El glaucoma es un grupo de enfermedades de los ojos que causan el daño progresivo del nervio óptico, lo que trae como resultado la pérdida de la visión. El nervio óptico transmite las señales visuales del ojo al cerebro. La forma más común de glaucoma, el glaucoma primario de ángulo abierto, está asociada con un aumento de la presión del fluido dentro del ojo. Esta presión ocular más alta causa un daño progresivo al nervio óptico y la pérdida de la visión. El glaucoma avanzado puede incluso causar ceguera.




No todas las personas que tienen presión ocular alta desarrollan glaucoma mientras que muchas con presión ocular normal pueden desarrollarla. Cuando la presión dentro del ojo es demasiado alta para ese nervio óptico en particular, se produce el glaucoma. Existen muchos tipos de glaucoma y teorías sobre las causas que lo provocan. Se desconoce la causa exacta del glaucoma y actualmente no puede prevenirse.



¿QUIÉNES ESTÁN EN RIESGO?


El glaucoma es una de las causas principales de ceguera. Las mayoría de las formas de glaucoma se producen lentamente y, por lo general, sin ningún síntoma. Muchas personas no se dan cuenta de que tienen la condición hasta que se ha perdido una gran cantidad de visión. Al principio, afecta la visión periférica o lateral, pero puede avanzar hasta afectar la visión central. Sin embargo, si el glaucoma se detecta en una etapa temprana y se trata con rapidez, por lo general puede controlarse con poca o sin ninguna pérdida adicional de la visión. Es por eso que son tan importantes los exámenes anuales de la vista en personas con riesgo de tener glaucoma. Personas de todas las edades pueden desarrollar glaucoma, aunque se presenta con más frecuencia en:


* Personas de la raza blanca e hispanos mayores de 60 años
* Personas de la raza negra mayores de 40 años
* Personas con antecedentes de glaucoma en la familia
* Personas que tienen factores de riesgo relacionados con los ojos como trauma ocular, córneas delgadas (superficie frontal del ojo), desprendimientos de retina, inflamación de los ojos y ciertas características en la apariencia del nervio óptico
* Personas que tienen ciertas condiciones médicas como diabetes y enfermedades cardíacas.




TIPOS DE GLAUCOMA


De los diferentes tipos de glaucoma, el glaucoma primario de ángulo abierto con frecuencia se produce gradualmente sin causar dolor y sin ninguna señal o síntoma de advertencia. Este tipo de glaucoma es más común entre las personas de la raza negra que entre las de la raza blanca. Puede causar daño y llevar a la ceguera más rápidamente a las de la raza negra, por lo que hacerse exámenes regulares de la vista incluidas las pruebas para detectar el glaucoma son particularmente importantes para las personas de la raza negra mayores de 35 años. Otro tipo de glaucoma, el glaucoma agudo de ángulo cerrado, puede estar acompañado por:


dijo:
* Visión borrosa
* Pérdida de la visión lateral
* Aparición de anillos de colores o halos alrededor de las luces
* Dolor o enrojecimiento de los ojos.


¿CÓMO PUEDE DETECTARSE?


Los exámenes regulares de la vista son un medio importante para detectar el glaucoma en sus etapas tempranas e incluirán:


* Tonometría: medición simple y sin dolor de la presión ocular.
* Oftalmoscopía: examen de la parte posterior del ojo para observar la salud y la apariencia del nervio óptico.
* Prueba del campo visual: chequeo para detectar el desarrollo de puntos ciegos anormales.


El glaucoma generalmente puede ser tratado de forma eficaz mediante el uso de gotas oculares recetadas u otros medicamentos. En algunos casos puede ser necesaria la cirugía. Lamentablemente, por lo general no puede restaurarse ninguna pérdida de la visión producida por el glaucoma. Sin embargo, la detección temprana, el tratamiento rápido y el monitoreo regular son eficaces para retardar la pérdida de la visión en muchos pacientes.
Comparte este artículo con tus amigos
 
Top