http://www.laborladelombligo.net/wp-content/uploads/2009/12/medicos.jpg 

Un consultorio amueblado con la mayor elegancia o equipado con los últimos adelantos, no necesariamente refleja la calidad de los servicios del médico. No es tan difícil reconocer a un buen médico, alguien que sea un auténtico profesional de la medicina y poder depositar nuestra confianza.

La importancia de reconocer a un buen médico es pieza fundamental del cuidado de nuestra salud, ya que siempre es bueno tener el consejo y asesoría de un profesional de la salud al intentar nuevos tratamientos o incluso terapias alternativas.

Elegir médico o especialista es un dilema que se nos plantea de manera frecuente.

Cuantos menos errores se cometan al escoger un profesional de la salud, mayores garantías de éxito terapéutico tendremos. Hay, en cambio, algunos aspectos que hasta la persona más lega en medicina puede evaluar.

En medicina, como en otras actividades profesionales, hay médicos buenos, menos buenos y mucho menos buenos.

A la hora de evaluar la calidad profesional de un médico la claridad de la información y la atención son dos factores determinantes.

La primera consulta es fundamental. Ésta debería durar todo el tiempo que sea necesario para que el médico se informe sobre los antecedentes médicos y quirúrgicos del paciente.



- Factores a tener en cuenta


dijo:
• Ante la necesidad de elegir a un médico que no conocemos, sería bueno que fuera recomendado por otro médico o alguna persona de nuestra confianza.

• Es importante que en la primera entrevista se sienta cómodo, bien recibido y contenido.

• En la consulta debe sentir que se establece una buena relación, que se sienta escuchado atentamente, que se dé cuenta que el médico tenga el objetivo de solucionarle el o los problemas por los cuales ha acudido a consultar y que está preocupado de utilizar todos sus conocimientos en su beneficio sin otros fines secundarios.

• El médico no debe dar la sensación de estar apurado, sino por el contrario, que sepa escuchar, preguntar, entender y contestar. Que inspire confianza, para realizarle todas las preguntas que necesite sin temerle. Debe ser claro en todos los procedimientos a seguir y los efectos de los remedios que le está indicando.



Si se cumplen los factores expuestos tendrá más tranquilidad y seguridad con respecto al médico que eligió para entregarle el cuidado de su salud y su vida o la de sus familiares.

Tenga cuidado cuando el médico le promete “milagros”, no se toma el tiempo para escucharlo, le dedica menos de 15 minutos a la primera consulta, no lo hace sentir cómodo ni seguro, no le inspiró confianza o lo hizo sentir “culpable” de lo que padece. Es aquí, donde debe programar una nueva consulta con otro profesional.

Una vez hallado el médico que considera adecuado, tanto él como usted deberán poner en forma conjunta manos a la obra para prevenir posibles enfermedades o llevar adelante un tratamiento exitoso.

“Saber elegir a un buen profesional de la medicina podría ser decisivo para nuestra salud”
 
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top