La secretaría de Salud de la municipalidad de Rosario, indicó que los primeros análisis indican que un joven que acaba de fallecer, estaba infectado por hantavirus y no por leptospirosis, según informó el sito AIM digital.

El muchacho, de apellido Taborda, era oriundo de Grandero Baigorria y trabajaba como puestero en un establecimiento del humedal del río Paraná. Murió tras dos días de agonía en un hospital de Rosario.



Julio Befani, director de Epidemiología, confirmó al diario La Capital de Rosario que el muchacho en principio fue trasladado el martes al hospital Alberdi de Rosario y de ahí derivado al Clemente Alvarez, donde se produjo el deceso. Agregó que aún no se establecieron las causas de la muerte, ya que las muestras de laboratorio extraídas aún estan siendo analizadas.

“Sólo sabemos que ingresó con el síndrome febril propio del hantavirus y de la leptospirosis, pero hasta que no tengamos los resultados no se puede asegurar si murió a causa de una u otra enfermedad”, indicó.

Por otra parte, el director de Epidemiología de la cartera rosarina, confirmó que los análisis del caso del joven de 24 años oriundo de Victoria, en Entre Ríos, que falleció la semana pasada, revelaron que el deceso se produjo a raíz del virus del hantavirus.

Las autoridades de salud de la ciudad indicaron que la nueva víctima fatal de una enfermedad transmitida por ratones en las islas victorienses, desbordadas de ratas por la creciente del Paraná, estaba infectada por hantavirus y no por leptospirosis.

La leptospirosis tiene un tratamiento de antibiótico específico, pero para el hantavirus esta medicación no es eficiente. Como medida de prevención es necesario andar calzado en la isla, no manipular las cosas del suelo sin guantes y lavarse las manos continuamente.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top