:


* Usa sólo el agua que necesites: no la dejes correr mientras lavas los platos, mientras te cepillas los dientes, antes de bañarte o al lavar el auto.

* Si tienes electrodomésticos como lavarropas o lavavajillas, trata de utilizarlos cuando esté completa su capacidad o utilizar programas economizadores de agua y de energía.

* Recuerda controlar el estado de las cañerías internas y de detectar y reparar pérdidas de canillas, depósitos de baños y tanques de agua.

* Instala algún dispositivo para reducir el consumo del agua, tanto en los grifos como en la ducha. Algunos pueden hacer que ahorres hasta un 50 % de lo que utilizas actualmente.

* Toma duchas más cortas y enséñales a los niños a seguir tu ejemplo. Una forma divertida es competir a ver quién sale más rápido y más limpio de la bañera.

* Al cocinar, lava y pela los vegetales en un recipiente con agua en vez de hacerlo debajo del agua.

* No descongeles los alimentos bajo el agua, déjalos dentro del refrigerador durante la noche o utiliza el horno microondas.

* Limpia la acera en frente de tu casa con una escoba, en vez de lavarla con agua.

Repasa estas recomendaciones y piensa cuáles son las que tienes que modificar: ¿será al lavarte los dientes o al tomar una ducha? Tal vez tengas alguna pérdida de agua que tienes que reparar o quizá estés pensando en dónde conseguir un dispositivo para consumir menos. Cualquier cosa que hagas para cuidar el agua, por pequeña que sea, puede ayudar.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top