Cáncer de cabeza y cuello: la importancia de consultar a tiempo



Una encuesta realizada en el país reveló que el tabaquismo, el alcohol y el HPV son los principales factores de riesgo para contraer la enfermedad. Fuerte desconocimiento de síntomas y causas





Los resultados de una encuesta realizada en el país arrojaron que existe fuerte desconocimiento de los síntomas y causas del cáncer de cabeza y cuello.

El cáncer de cabeza y cuello se produce en las células que cubren los tejidos y órganos de la región de la cabeza y el cuello, incluyendo la boca, faringe, laringe y fosas nasales. Los tumores en estas regiones se asocian con altas tasas de mortalidad y muestran una alta proporción de muertes por número de casos en comparación con otros tipos de cáncer frecuentes como el de mama, el de cérvix o el melanoma. Además, el cáncer de cabeza y cuello es difícil de tratar si la enfermedad progresó a un estado avanzado cuando el paciente concurre a la consulta.

La encuesta determinó que del 65,3% de encuestados que saben de la existencia de esta enfermedad, prácticamente cuatro de cada diez de ellos la conocieron a través de la difusión de los medios de comunicación en general. Asimismo, otro poco más del 24% lo hizo a través de familiares o amigos; mientras que un 16 % se reparte en forma proporcional en señalar la escuela o la facultad y el lugar de trabajo como los lugares donde recuerdan haber leído o escuchado sobre esta enfermedad.

En general, los encuestados reconocieron la mayoría de los síntomas pero algunos de los menos conocidos no fueron identificados y otros fueron señalados incorrectamente. Casi la mitad (44%) reconoció síntomas como dolores de cabeza, cefaleas o migrañas, cuando estos no están relacionados con el tumor. Por su parte, otro 13% señala los dolores fuertes de garganta; mientras que casi un 10% apunta a la inflamación de un ganglio en el cuello. Estos síntomas concentran algo más del 67% del total de menciones del público.
Por otro lado, prácticamente la mitad de los consultados creen que esta enfermedad afecta directamente al cerebro, cuando esta patología sólo abarca a los tumores que se originan en el tejido que recubren la garganta, la boca, los labios, etc. Por el contrario, un 27% sostiene que no lo hace; mientras que algo más del 26% no lo sabe.

Ahora bien, uno de cada tres médicos acertadamente sostiene que el tabaquismo es el principal factor de riesgo para contraer esta enfermedad. Por su parte, el 23% señala en este sentido el alcoholismo; mientras que el 10% indica el Papiloma Virus Humano (HPV). Si bien aún se desconoce la cifra de la Argentina es muy probable que esta infección alcance al 50% de los pacientes. Asimismo, otro 10% hace referencia a los golpes frecuentes en la cabeza.

Ocho de cada diez médicos encuestados consideran que el HPV (Papiloma Virus Humano) puede incrementar las posibilidades de desarrollar esta enfermedad, un dato que es correcto.

Por último, cuatro de cada diez de los profesionales que respondieron esta encuesta reconocen que han tenido la oportunidad de atender un paciente afectado con esta patología; mientras que el restante 60% no lo ha hecho. En la Argentina el diagnóstico de esta enfermedad es tardío ya que el 60% de los pacientes acuden a la consulta en estadios localmente avanzados y desafortunadamente para ellos la localización de los tumores en órganos tan vitales hace que las consecuencias del abordaje tardío tengan impacto en dificultar tareas tan simples como hablar.

Es importante realizar una fuerte concientización para que médicos y pacientes tomen las precauciones y trabajen en la prevención y en la detección temprana de la enfermedad.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top