Las madres gestantes que habitan cerca de áreas con tráfico denso corren el peligro de tener bebés prematuros, según una investigación australiana.




El estudio, realizado por científicos del Instituto de Salud e Innovación Biomédica (IHBI, siglas en inglés) de la Universidad de Queensland, señala que la contaminación ambiental es uno de los factores que incide en los nacimientos antes de que el período de gestación llegue a término.


Los expertos australianos comprobaron que los bebés llegan al mundo de forma precoz si sus madres habitan a unos 400 metros de una red de carreteras de alta velocidad o de avenidas con mucho tráfico, informó la cadena australiana ABC.


Los investigadores del IHBI, que entrevistaron a 970 madres gestantes, descubrieron que el tiempo de embarazo se redujo en un 4,4%, de 40 semanas a 38,2 semanas, en aquellas que residían a unos 400 metros de un nudo de carreteras de alta velocidad.


Asimismo, el período de embarazo se reducía, en menor medida, en un 1,1% (39,6 semanas), en aquellas madres que vivían cerca de un grupo de avenidas principales con un tránsito denso de automóviles.


Los científicos australianos también compararon el daño causado por la contaminación de gases provenientes de los vehículos con una exposición prolongada al humo del cigarrillo.


El director de la investigación, Adrian Barnett, dijo que si bien se desconoce a ciencia cierta las causas de los nacimientos prematuros, él cree que en este caso están vinculados "a las toxinas que hay en el ambiente por la contaminación” producida por los automóviles, aunque “tampoco se descarta el ruido” que generan esos vehículos.


Recientes investigaciones en el país ya habían vinculado el impacto de residir cerca de áreas contaminadas por el tráfico con el tamaño del feto y el desarrollo de asma en los niños, pero este estudio da nuevas pistas sobre el parto temprano.


El nacimiento prematuro es considerado como una de las principales causas de muerte durante el primer mes de vida entre los bebés y si las criaturas sobreviven están expuestas a un mayor riesgo de sufrir problemas de salud en el futuro.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top