Aumento del diámetro abdominal: mayor riesgo en varones

Aumento del diámetro abdominal: mayor riesgo en varones



El Índice Cintura Cadera o perímetro abdominal es una medida antropométrica que se utiliza para medir los niveles de grasa intra-abdominal y que es un marcador de riesgo cardiovascular. Cuándo la “pancita” pasa a ser peligrosa para la salud




El Índice Cintura Cadera (ICC) es un método sencillo que consiste en medir con un centímetro el diámetro abdominal, en el hombre el valor normal es hasta 102 centímetros y en la mujer hasta 88 centímetros. Por encima de esas cifras comienza el riesgo y es el momento que se deben tomar las medidas higiénicas dietéticas y eventual tratamiento médico.


Si se observa a los varones, en especial mayores de 40 años, podrá verse un abdomen prominente o panza, con piernas delgadas y poca cola, por tener mayor concentración de grasa en abdomen y es más frecuente –y más riesgoso- que en las mujeres que tienen menos panza o abdomen por la distribución de la grasa que está dada en caderas y piernas. En éste último caso aunque tenga mayor índice de masa corporal y de grasa, si el diámetro abdominal está dentro de los límites tendría menos riesgo cardiovascular, considerando que no haya riesgos agregados.

Se sabe que las hormonas sexuales regulan la composición corporal, la distribución del tejido graso y la proporción de tejido muscular/masa grasa. Por eso las mujeres que están en la menopausia realizan un cambio de composición corporal, cambia el metabolismo de las lipoproteínas, el de los lípidos y comienzan a aumentar de peso, es decir el índice de masa corporal, esto ocurre a medida que pasan los años.

El abdomen prominente que indicaría aumento del diámetro de la cintura o acúmulo de grasa en el abdomen, está reflejado en el aumento de la grasa intra-abdominal o llamada también grasa visceral (se acumula, en hígado, intestino, etc.) ésta puede medirse por tomografía o resonancia, e indica riesgo cardiovascular.


¿Por qué?

Se comprobó que en el tejido graso intra-abdominal las células son metabólicamente más activas (adipositos) y éstas actuarían en distintos puntos, como en la liberación de ácidos grasos libres que metabolizaría y utilizaría como energía el hígado, en lugar de utilizar glucosa, aumentando ésta en sangre, actúa sobre diversas hormonas, aumentan los lípidos en sangre, etc.

Por eso cuando una persona presenta abdomen prominente se debe pensar en el Síndrome Metabólico, que está dado por: aumento del colesterol malo (LDL), de los triglicéridos, disminución del colesterol bueno (HDL), resistencia a la insulina que con el aumento de insulina produciría vasoconstricción por estimulación simpática o por retención de sodio (no está del todo claro) y en consecuencia aumentaría la presión arterial, híperglucemia, etc. Todo lo mencionado son factores de riesgo cardio-metabólicos, si se agregan otros factores como el estrés, el tabaquismo, etc., el riesgo es mayor.


Recomendaciones

* Mantener una vida saludable con una alimentación adecuada equilibrada en cantidad y calidad.
* Control médico anual, que incluya: Laboratorio, Rx, Electrocardiograma, etc.
* Control por nutricionista, si fuera necesario e indicado por el médico clínico.
* Ejercicios o actividad física, recomendando la actividad aeróbica como caminar (30 minutos diarios) nadar, andar en bicicleta, etc.
* Para aquellas personas que presentaran alguna de las alteraciones mencionadas, se sugiere tomar conciencia a lo que se exponen y saber que teniendo controlado los parámetros de laboratorio, peso, dieta, signos vitales, etc. podrán tener una mejor calidad vida con menos riesgo cardiovascular .
* Tomar conciencia.



Por: doctor Norberto Debbag, cardiólogo y deportólogo (UBA)